10 años como Pitonizza #bloganiversario

Descarga gratis mi libro 10 años como Pitonizza, click en el libro.

Descarga gratis mi libro 10 años como Pitonizza, click en el libro.

Una década. Ya pasó una década desde la primera vez que hice “click” por primera vez en un artículo para un blog. Entonces no imaginaba el alcance que tendrían mis letras. Escribía sin pensar en las consecuencias, básicamente era una especie de desahogo. Siempre fui una mujer solitaria, que prefiere conversaciones en vez de bailes. Por ello, el blogging era perfecto para mí. En mis medianos treinta, en vez de salir a bailar, me quedaba escribiendo. Y fui llenando de palabras ese espacio virtual que poco a poco atrajo una audiencia que no entiendo cómo llegó, pero ahí está y le agradezco a todos su presencia en este, mi hogar en la Internet.

He blogueado periódicamente desde el 2007. Esos primeros meses en los que pensaba que nadie me leía, usaba este espacio como un lugar para expresarlo todo, confesiones sexuales, hasta remordimientos. Mostré mis culpas y pecados. Me mostré auténtica, desenfadada. Mostré desde mis menstruaciones hasta mis crisis existenciales. Les narré mis desventuras económicas. El ser tan descarada atrajo la atención de “pajeros virtuales”, trolls, y lo más importante, gente maravillosa que me siguió en mi blog desde entonces.

La popularidad de un blog es algo que marea, y admito que me pasó. Cometí desmanes, usé esta plataforma para quejas, lamentos, desquites, venganzas y tonterías que quienes me siguen desde el principio bien han de recordar. El haberme vuelto popular me nubló tanto que perdía el sueño si no contestaba un comentario, pasaba horas enteras revisando el código o cambiando templates. El blog se volvió un monstruo y me estaba devorando en vida.

Pronto pagué las consecuencias. En ese momento mi vulnerabilidad era extrema, estaba sola y deprimida, el blog lo era todo para mí. Lo usaba en mi defensa. Jugué con palabras y hechos ficticios de los que fui matizando el blog cuando la información que había expuesto creó heridas en seres que amé. Seguí escribiendo regularmente aunque ya no con la misma frecuencia de la época en que fui blogstar (2008-2010).

Desde 2011, cuando empezó el éxodo masivo de lectores de los blogs hacia las redes sociales, siempre mantuve un modesto flujo de visitas que me ha permitido seguir escribiendo, pues el blog “se paga solo”. Además, en ese año fue cuando llegó al Ecuador mi hermoso gringo, quien me mantuvo alejada del blog y curó mi adicción a la Internet.

10 años como Pitonizza

Este libro es un compilado de los artículos más populares en la categoría Amor y Sexo. Los más polémicos, los más comentados, los que fueron compartidos muchas veces, todos reunidos en este e-book exclusivo para los suscriptores de Pitonizza Punto Com.

Estadísticas 10 años

1,605 Posts
12,979 Comentarios
Akismet me ha protegido de 142,637 comentarios spam.
Al momento de escribir este artículo hay 12 usuarios online.
La mayor cantidad de usuarios online fueron 304 invitados en Febrero 24 de 2011 a las 5:05 pm.

Top Posts del día de hoy

20 formas de hacer dinero en Ecuador

Cuando la amante es más digna que la esposa

Masturbación para vírgenes

Tengo 13 años y quiero tener sexo

Hechizos de amor… ¿funcionan?

Sígueme sígueme: el perfume

 

El futuro de Pitonizza Punto Com

Mi website es mi carta de presentación y espero mantenerlo lo que me resta de vida. Aquí seguiré escribiendo mis opiniones y punto de vista sobre los temas que captan mi atención. Espero retomar la radio, adoro locutar. Sin embargo, mi prioridad ahora es escribir historias de ficción, sin embargo, siempre habrá algo que tenga que escribir para este blog.

 

© 2016, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2016, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 117 times, 1 visits today)

(Visited 117 times, 1 visits today)

Comments Closed

Los comentarios se han cerrado.