Bromas inaceptables a los niños

No soy una madre perfecta, de ninguna manera pretendo ponerme como ejemplo. Sin embargo, dentro de mi imperfección y metidas de pata materna, nunca cometí tamaña estupidez como la que presencié semanas atrás, hecho que a continuación les narraré:

Estaba yo caminando a las 2 de la tarde por De Prati, (me parece que es la esquina de Chile y Aguirre, corrijanme si me equivoco). Para quienes viven en Guayaquil, saben sin lugar a dudas que dicha calle es muy transitada, tanto con vehículos como por peatones. Mientras yo iba absorta en mi mundo, escuchando mi música sin meterme en la vida de nadie, noto como a la altura de Tía (esquina aún más peligrosa), una niña de máximo 3 años de edad, lloraba amargamente. Su llanto llamaba la atención de muchas personas que ya estaban rodeandola curiosas. Un guardia acuclillado intentaba sacarle información sobre su mamá, con quién estaba, desde qué hora estaba perdida. Seguí mi camino a paso menos apresurado que de costumbre, pues es mi lema “si no ayudas no estorbes”. Pocos pasos más adelante, tras uno de los pilares gruesos del edificio de Federal, un par de BESTIAS (no hallo un epiteto que le haga justicia a esas estúpidas), se reían. Me detuve completamente, sacándome los audífonos para comprobar lo que mi intuición ya había deducido. Esas mujeres eran parientas de la niña. Una de ellas era la madre. Entre ellas se escondían mientras una quería convencer a la otra de “dejala nomás”… quise apagar mi tabaco en la cara de estas descerebradas, pero simplemente me alejé. No sé qué pasaría con la pobre niña, hasta qué hora esas brutas habrán seguido con su broma cruel y absurda. ¿Para qué iba yo a meterme a increparles el trauma terrible que le estaban causando a la niña? ¿Para que me digan “metida”?

Los padres somos los llamados a proteger a nuestros hijos, a guiarlos, a enseñarles lo que está bien, a educarlos, a alimentarlos, a darles amor sobre todas las cosas. Esas bromas estúpidas de escondersele a un niño que aún no sabe ni expresarse bien, a más de inhumanas, no solo le cuestan lágrimas al pequeño. Generan desconfianza, crean un trauma, originan resentimientos, pues adivino que pocos minutos después, las taradas esas aparecerían para  burlarse del llanto de la pequeña y decirle “ya, ya, no pasó nada”. ¡Y si pasaba un taxi y se llevaba intempestivamente a la pequeña! Pero no pasó nada…

Entre las cosas que más me indignan está el maltrato al menor. Y aunque para esas inhumanas eso fue “solo una broma” para mi eso es maltrato, vejación, burla que no tiene perdón ni excusa.

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 53 times, 1 visits today)

Facebook comments:


Comments

  1. Bestias es poco para calificarlas… Dejando a un lado la mala experiencia que la pequena estaba teniendo es el hecho de que le estaban infundiendo temores e inseguridades que la van a dejar marcada por mucho tiempo por no decir por vida. Los primeros 5 anios de una criatura son el pilar de su subsiguiente desarrollo como ser humano.
    Ojala mas adelante la pequena cuando llegue a su adolescencia no se le pierda a propósito y ahí la bestia esa de madre que tiene será la angustiada y llorona.. El mundo da vueltas y creo firmemente que en esta vida los seres humanos pagamos las consecuencias de nuestras buenas, malas o pésimas decisiones!!

    Ser padres es una aventura diaria, pero aun en medio de los errores que cometamos en el camino, estos deben ser involuntarios y no a propósito como esta desalmada…ni en broma se le hace eso a ningún menor de edad y peor una criatura tan pequena…

    Salu2…

  2. Esas no pueden llamarse seres racionales, porque hasta el animal tiene su instinto de proteccion a su cria, y decirles bestias estamos insultando al animal que si se preocupa; deberian quitarle ir a algun sicologo

  3. increible.. deberían denunciar a esa pseuda-madre a algun organismo de protección infantil.

    Lbien dice el dicho: la estupidez humana no tiene límites.. Cuando uno cree que alguien alcanzó el tope de la idiotez, aparece otro y supera esa marca.

  4. wow que brutalidad.
    Pero hay padres que hacen cosas similares, claro en menor medida. Como decirle a sus hijos, me voy te quedas alli solo, o ya no te voy a quere, o voy a buscar otro nino porque eres muy travieso, etc.
    A los ninos, creo yo, nunca hay que castogarlos de esa forma, porque lo que se logra es bajar su autoestima, y hasta aumentar su rebeldia.

Leave a Reply