Booo, ¡la censura!

Yo no veo televisión. Prefiero gastar energía eléctrica de otras maneras. Solo supe que ese programejo Jorge Luis sin censura (o José Luis sin censura), acertadamente desapareció del aire. Una completa alcantarilla, temas horrorosos, gente sin el mínimo recato para caerse a golpes, en el irresponsable horario de las 19h00. Lo censuraron al “sin censura”. ¡Bien hecho! Así quisiera que censuren el regeton.

Leyendo a Gomez Lecaro editorialista de El Universo me entero de todo el barullo. Gomez Lecaro defendiendo a Jorge Luis (José Luis… como sea). ¡Oh, libertad de expresión pisoteada por el régimen de facto! ¡Nos quitan el derecho a ver mi*rda por televisión! Permítanme contarles una anécdota antes de seguir con este tema:

La vecina de atrás de mi casa tiene una chica (no más de 14 años) que le ayuda con los quehaceres domésticos, quien se queda al cuidado de la niña de la casa, una preciosa criatura de 5 años. Cuando la dueña de casa se va, la chica pone maldito, maldito regetón a todo volumen. Entre una de las frases, la adolescente regetonera canta a vivo pulmón “soy el dueño de tu cama, soy el que te la mama“. Mi madre se quedó estupefacta. Le sugerí que hable con la vecina para que tome medidas con la chica, pues no es posible que le permita escuchar esa porquería a la pequeña niña. ¿Qué hizo la dueña de casa? Inhabilitar el equipo de sonido. Ahora traslademos este ejemplo sencillo al caso de que en vez de regeton, la chica pusiera José Luis sin censura. ¿Cómo puede decidir una niña de 14 años si eso es bueno o es malo? ¿Tiene el criterio suficiente? ¿Cómo controlar a las personas que nos colaboran en casa (niñeras, empleadas, cocineras, lavanderas) e impedirles que expongan a nuestros hijos a esa basura en nuestra ausencia?

Según palabras de Gomez Lecaro: “No necesitamos que un funcionario público escoja la programación por nosotros.” Entonces, por la libertad de expresión, permitamos la necrofilia televisiva. Es lo único que nos falta para terminar de caer más bajo.

Vamos a los hechos tal como están. Ya cayó esa mi*rda. Ahora falta que se barra con todo programa que trate sobre la vida privada de personas del espectáculo, ya sean cantantes, actrices, actores, músicos, bailarines, futbolistas, vedettes, modelos, peluqueros, reinas de belleza, en fin… si un programejo basa su argumento en escudriñar los secretos, amoríos, escándalos, deudas, hijos sin reconocer, peleas entre tecnocumbieras, en fin, un penoso e interminable etcetera: QUE CAIGA LA CENSURA, aunque se rasguen las vestiduras todos los editorialistas del universo. ¿Qué aportan esos programas? ¿Es loable defender su existencia todo por abanderarnos en el libertinaje de expresión? Como que está de moda oponerse a toda decisión gubernamental.

Ahora quisiera que me cuenten de qué trataba Buenos Muchachos y por qué es tan lamentable su desaparición. Las veces que perdí mi tiempo viendo ese “show”, solo vi un tipo cuyo ego es inversamente proporcional a su talla. Con risas a lo “Marcello Tinelli”. Nada risible ni original. Pare de contar. Nunca quise ver más. Me hartó a los 2 episodios. Talvez no le di la oportunidad y el programa en realidad es buenísimo, a pesar de copiar las risas de Tinelli. A lo mejor es una crítica incisiva e inteligente que me he perdido por ir a vomitar después de ver tanto ego derramado. Lo más seguro es que me perdido una joya de la televisión ecuatoriana, de esas que hacen época. Como no lo vi mas de un par de veces, no puedo juzgar. Por eso les pido a uds, estimados lectores que me cuenten ¿qué perdió la televisión ecuatoriana con el veto a Buenos Muchachos? Lo bueno es que siempre queda como último recurso YouTube.

