Asanas invertidas en el yoga

Las asanas o posturas del yoga, son más que posiciones circenses que buscan asombrar a un público espectador. En mi clase de yoga, tras casi 2 años sin practicar ni siquiera un flor de loto, realicé un Sarvangasana, o postura de la vela, que es la posición de pararse sobre los hombros. Me divierten mucho estas posturas, ya que al ser atípicas, siento toda mi sangre regresar a mi cerebro y alimentar mis neuronas con sangre fresca (!)

Para hacerla hay que estar acostada boca arriba con los brazos a los costados y las palmas de las manos mirando el suelo. Dobla las rodillas hasta llevarlas hasta tu abdomen mientras apoyas tus manos levantando tu cuerpo y sosteniendolo de la cintura. Intenta que todo el peso de tu cuerpo repose en tus hombros, no en tu cuello. Respira profundamente, endereza bien tus piernas poniendolas de forma recta, perpendicular al piso. Si bajas tus piernas hacia atrás, la postura cambia de nombre a Halasana, reposando tus manos en el piso. De esta manera harás presión el el chackra de la comunicación, muy útil si trabajas con tu garganta, como en mi caso, que me gano la vida hablando. Aún si no crees en los chackras, los beneficios físicos son evidentes, y el estado de bienestar general es innegable hasta para el más escéptico.

Sirshasana

Intenté Sirshasana sin éxito. En esta postura todo el peso del cuerpo descansa sobre la cabeza. Se la conoce tambien como la reina de las posturas del yoga. Segun mi maestro, esta postura previene muchas enfermedades, cura algunas, se recomienda hacerla 10 minutos al dia. De cuclillas busca tu punto de equilibrio, tus manos y pies reposan en el piso poniendo todo el peso de tu cuerpo en tus codos, luego subes la rodilla derecha en el codo derecho y la izquierda en la izquierda, mientras elevas tu cuerpo. Con la ayuda de una pared puedes sostenerte. Impulsa tu cuerpo y manten la postura. Me resultó imposible, pues aún estoy muy desequilibrada emocionalmente para poder dominar mi cuerpo, pero lo lograré, seguiré intentando. A pesar de que suena complicado, esta es una de las posturas básicas del yoga, y una de las más benéficas. Según mi maestro, está contraindicada para personas que sufren de hipertensión.

Una clase de yoga siempre es divertida. Estoy orgullosa de no haber perdido mi flexibilidad y elasticidad a pesar del tiempo que llevo sin practicar. Y uno de los beneficios más importantes de los cuales puedo dar mi testimonio real, es la facilidad con la que dejo el tabaco cuando practico yoga de manera regular.

Imagen tomada de Yogaatoz

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 347 times, 1 visits today)

(Visited 347 times, 1 visits today)

Comments Closed

Los comentarios se han cerrado.