Mi reconciliación con Cristo

Los últimos meses me he retirado casi en un 90% de las redes sociales, apagando el bullicio de opiniones, temas poco trascendentales, y discusiones entre bandos. Ese silencio me llevó a cuestionar muchas cosas, posiciones e ideologías que creía sustentadas en la razón fueron cayendo de mi cabeza, como la corona de un rey que se cree que lo sabe todo y por ello ostenta el símbolo de su sabiduría.

Un rayo me iluminó despojándome de algunos prejuicios*

 Seguir leyendo... (1077 words, 1 image, estimated 4:18 mins reading time)

Meditación con el gato

Quiero compartirles una práctica que he venido realizando por varios meses y que me ha brindado beneficios en mi salud y una baja en mis niveles de estrés. Y lo más importante, una experiencia mística felino-humano de esas que llevan a pasajes coloridos, llenos de ojos de gato. Para meditar con el gato hay que tener un gato, valga la aclaración. Un gato con el que sintamos una conexión especial. Un gato que viva contigo y que se acueste en tu cama. Porque cuando se acuesta es indicativo de que es hora de meditar. Sí, esta meditación la dirige por completo el gato. El gato decide la hora y duración de la sesión diaria.

 Seguir leyendo... (362 words, 1 image, estimated 1:27 mins reading time)

Cuidado con la Perezitonitis

Los parásitos del tiempo son aquellas actividades que nos hacen desperdiciar la oportunidad de aprender, mejorar, colaborar o avanzar. Cualquier actividad que nos aleja de esos verbos —acciones— es un parásito del tiempo. Una actividad que necesita de tu atención para existir, por eso es un parásito, se alimenta de los momentos en que consumes con ella. Adicciones, malos hábitos, proyectos dejados a medias, todo esto debido a no haberse desparasitado a tiempo.

 Seguir leyendo... (496 words, 1 image, estimated 1:59 mins reading time)

Las malentendidas brujas

Las brujas somos reales, existimos, pero no somos como lo que han descrito por ahí. Las brujas de hoy pasamos desapercibidas en las sociedades en las que nos desenvolvemos. Algunos curiosos detectan nuestros inusuales intereses o habilidades adivinatorias —en mi caso, esporádicas—. Otros se sienten fascinados por uno que otro aspecto brujeril. Y nunca faltan los que se espantan por nuestra constante blasfemia de pretender adorar a una diosa interna, la diosa que vive dentro de cada bruja, en lugar del dios impuesto hace poco tiempo por algún emperador.

 Seguir leyendo... (489 words, 2 images, estimated 1:57 mins reading time)

¿Por qué no nos alcanza el tiempo?

La excusa favorita para justificar el sedentarismo, la desidia, el conformismo en general, es siempre la “falta de tiempo”. Para mi modo de ver, solo cuando se tienen mellizos lactantes es que no se tiene tiempo para nada. Son muy pocas las personas que hoy se atreven a tener 14 hijos, así que digamos que más que falta de tiempo, es falta de organización y de compromiso con las metas.

Vivir con un propósito le otorga importancia a todos esos momentos muertos en los que pudiéramos ir acercándonos a nuestros sueños, pero al no darnos cuenta por estar viviendo en automático, los dejamos ir, y minuto que pasa no regresa. Así el tiempo se va como agua entre los dedos sin ser aprovechado de forma inteligente.

 Seguir leyendo... (744 words, 1 image, estimated 2:59 mins reading time)

La luna, la belleza y los signos

Seguramente habrás escuchado que cortarse el cabello en tal o cual fase de la luna de la luna favorece o retrasa su posterior crecimiento. O que la luna y los astros ejercen influencia en las personas de acuerdo a su fecha de nacimiento. Yo creía que eso eran supersticiones, hasta que empecé a prestar atención. Poco a poco he ido retornando a lo natural, sincronizando mis ciclos con los de la naturaleza. Por ejemplo ya no me quedo en la computadora, frente a su luz artificial, hasta llegadas altas horas de la noche. Me he ido amigando con la luna, notando como su ciclo influye en el mío. Siendo más consciente de esta influencia, he regresado mis ojos al cielo, encontrándome con las constelaciones que giran e “ingresan” en el trayecto lunar. En mis investigaciones he descubierto algunos tips que hoy comparto con ustedes:

