Atribuciones secretariales

Graciela es una chica, como su nombre lo indica, muy graciosa. Pongo su nombre real pues ella misma no respetó su privacidad al ponerlo en el timeline de twitter. ¿No comprenden nada? Recapitulo todo: Graciela es la secretaria de Eustaquio, es una asistente muy inteligente, ágil, habla inglés mucho mejor que yo, (a quién quiero engañar, yo no hablo inglés). Ella hace todo el trabajo logístico de mi Eustaquio, es como dicen, su mano derecha. Hasta me he enterado, que es ella quién eligió algunos de los regalos que Eustaquio me ha hecho, como el baño de burbujas con sales marinas exfoliantes. Cualquier hombre común no tiene idea de la existencia de estos menjunjes. En cambio nosotras las mujeres nos fijamos en estos detalles, nos encanta embadurnarnos con todo tipo de cremas y espumas. Poco a poco me di cuenta de que Graciela era quien me compraba esas cosas, y Eustaquio no tenía idea de qué se trataba el regalo hasta que yo lo abría en su presencia.

Como secretaria Graciela lleva la agenda de Eustaquio y le ha anotado incluso las fiestas familiares de mi parentela, de modo que los planes de Eustaquio están en función de los cumpleaños de mis padres, y sobrinos, para no perderse esos magnos eventos. Todo bien hasta aquí. Es más, diría que perfecto… hasta que ayer Graciela me envía un mensaje que debía ser privado por Twitter.

eustaquio

Al parecer, el dejar el TwitterFox abierto, le resultó irresistible a la ágil secretaria de Eustaquio, y al no poderme ubicar al celular, pues lo tengo apagado, en vez de enviarme un mail como la gente decente, me escribe vía Twitter. Menos mal no puso el lugar donde estaría reunido Eustaquio, ni el número de teléfono y la extensión que debía marcar si necesitaba hablarle.*

Con todo esto, llego a las siguientes conclusiones:

  • Una secretaria sabe todos los secretos de su jefe. ¿Eso incluirá contraseñas?
  • La secretaria llega a conocer mucho a la mujer del jefe, pues hasta ahora no ha fallado con los detalles que me ha comprado. ¿Como sabría Graciela que mis flores favoritas son las rosas blancas? Pues creo que ella fue quien eligió el ramo de flores de San Valentín.
  • Por muy “pilas” que sea la secretaria bilingüe de mi Eustaquio, ¿el sentido común no le llevó a suponer que un mensaje de esa naturaleza debía enviarse por mail?
  • ¿Está bien que la secretaria sea quien compre los detalles enamoradores?

Dejo abiertos los comentarios para conocer sus opiniones.

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 72 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. Personalmente yo preferiría que no me den nada si es que esa persona no me compra el regalo. Una cosa es que ella lo aconseje y otra es q él ni por enterado sepa lo que te va a regalar (ojo, es mi opinión personal). Normalmente le digo a mi novio que no me de nada (si, soy de esas). Mas disfruto los momentos que salen del corazon, y no forzadas por algun evento especial. Soy de las que hago regalos en cualquier día del año y no necesariamente en las fechas “especiales”. Sino q lo hago cuando me nace, cuando encuentro algo que sé que le va a gustar, se lo doy. Pero bueno, en todo caso, las intensiones del Economista son buenas 🙂

  2. Yo creo que hasta cierto punto esta bien … nadie tiene el tacto como una mujer para los regalos .. supongo que por ese motivo Don Eu le confió una tarea tan importante a la Secre … Lo importante es la intención y al fin de cuentas quienes disfrutan los regalos son Don Eu y tu .. Peero eso si … 100% mosca siempre … el ojo del amo engorda el ganado ..

Los comentarios se han cerrado.