Bailes de todos los tiempos

Bailar: la actividad humana más horrenda

A toda mujer le gusta bailar. Esa frase pierde todo sentido cuando esa mujer soy yo. Aparte de bailar feo y mal, los ritmos generalmente son horrendos, las letras sexistas. Además, al ser tan alta, destaco en cualquier pista de baile, impidiendo el poder esconderme por pudor y verguenza de que me vean bailar. Por eso, nunca bailo. A menos que sea a la luz de las velas, abrazada, con la profunda voz de Barry White envolviendo la atmosfera. Ese fue el preambulo de la concepción de de mi hija. Pero eso es otro tema.

Éxitos de siempre que seguramente detesté en su época.

  1. Lambada. Prefiero otros modos de ser morboseada.
  2. El baile de la botella. La forma más eficaz de lucir vulgar.
  3. El baile del perro, mono o cualquier otro animal. Sobran las palabras.
  4. Murcielaguito. Cuando Kathia Elisa estaba flaca y no era hermanita, la coreografía era espantosa y la letra, una oda al miembro viril. Ahora ella paró de sufrir.
  5. Macarena. Puaf. Tildenme de amargada. Nunca hice ese ridiculo.
  6. La mosca (inmortalizado por Flor Maria Palomeque Pequeñeque) ¡Gran mérito mover así el trasero!
  7. El baile del swing. No sé donde queda mi izquierda, asi que nunca me verán moverme a ese ritmo.
  8. Chacarrón. Todo lo que se pone de moda empieza a fastidiarme a los 2 días y llego a detestarlo para siempre.
  9. Sopa de Caracol. No solo el nombre de la canción es feo. Los pasos eran horribles también.
  10. El Meneito. El padre del regeton. No, qué estoy hablando, cualquiera de las cosas que he mencionado hasta el momento son infinitamente superiores a esa peste.

¿Amargada? Prefiero a ser catalogada así, que perder mi glamor y elegancia bailando.

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 73 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. Hablando de esos ritmos ahora harán un reality sobre aquello, los concursitos de baile se están poniendo de moda, las disques copias de Bailando por un sueño

  2. jajajajajajajajjaa la macarena y el meneito son clasicas! jajajajaja jajajajaja
    A mi si me gusta bailar, para que negarlo, pero aqui el problema es que pocos saben moverse bien y una salsa mal llevada es peor que una cerveza hecha caldoepata!

  3. Bueno comparto en eso de bailar, ni por mas que intento, naranjas que se puede (tengo 2 pies izquierdos), y peor intentar bailar las canciones que pones, pero bueno con copas, mejor dicho con botellas encima ahi si lo que venga, ademas cuando toca, toca.

Los comentarios se han cerrado.