Alerta Tarjetas Clonadas

El día de hoy acudí al ATM del Banco del Pacífico ubicado en el centro comercial Unicentro, en pleno centro de Guayaquil. El cajero rechazó mi tarjeta dos veces, ante lo cual, probé con la otra máquina, sucediendome lo mismo. El error que salía en pantalla era “número de tarjeta erróneo”. Ingresé inmediatamente a la oficina de servicios al cliente adyacente a donde me encontraba. La señorita que me atendió muy cortesmente me comentó algo que pongo a consideración del público que lee este blog para que tomen las medidas de precaución.

Semanas atrás una red de delincuentes ha ubicado en algunos cajeros dispositivos para clonar las tarjetas. Mi tarjeta fue clonada, y ante la falta de fondos disponibles, no sufrí pérdida de dinero. Lamentablemente hay personas que fueron perjudicadas ante lo cual, el banco como medida de protección al cliente procedió a anular por sistema todas las tarjetas que aparentemente fueron insertadas en los cajeros intervenidos. No tengo idea de cómo es posible que el banco haya rastreado las tarjetas que fueron clonadas, sin embargo, no a todos los clientes se les bloquearon sus tarjetas. Si algún directivo conoce algo más al respecto que pueda darnos luces al respecto agradezco muchísimo información oficial.

Lo que critico es la falta de una advertencia de que mi tarjeta fue anulada, pues perdí valiosas horas de mi vida regresando a casa a recoger mi libreta para poder retirar los fondos por medio de la ventanilla. Un mail de aviso me hubiera sido de mucha utilidad, y fue la sugerencia que le hice a la guapa dependiente.

Agradezco públicamente la ayuda que se me prestara en dicha agencia y de paso, aprovecho para transmitirles algunos consejos que me fueron dados:

  • Fijarse muy bien de que en la ranura donde se inserta la tarjeta no hayan adminículos ajenos al cajero. Si bien es cierto soy muy despistada, yo siempre me fijo en esas cosas lo cual significa que los delincuentes han perfeccionado estos dispositivos para robar la información electrónica de la banda de la tarjeta.
  • Tapar con la cabeza al escribir la clave, pues los delincuentes también adosan microcámaras que graban los dígitos de las claves personales.
  • El sentido común lo manda: no hacer caso de carteles ajenos a los que colocan en los bancos así como jamás dejarse asesorar de personas “comedidas” que ayudan cuando el cajero se niega a dar dinero.
  • Revisar los movimientos de la tarjeta vía Internet para que ante cualquier sospecha, acudir al banco a denunciar el hecho.

Conclusiones inútiles

  • El haber estado “chira” me salvó que me roben.
  • El poner ojos de caricatura de animé al borde del llanto hace que las cajeras y dependientas de los bancos se conduelan.
  • Cuando me intentan tocar el bolsillo me inspiro a postear en este abandonado blog.

© 2010, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 140 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. No es tan fácil mi estimada Pito; las nuevas tecnologías permiten accesos casi indetectables, como se explica en…

    http://slidesha.re/cYqCmi

    En todo caso, los duplicadores de tarjetas los pueden tener en cualquier parte, por lo que es mejor evitar dar la tarjeta en lugares de poca confianza.

Los comentarios se han cerrado.