Como soy en esencia Esotéricca, voy a predecir los comentarios a este post:

  • Te ha lavado el cerebro Correa con su sonrisa.
  • La censura solo es signo de represión.
  • Que censuren la cadena de los sábados.
  • Y el comentario de cajón. ¿Te gustaría censuraran tu blog? No pienso desvirtuar el post respondiendo a esa pregunta que si me da la gana, la contesto en un post completamente diferente.

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 97 times, 1 visits today)

(Visited 97 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. La policía te está extorsionando (todo es percepción, a un conocido le amenazaron de muerte si es que no aflojaba un billete fué a poner la denuncia y la policía le dijo que no la ponga mejor, para así no aumentar sus estadísticas de secuestro y extorsión)
    pero ellos viven de lo que tú estas pagando
    y si te tratan como un delincuente (a quién ose pensar diferente)
    no es tu culpa dale gracias al regente
    Hay que arrancar el problema de raíz
    y cambiar el gobierno de nuestro país (solo que cambien algunas cosas seria muy bueno)
    A la gente que está en la burocracia
    a esa gente que legustan las migajas
    Yo por eso me quejo y me quejo
    porque aquí es donde vivo
    yo ya no soy un pendejo
    que no wachas los puestos del gobierno
    hay personas, que se están enriqueciendo (buró político)
    Gente que vive en la pobreza
    nadie hace nada porque a nadie le interesa
    La gente de arriba te detesta
    hay más gente que quiere que caigan sus cabezas
    Si le das más poder al poder,
    más duro te van a venir a coger, (censura, crisis economica, degradación de educación superior)
    porque fuimos potencia mundial
    somos pobres nos manejan mal. (bueno la mayoria porq otros se vuelven muy ricos)

    Dame, dame, dame todo el power
    para que te demos en la madre
    giveme, giveme todo el poder
    so I can come around to joder

    Porque no nacimos donde no hay que comer
    no hay por que preguntarnos cómo le vamos a hacer (trabajando sin esperar dádivas del gobierno)
    Si nos pintan como unos huevones,
    no lo somos. Viva Ecuador cabrones!!!!
    que se sienta el power ecuatoriano
    que se sienta, todos juntos como hermanos
    porque somos más, jalamos más parejo
    porque estas siguiendo a una bola de pendejos? (Ajaaa a esos Correa, Nebot, Patiño, Febres Cordero y Cia.)
    que nos llevan por donde les conviene
    y es nuestro sudor lo que los mantiene
    los mantiene comiendo pan caliente
    ese pan es el de nuestra gente.

  2. Algunos pensamientos sueltos:

    Una cosa es la libertad de expresión y otra el libertinaje de expresión. Las personas tenemos derecho a una vida digna y a que nada violente esa dignidad, por supuesto, tampoco la programación de TV debe hacerlo. También es necesario, como ocurre en la mayoría de países civilizados, que exista un horario de protección familiar que se respete; y los programas que requieran un criterio formado se transmitan fuera del horario familiar. Las personas tenemos también derecho a la honra y al buen nombre, y los programas de televisión que emiten ofensas pueden incluso incurrir en el delito de injurias, calumniosas o no. También es misión del derecho proteger la orientación ética de la sociedad, en realidad, el derecho se orienta hacia valores y en ello radica su legitimidad: valores que la sociedad considera esenciales para seguir subsistiendo. Tal como se debe perseguir la mala práctica médica, que es una práctica efectuada fuera de la “lex artis” o ética profesional, se debe censurar la mala práctica periodística y de comunicadores sociales que persiguen exclusivamente objetivos económicos y la opresión de los pueblos a través de la ignorancia, sin ningún lineamiento ético ni respeto por la dignidad de los demás.

  3. Luego de la pereza de leerme todos los comentarios, te digo, el que ve Buenos Muchachos para ver a Pinoargoti (pereza escribir bien el nombre) está mal. Mira las secciones o sketchs o como se diga, ahí está el condumio. En fin, como decía en twitter: si ya le tocó el 8 al presi que se aguante, es humor sin rencor y con mucho candor. Además quién pierde? la tv? no creo, aquí como dice el viejo adagio popular: el que se pica pierde. Juas!
    ¿Acaso sientes que alguien pierde?

