Admitiendo mi ateísmo

El pedagógico artículo de Lunas Azules explica la diferencia entre agnosticismo y ateísmo. Siempre tuve una busqueda espiritual, desde que la rebeldía consecuencia del régimen católico-militarizado de mi infancia me empujó fuera de las misas, rosarios e iglesias. Fluctué entre raras creencias orientales, que aún adopto pues en el budismo hay preceptos que bien he podido adaptar a mi mundana vida para hacerla más llevadera: yoga, meditación, pranayamas, reiki, todo aquello que me sido útil de una u otra manera, sobretodo para domesticar mi carácter que -confieso- por momentos fue indomable. Me sentí inclinada al panteísmo, acogiendome a la creencia de una divinidad superior que todo domina, bien sea de forma de leyes naturales, físicas o como querranos llamarlas, que ponen un orden universal. Me decanto aún hacia tal postura, despersonificando completamente la idea de un dios que interactúa con el hombre a través de plegarias respondidas a través de milagros.

Al ver apagarse a mi madre hace varios meses, dejé por un momento mi “soberbia” humana que me hacía negar a papito Dios. Un día, mientras leía sobre metastasis y tumores, le pedí a dios modifique eso. Si supuestamente Narcisa de Jesús con su intersección “sanó” a una niña que nació sin genitales de forma milagrosa, yo pedí algo infinitamente más fácil: desaparecer el linfoma que minaba la vida de mamá. ¿Qué pasó? Nada. Un linfoma no hodcking que ha hecho metástasis comprometiendo órganos vitales de manera que todo el organismo estaba en estado séptico, no se cura con cadenas de oración. No hay nada que hacer. Dios no existe. No le importó lo mucho que le pedí desaparezca esa maldita enfermedad del cuerpo de mamá. No. Igual ella ahora no existe. Igual que ese dios por el cual perdí mucho tiempo de mi infancia en catequismos, comuniones y misas.

El que mi marido sea ateo convencido desde hace muchos años no ha sido factor determinante a mi ateísmo confeso. Él no influye en mí, ni siquiera en cosas infinitamente menos importantes como para convertirme al barcelonismo, mucho menos él es el “culpable” que ahora me desprenda por completo de cualquier precepto teológico. Desde antes de la pérdida prematura y abrupta de mi madre, ya yo estaba inmersa en lecturas ateístas que me hacían alejarme de toda creencia, que según ahora entiendo -puedo estar equivocada- solo servían de placebo:

Me aferro a la vida: creo en la reencarnación.

  • Me aferro a la vida: creo en el cielo.
  • Exijo justicia, venganza o lo que sea, pero no tengo para abogados ni para pagar un sicario: creo en el infierno que existe solo para que se hundan ahi mis enemigos.
  • Extraño a mi mamá: creo en la resurrección de los muertos.
  • Deseo algo imposible: creo en los milagros.

Las creencias reflejan las frustraciones o deseos humanos. Si soy demasiado adulta para creer en hadas, gnomos o genios embotellados, entonces debo creer en que diosito escucha las oraciones, siempre que se digan con suficiente fe. Ahora, acepto mis frustraciones, acepto que me aferro a la vida, así que para acabar con aquella frustración, he empezado a aceptar que todo tiene su final. Ahora no me obsesiona la busqueda de “justicia”, simplemente olvido los agravios, ignoro las ofensas y sigo mi camino sin hacer daño a los demás. Y no creo en milagros, creo en el trabajo, en las consecuencias de ser una persona humanitaria, solidaria, generosa y justa, aceptando y tolerando los defectos de los demás.

No soy atea por rebeldía, aunque lo parezca. Me acepto como atea pues ahora voy por el mundo sin un dios a más de Sir Martin Lee (God) Gore.

(Visited 2 times, 1 visits today)

Facebook comments:


Comments

  1. Ey, gracias por la mención :-) Aunque reniego del adjetivo “pedagógico” porque luego de la especialización en docencia que estoy siguiendo, he terminado por odiar todo lo que se etiquete así 😛 ji ji

    Pues sí, más que haber diferencia entre ser agnótico y ateo, hay paralelismo. Se puede ser los dos a la vez, de hecho eso es lo más común. Yo no sé si hay una tetera cósmica flotando en el borde del universo pero creo que no. 😉

  2. Me encantan tus posts sobre ateísmo! Nunca tuve que pasar por una situación tan triste como la que pasaste, aunque si paso que a mi papa le diagnosticaron cáncer, y confieso que dije “Ojala no sea grave, que no haya hecho metástasis” pero nunca dije “Dios(jesus, etc) curale el cáncer” ya me parece algo estúpido desde el fondo de mi, pero admito que “le rogué” a algo o al alguien que fuese nada: es algo inherente al ser humano, pero ese algo no existe! Lo creamos nosotros! Y como vos, mantengo la mente abierta a la posibilidad de un dios creador y que no influye en nuestras vidas, algo muy parecido a la idea de la Pacha Mama y otras deidades “naturales”.

