Image

Archive for Vida

Dinero vs. felicidad

Nuestro propósito en este mundo es ser felices. Buscamos la felicidad propia y de nuestros hijos constantemente. Solo que a veces buscamos en lugares inadecuados y de formas incorrectas o simplemente estúpidas. Pensamos que el dinero da la felicidad y por ello hipotecamos más de la mitad de nuestra vida a un trabajo agotador que aporte dinero constante para comprar esa felicidad que nadie vende. No es el trabajo lo que nos pagan. Nos pagan por nuestro tiempo, y ese tiempo es invaluable pues nunca volverá, no se puede retroceder, poner deshacer, tener otra oportunidad. Tarde nos damos cuenta de que la felicidad no la venden en ninguna parte. Que la publicidad nos ha engañado descaradamente. Que las tarjetas de crédito mintieron hablando de momentos felices a pagar en cómodas cuotas sin intereses. A ellos no les interesa la felicidad. Solo mantenernos endeudados, ese es su más alto interés. Es el sistema capitalista, que está bien, pues genera riqueza y trabajo, pero tiene una gran trampa: te hace creer que serás más feliz comprando cosas. Si te crees esa trampa capitalista, te tendrán trabajando y pagando para siempre.

 Seguir leyendo... (445 words, estimated 1:47 mins reading time)

Gracias Volcán Cotopaxi

Hoy los reporteros facebookeanos se encargaron de mostrar fotografías impresionantes de la actividad de las fumarolas del Cotopaxi. Lejos de entrar en pánico y no tan entusiasmada por la superstición católica que señala que nuestro país no será destruído por desastres naturales, sino por malos gobiernos (!), vi dichas fotos con la misma admiración lejana que produce ver en una foto un volcán en erupción en Hawaii. Así de insensible. Así de superficial. Así de simple. O como lo dijo el filósofo Roberto Baquerizo:

 Seguir leyendo... (393 words, estimated 1:34 mins reading time)

Soledad con Vista al Mar

De la pluma del joven dramaturgo guayaquileño Cristian Cortez, nos llega Soledad con Vista al Mar, una historia compleja que muestra las diversas facetas del amor: el amor filial, el amor a la patria, la ausencia, la esperanza. Los personajes se mueven como llamando a la tragedia, anticipándola, abonando el terreno para que el desenlace sea inevitable. Esta obra está cargada de mucho simbolismo y como tal, su interpretación no debe nunca hacerse de forma literal. La crítica social que el autor propone, pone el dedo en la llaga, desnuda las taras de nuestra idiosincrasia, dice las verdades de forma a veces cruel, a veces adornada con eufemismos.

 Seguir leyendo... (423 words, estimated 1:42 mins reading time)

La esperanza de un mundo decadente

No sé si atribuirselo a Internet, la globalización, los alimentos procesados o los smartphones. El punto es que actualmente vivimos en una sociedad que produce y consume porquería, tanto visual como musical. La gente convierte a completos tarados en celebridades. Y surgen modas cada vez más superfluas, como reflejo de lo vacuo de la mente colectiva de las masas.

 Seguir leyendo... (485 words, estimated 1:56 mins reading time)

Intenciones, molestias y daños

Los seres vivos actuamos por una intención, ya sea instintiva, ya sea más racional, pero siempre hay una intención en nuestros actos. Reconocer que algo fue sin mala intención a veces es difícil, pues significaría dudar de nuestra propia capacidad para interpretar a los demás. Pero ¿somos capaces de interpretar a los demás? ¿O lo más frecuente es que los malinterpretamos?

Es posible que haya quienes intencionalmente actúan de manera que afecte al prójimo. Estas personas tóxicas simplemente es mejor ignorarlas, a no ser que se tengan las técnicas correctas para hacerla recapacitar de sus intenciones, y esa labor titánica a veces puede resultar en tiempo perdido si es que no nace del malintencionado el deseo de cambio.

 Seguir leyendo... (696 words, 1 image, estimated 2:47 mins reading time)

Frases que no diremos nunca más

Incluso hay quienes nunca las han dicho: nuestros hijos.

 Seguir leyendo... (135 words, estimated 32 secs reading time)

  • Dale la vuelta al disco.
  • Está mal la revolución, ¡ese disco es de 45!
  • Se me enredó mi cassette.
  • Mi mamá dejó el teléfono con candado.
  • Pedí una canción en la radio, ojalá no hable el locutor porque la voy a grabar.
  • Ya que te paraste, súbele el volumen al televisor.
  • Dejé programado el VHS para grabar la novela.
  • ¡Cuelga el teléfono que tengo que entrar en Internet!
  • Necesito comprar una caja de diskettes para bajar la canción que me falta.

Ni a Plutón le importa

Me causa risa ver cómo hay quienes se apasionan rallando en el fanatismo, acerca de temas tan etéreos y lejanos como un Planeta, al que por “error” de administración “cósmica”, el mismo doctor Neil deGrasse Tyson había postulado su degradación a “planetoide”.

