¿Cómo deshacer un amarre?

Mi condición de Pitonizza me hace recibir de cuando en cuando mails que solicitan imposibles. Transcribo parte del mail que recibí, protegiendo la identidad del remitente cambiando detalles, nombres y lugares.

“Hola Pitonizza, me gusta tu blog haces un gran trabajo para la comunidad. Quiero pedirte que me ayudes con un favor enorme. Mi esposo siempre fue amoroso, fiel y sincero, un padre excelente para qué… pero de un tiempo acá, su anterior esposa está influyendo en él, haciendo que él vaya donde sus otros hijos, y según me cuentan, él ha vuelto con ella. Ahora, él ya no me rinde como antes, siempre llega cansado, pero me niega tener algo con ella. Estoy segura de que ella lo ha amarrado, ¿cómo puedo deshacer ese hechizo?

Para contestar a mi atribulada lectora, le pido que relea un poco más mi blog. No soy bruja por la sencilla razón de que NO CREO EN EMBRUJOS, todo aquello son supersticiones infundadas, creencias totalmente irracionales que increíblemente se hallan vigentes en pleno siglo XXI. Ante la ingenuidad de las personas que en su desesperación acuden a curanderos, hechiceros y videntes, los charlatanes encuentran verdaderas minas de oro cuya facilidad para ser explotadas es evidente:

  • Para deshacer el embrujo debes contarle todo el problema al brujo, quien hallará la forma de romper el hechizo. En este proceso, el estafador recopila información útil para sacar provecho posteriormente.
  • Los ingredientes de las pócimas, perfumes sigueme sigueme, velas, montes de baño, esencias, jabones saca sal, y demás brebajes, siempre son de calidad siempre y cuando son proveídos por el brujo. Los que se encuentran en tiendas esotericas son “falsificaciones”. Así, el incauto regala su dinero pagando 1 dolar por una vela negra que en el mercado cuesta diez centavos.
  • Cualquier requerimiento del brujo es tremendamente imposible de conseguir. Por ejemplo, el brujo solicitará al incauto sangre menstrual de la amante, preferiblemente fresca, y de su primer día del mes. De esta manera, el brujo desde ya tiene la excusa para culpar cuando el hechizo “no se pueda deshacer”.
  • Siempre el brujo dirá que el incauto es víctima de varios otros hechizos, no solo la ex mujer del marido… está la vecina, la mejor amiga de la infancia, y aquella ex compañera de colegio, todas ellas se han confabulado en contra de la incauta, y el conjunto de sus maldiciones vuelven muy difícil romper los hechizos, lo cual cuesta más y más dinero.
  • El as bajo la manga de todo brujo es la “falta de fe”. Si nada pasa, siempre se puede atribuir a que “faltó fe”.

Solo hace falta una pizca de pensamiento racional para derribar los mitos en torno a las hechicerías. En casos sensibles como los sentimentales, la razón se puede nublar, pero es importante quitarse la venda de los ojos y no dar crédito a anuncios que ofrecen “regresar al ser amado en 12 horas”.

Una reflexión final: si ciertamente existiera algun modo oscuro de amarrar a una pareja, ¿no resulta mezquino hacer uso de estas artimañas en contra de la voluntad de una persona? ¿No evidencia falta de autoestima recurrir a magia para reconquistar a la pareja? ¿Qué tanto puede durar una persona “hechizada”?

(Visited 26 times, 1 visits today)

Facebook comments:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>