  3. El concepto de Dios que tu manejabas talvez era equivocado, muchas veces se maneja la creencia en un Dios Mago que hace milagros y esas cosas, pero la realidad del Dios del cristianismo es distinta. Tal concepto se centra en la figura de Jesucristo, Quién se predica varios conceptos que tu manejas en tu vida, tales como: solidaridad y justicia. Jesús se muestra siempre preocupado por el prójimo, aterriza los conceptos primitivos del antiguo Testamento, y nos invita a vivir el amor.
    El amor de una madre por sus hijos, es un ejemplo de un milagro. donde el sacrificio que se da a Dios es la abnegación (ya no es necesario quemar cabritos y ovejas)y el favor obtenido de Dios hasta cierto punto es sólo hacer lo correcto. No podemos caer en conceptos equivocados como el de hacer algo a cambio de otra.

    Jesús siempre llama a seguir nuestra cruz en esta vida, la cruz que tenemos es muy individual puede ser un familiar enfermos, el ser responsable por una familia con tener un salario de obrero, son cosas difíciles por eso se les llama cruz. Tampoco te digo que la vida es un continuo sufrimiento.
    Jesús nos llama a romper con el egoísmo y Él nos pedirá cuenta por lo que habremos hecho por los demás nos preguntará: tuve hambre? me diste comer, tuve sed? me diste de beber. Porque dela forma que actuemos con los más pequeños y menos desafortunados de esta vida, será la forma en que habremos tratado al mismo Jesús.

    Desde esta visión de Dios no entiendo los motivos de tu Ateísmo, aunque la respeto.

    También creo que no es necesario minimizar la fe de las personas, comparando la creencia en Dios con creer en fantasmas y genios.

    También te diré que asisto regularmente a misa e incluso colaboro con ciertas tareas pastorales, pero es cierto que existe mucha religiosidad, veneración de estatuas, y cosas folclóricas como procesiones que para mi son desacertadas en la Iglesia. Pero con todo intento respetar estos conceptos de la gente que difícilmente pueden ser cambiados.
    Por lo demás un buen articulo.

  4. Pero si esta consciente de que practicas como veneración de estatuas y otros rituales son desacertados por ,nombrar uno, el mismo hecho de que son practicas que la biblia textualmente condena, porque entonces seguir asistiendo la misma iglesia?, creo que tener una religión al ser una cuestión de fe uno debería esforzarse por encontrar la que uno vea como completa pues se supone que estamos hablando de organizaciones que representan a un ser espiritual supremo y perfecto. Eso es solo a manera de pregunta porque siempre he notado que la mayoría de las veces personas son devotos de tal creencia o fieles de tal religión pero principalmente por cuestiones familiares, costumbre, folclor mismo, mi novia y yo somos jóvenes, tengo 21 y ella 22 y hemos hablado ,como toda pareja que ya alcanza cierto nivel de confianza y comodidad en una relación, de casarnos y dado que su familia es extremadamente católica y ella se ha ido librando de muchas creencias pero aun su deseo es de casarse en una iglesia, de blanco y con cura y todo, y por mi parte creo que eso es algo a lo que no estaría dispuesto a acceder, a pesar de que estoy entre ateo y agnóstico y no seria un problema por lo mismo, creo que seria algo hipócrita de mi parte tomar parte en algo tan ceremonial, de tanto significado espiritual, algo realmente serio cuando para mi seria un mero tramite.

    Con lo relacionado al post, es verdad, en un momento de tanta tensión, tristeza, desesperación y sobre todo impotencia he pedido la ayuda desesperada en mi mente a un ser superior pero obviamente nada sucedió, como dijeron mas arriba es algo inherente en el ser humano, así como preguntarse cosas que aun no es posible imaginar ( ojo no estoy diciendo explicar) como que había antes del principio del universo, o que hizo que en los principios de nuestro planeta las primeras moléculas de aminoácidos se acoplaran y luego empezaran a auto-multiplicarse formando la primera cadena de ADN; el universo para nosotros los humanos es y tal vez seguirá siendo infinito, lleno de energía, vida y cosas que no hemos visto, estudiar ingenieria y matarme estudiando física por vocación me hace apreciar y preguntarme aun más temas así, puesto que la física demuestra y nos explica como funciona todo pero lo que no nos dice es porque.
    El mismo Richard Dawkins ateo hasta las mismas mismas, científico, que lleva la batuta en despedazar y refutar toda doctrina religiosa en nuestros días, lo escuche decir en uno de sus propios documentales, que el no cree en un dios porque simplemente no hay prueba de que exista, no hay rastro alguno, NADA, pero tampoco podía decir con un 100% de certeza que no había la posibilidad de que exista, probablemente lo dijo basándose en lo que dice el método científico, pero yo tampoco puedo negarlo, y ademas me gusta el pensar que hay algo que simplemente es inexplicable, superior que me inspira a investigar, a cuestionar, ademas de que es mi vocación y me gusta aprender.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>