Hoy y gracias a la sonda espacial “Nuevos Horizontes” de la NASA, se pudo dar fe de que el “planetoide” Plutón no es tal, pues aunque su tamaño y órbita son muy peculiares, este “señor” tiene más lunas que nuestro mismísino Planeta Tierra.

 Seguir leyendo... (251 words, estimated 1:00 mins reading time)

Cosas bonitas que se ven en un bus

4 años compartidos con mi esposo hasta ahora me han dejado una enseñanza clave en la vida: enfocarse en lo positivo siempre es la mejor actitud. Es facil si vives en un bonito barrio en L.A. Pero hacerlo en Guayaquil es un verdadero reto. Aún cuando vivíamos en Durán, él siempre me lo recordaba. “No te fijes en lo malo, cambia tu atención a lo que está bien”. Pero ¿qué puede estar bien dentro del caos que representa la avenida Samuel Cisneros a la entrada de la Primavera 1? En ese momento no lo entendía, pero poco a poco fui moviendo mi atención. Mi actual punto de vista me hace encontrar frutos frescos en bonitos platos multicolores. Comerciantes que venden chucherías y novelerías de las que me encanta ponerme. El cincuentón es un paraíso donde encuentras baratijas que disfruto: vinchas, areticos, reposteros… el buen ojo se fija en lo útil que puede ser un trasto y por 50 centavos y mucha creatividad lograr un detalle ya sea para decorar la casa o el cabello.
Esa apreciación a las cosas más sencillas hace que cosas más lindas sucedan. Y aunque suene muy new-age, se atraen situaciones, personas y cosas sintonizadas al mismo nivel en el que tenga puesta mi atención.

 Seguir leyendo... (535 words, 1 image, estimated 2:08 mins reading time)

El Papa vino y se fue

Hace 30 años vi a un Papa. Lo vi ilusionada, ilusión que fue abonada en el colegio de monjas al que acudía, que nos hablaba del amor y el mensaje de paz que traería Juan Pablo II. Nos hablaron de un Papa peregrino, de un vocero del mismo Dios, un hombre de paz, Su Santidad, el Pedro de nuestros días. En ese momento, con doce años a cuestas, estaba hinchada de deseos de ver a ese Papa que seguramente afianzaría mi fe. Pues por mucho que quise ver en la Eucaristía al cuerpo de Cristo, y nunca lo vi, mi infantil mente de ese entonces pensó que ver al Papa afianzaría mi fe. Recuerdo vívidamente cuando el avión aterrizó y Karol Wojtyla se arrodilló y besó el suelo ecuatoriano. “Ahora estamos benditos” pensé. “No nos volverá a pasar nada malo, no más inundaciones o terremotos o gente muerta”, tal vez mi mente infantil se espantó con lo del Fenómeno del Niño y cosas así. Dios no permitirá eso en Ecuador, ya el Papa nos besó el suelo del aeropuerto.

 Seguir leyendo... (754 words, 1 image, estimated 3:01 mins reading time)

Dia Internacional Contra la Homofobia

¡Y pensar que yo también fui homofóbica! Shame on me! Es la información lo que ahora me lleva a empatizar con una pareja independientemente del género u orientación sexual. Ya no me escandalizo de las manifestaciónes de amor de dos personas del mismo sexo, así como tampoco me escandalizan las de dos personas de sexos opuestos. Es igualmente incorrecto la discriminación positiva donde se dice “tolerar” siempre que no sea delante de mí, o mis hijos. Es hipócrita. Leer e informarme sobre la comunidad LGBTI me abrió los ojos.  No juzgo desde mi estrecha heterosexualidad la amplia diversidad de orientaciones o identidades.

 Seguir leyendo... (419 words, 1 image, estimated 1:41 mins reading time)

Crónica de #MMMGuayaquil2015

pitonizza marcha marihuanaLa convocatoria se hizo a las 3 de la tarde. Llegué ahí puntual, 3:03 pm me estaba bajando de la OCP junto con dos chicos con traza hippie. En el lugar estaban pocas personas, pero se las reconocía de inmediato. O tenían expandidos los lóbulos, o tatuajes artísticos preciosos, o cabello de colores. Por primera vez yo pasaba desapercibida. Bueno, no tanto, creo que era la persona más adulta ahí presente. De momento fue así. Los organizadores de Guayaquil Cannabico me hicieron la entrega de las volantes promocionales que fueron dadas a todos los presentes. Me senté en la vereda relajada, escuchando en mi iPod las sagradas notas de Depeche Mode, como siempre. La gente empezó a llegar en oleajes, muchas más personas, chicos y chicas estrafalarios. Pero esos no me impresionaron. Me impacté con un chico que lucía como testigo de Jehová, listo para ir a predicar de casa en casa. Muy bien presentado, pulcro, discreto. Pero luego lo vi gritar por el autocultivo. mmmguayaquil2015

 Seguir leyendo... (571 words, 2 images, estimated 2:17 mins reading time)