  4. Mmm… mi querido Palulo, o sea, yo prejuzgué al ver al enano ese intentar hacerme reír y por ello me retiré en estampida para no seguir escuchando su horrible voz, habiendome perdido los sketchs, todo el condumio.

    Lo que pasa es que al parecer el presi tiene bastante de Pitonizzo… ante una opinión diametralmente opuesta, se cabrea y manda a todos a la verch. ¿Han notado las similidudes con mis reacciones? La diferencia es que yo estoy conciente de mi horrible humor y predecible caracter. En cambio, de primera fuente conozco asesores presidenciales que están cansados de que sus consejos sobre prudencia y diplomacia caigan en saco roto.

  5. Contestando a Silvi: ¿cómo defines libertad y libertinaje? cualquier división de ambas es subjetiva y su imposición como ley es arbitraria y por tanto ilegítima. La ley no debe servir para “orientar” (imponer) una determinada moral, la ley debe servir para castigar agresiones objetivas a derechos individuales (comportamientos no éticos. Moral y ética no son lo mismo). Aunque muchos estén de acuerdo, yo insisto en afirmar que incluso un horario de protección familiar es un acto de censura ilegítimo -por más popular que sea esta idea- porque la responsabilidad sobre el consumo de contenidos (como cualquier otro consumo) le corresponde a las personas no al productor. La responsabilidad del productor implica no cometer agresión o fraude en los productos que hace, pero al consumidor le corresponde la decisión de consumir y en qué forma lo hace.

    Otra cosa, los fines de los comunicadores sociales (mientras no exista fraude) es de su incumbencia no de la tuya, si sus fines son económicos, pues bien, son perfectamente legítimos por ser fines pacíficos y más aún porque buscan crear valor y riqueza. Nos equivocamos si creemos que los medios deben ser algún tipo de beneficencia o niñera dirigidos u orientados por el Estado, tal cosa, en el mejor de los casos es paternalismo, pero en los peores, como el nuestro, es una aberración, censura, coerción, perversión del derecho.

  6. Este tema si que a dado de que hablar.

    Yo estoy en contra de la intromisión estatal en nuestras vidas. Un gobernante no puede decirme qué ver y qué no ver, o qué pasar en mi canal y qué no (no tengo un canal pero sería bueno, y cuando lo tenga quien decida la programación seré YO). En eso se basa mi libertad, en la capacidad de decidir qué basura meterme en el mate qué no, cuáles estupideces hacer y cuáles no. No puedo tolerar que el burócrata de turno decida por nosotros, lo que es mejor para nosotros, es simplemente una incongruencia.

    Yo no veo televisión (prefiero desperdiciar mi tiempo sentado en el centenario), además desprecio ese programa basura de Jose Luis Sin Censura, Laura en America, Maritere, Vamos con todo, Guayaquil Caliente, el noticiero del 10, el del 5, Doraemon y las películas baratas que pasan en el 4 a las ocho de la noche, sin embargo estoy conciente de que no se puede imponer mi modo de ver las cosas a toda la sociedad en conjunto.

    No se puede legislar con la moral personal bajo el brazo.

    Por mas que odie el reggeton, por mas que odie El Extra, por mas asqueroso que sea Jose Luis Sin Censura, no se los puede prohibir a menos que estén cometiendo un crimen (agredir la vida o propiedad ajena) pues lo contrario sería prohibirlos por inmorales, y la moral no responde mas que a apreciaciones subjetivas.

    Muy aparte de todo esto, no existen personas “ignorantes” incapaces de decidir qué hacer y qué no. Esa es una forma despreciable de concebir la sociedad. No se puede menospreciar a los demás individuos solo porque no son como uno quisiera. El hecho de no haber tenido estudios, o de tener 17 hijos, o de ser chiro o aniñadito de samborondón, no nos hace incapaces de decidir por nosotros mismo y autogobernarnos.