 Seguir leyendo... (1740 words, estimated 6:58 mins reading time)

Escenas cortadas de las pelis porno

Quienes consumen material visualmente provocativo donde se aprecian a una, dos o más personas en actos impúdicos que la moral cristiana reprueba, se habrán dado cuenta de que por muy gráfica que sea una película de estas malsanas*, hay escenas que nunca pasan el filtro de la edición.

 Seguir leyendo... (482 words, 2 images, estimated 1:56 mins reading time)

  • ¿Trajiste condones?
  • Vístete y te vas.
  • Vístete, llegó mi marido.
  • Te amo.. ¿cómo dijiste que te llamas?
  • Ups. tengo que comprar la pastilla del día después.

Comprometida conmigo

Cuando alquilamos nuestro tiempo a otra persona, es decir, cuando trabajamos en relación de dependencia, nos comprometemos a llegar a cierta hora, a cumplir ciertas tareas, incluso nuestro lunch lo tomamos en un tiempo predeterminado que debe respetarse. A cambio de eso conseguimos un pago ya sea fijo, ya sean comisiones, un pago al fin y al cabo que depende de cumplir el compromiso adquirido. Los empleadores controlan que sus empleados cumplan lo que han prometido, obligándolos en algunos casos a timbrar una tarjeta, o a reportarse con un supervisor que también es controlado por alguien superior a él. ¿Qué sucede en cambio con las personas que no trabajamos en relación de dependencia? ¿Ante quien nos comprometemos? Ajá… exacto. El compromiso es con nosotros mismos.

 Seguir leyendo... (791 words, 1 image, estimated 3:10 mins reading time)

La información irrelevante

Siglos atrás, la información era limitada. Resultaba bastante complicado encontrar libros, pues eran escritos a mano. Cuando un libro contenía información que contradice a lo que la iglesia enseña, el libro se reducía a cenizas. Eso pasó con bibliotecas enteras. La información viajaba a caballo, por caminos borrascosos. Las cartas tardaban meses en llegar. Qué diferente es ahora: cualquiera con conexión a Internet puede publicar lo que piensa, ya sea en un libro, un blog, o en redes sociales. Nos enteramos prácticamente en tiempo real de lo que pasa en cualquier punto del planeta. Eso nos ha llevado al otro extremo: la información se desborda, y un gran porcentaje de esta es simple y llana basura.

 Seguir leyendo... (1034 words, 1 image, estimated 4:08 mins reading time)

50 años después 

Me despierto aturdida de lo que creía era una larga siesta. No reconozco nada de lo que me rodea. Estoy en un lugar que no conozco ¿una cueva? No lo sé. Camino hasta dar con una luz que me lleve al exterior, donde me encuentro con una cálida escena: un atardecer que pintaba el cielo con bellos colores.

De pronto un vehículo de forma ovoide surca el cielo haciendo un leve zumbido. Se detiene sobre mí ¿es un ovni? Una mujer de mi edad, con vestuario ajustado de color blanco y negro, y con una gorra de policía desciende de la nave.

 Seguir leyendo... (328 words, estimated 1:19 mins reading time)

Microcuento: ejercicio de escritura libre 

No suelo compartir los escritos que hago que son parte de talleres o ejercicios de escritura creativa. Sin embargo, en esta ocasión el resultado me ha dejado sorprendida. 

Os dejo con este microcuento improvisado, gracias a la app de @literautas. Si gustan pueden sugerir un título para este cuento. 

Sin evidencias no podemos ayudarlo.

Las anécdotas no constituyen una prueba para el método científico.

Ningún médico serio, psiquiatra o psicólogo va a perder tiempo en un caso como ese.

 Seguir leyendo... (1101 words, estimated 4:24 mins reading time)