    Saludos

  7. Lo dije y lo repito: hay que higienizar a fondo la cultura en el Ecuador, no sólo la televisión. Y justamente porque el ecuatoriano promedio es un cretino -y lo digo como elogio, no como insulto- es que debe combinarse la censura oficial con el boycott de cada ciudadana y de cada ciudadano a la basura mediática-reggetonera-chichera.

  8. Estoy de acuerdo con respecto al programa jose luis sin censura, era malo para mi gusto. De ahi con los programas de farandula
    quisiera que se pusiera mas control, porque no es lo mismo entrevistar a alguien, que hostigarlo al punto de perseguirlo donde
    vaya, hostigarlo y para colmo de males si alguien los insulta o empujan estos seudo periodistas denuncian a las personas en la fiscalia
    ojo no todos los periodistas de farandula son asi, pero algunos sí, y bastante. Lo de buenos muchachos me parece politico, claro que el programa
    no era de lo mejor, pero ahí pasaba, todo es cuestion de gustos. Ah y no censuren al muñequeo ni al padrino, al menos ponganlo bien noche

  9. Yo creo que están haciendo un mal uso de la palabra moral. Esta palabra no se usa para designar lo bueno o lo malo y tampoco es subjetivo. Lo moral es más como una formula matemática. Si en una sociedad de 100 personas 70 consideran que algo es bueno, entonces el hecho se tacha de bueno, pero si sólo 40 opinan que es bueno, pues es malo (Claro que en la sociedad los datos no son tan estadísticos) Y es debido a esto que la moral no es definitiva y es propensa a cambios.
    Así que apoyar sus juicios de valor en la moral es incorrecto.

    Yo no soy Ecuatoriano, pero sé lo que es TV basura. Y quería hacerles notar las siguientes cosas:
    Lineas arriba leí un comentario que apelaba a la fuerza, decisión y coraje de su pueblo para sugerir que este haya tenido una buena instrucción. Pero no puedes apelar a las respuestas frente a un malestar para afirmar esa instrucción, porque lo mismo puede protestar un obrero despedido que un oficinista despedido.
    Otra cosa que he notado es el arraigado pensamiento anti censura. Pero también he de acotar que no sólo es un tema de a quién se calla y a quién no dado que manejar un medio de comunicación es manejar el PODER de difundir tu opinión. Además que dicho poder no es cedido por la sociedad mediante ningún mecanismo, si no que es un poder adquirido mediante el uso del capital.
    En mi particular opinión es comparable con pagar por obtener un asiento en el congreso.
    En mi país existe algo de 5 canales de señal abierta, cosa que casi puede ser considerado con un oligopolio y creo que como todo oligopolio debería de ser controlado de alguna manera. Aunque creo que la sola mención de algún tipo de control espanta a los periodistas y casi por defecto(Y de forma curiosa) a muchos de sus espectadores.
    No opino sobre Ecuador, porque no se si se trata de algún escenario parecido.
    Un escenario donde no pueda ser tolerable casi ninguna censura es aquel donde las posibilidades de expresión sean individuales. Algo así como el internet.
    También hago notar la afección muy humana de optar por el simplismo y la pasividad.
    También hago notar que la retórica no es un argumento.
    También hago notar que la intolerancia tampoco es un argumento.
    También hago notar que un juicio de valor tampoco es un argumento.
    También hago notar que ya me hago tarde…

    Espero que, mis opiniones, de alguna manera empujen aunque sea un poco la moral a mi favor porque, como diría Miguel Abuelo: “Tengo confianza en la balanza que inclina mi parecer”.

    Un saludo de un estudiante de Economía a la verdadera libertad de expresión y mis disculpas si alguien se siente ofendido pero ya para irme a la U los dejo con una de mis frases preferidas: “TODOS TIENEN LA RAZÓN PERO NADIE ME HARÁ CAMBIAR DE OPINIÓN”, aunque quizás me equivoque.

    PD: No veo TV.

Los comentarios se han cerrado.