Image

Archive for mujer

Oración a la mujer

Mujer nuestra.
Que estás en la tierra.
Planificados sean tus embarazos.
Acepta como sea tu cuerpo.
Hágase tu voluntad en libertad y sin hacer daños a terceros.
Danos hoy la expresión de tu feminidad todos los días.
Perdónate tus histerias, así como nosotros las entendemos
Y no te dejes vencer por el machismo
y líbrate del feminismo odia hombres
Amen. Sin tilde.

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mujeres antifeministas

¿Cómo es posible que una mujer se haga antifeminista, que se ponga en contra del movimiento que lucha por los derechos de las mujeres…? Haré un poco de historia para explicar mi caso, cómo llegué al antifeminismo y por qué insisto en alejarme de cualquier etiqueta. No me extenderé en detalles, pues este artículo tiene invitadas especiales, así que en otro artículo me extenderé con mis razones para darle la espalda al feminismo.

 Seguir leyendo... (2569 words, 1 image, estimated 10:17 mins reading time)

¿Por qué nos arreglamos las mujeres?

Aunque no estemos descompuestas, las mujeres nos “arreglamos” en mayor o menor medida, igual que los hombres. Es cierto que las mujeres nos vestimos para atraer a los hombres quienes nos buscan para conseguir sexo, su “única” motivación para salir o estar con una mujer es para poder “poseerla” sexualmente. Entonces el hombre impone sus parámetros, él es quien decide que este año las mujeres nos tengamos que planchar el pelo y treparnos en tacones tipo plataforma, ya no en stilettos, esos serán requeridos por los hombres en otoño del 2016. Son los hombres los que se inventaron las proporciones 90-60-90, y los mismos cochinos hombres fueron los que idearon los corsettes y fajas para oprimirnos. Y hablando de opresión, el sostén es un invento machista que busca ir contra natura, al poner las tetas fuera de las leyes de la gravedad, suspendidas justo a la altura que el hombre lo quiere. Es el hombre el que nos exige el uso de pestañas postizas. El Patriarcado, el sistema para oprimir mujeres, liderado y manejado absolutamente por hombres machistas que no cuestionan sus privilegios, pues al ser hombres tienen el privilegio de lucir su pancita cervecera. Mientras tanto, a las mujeres nos oprimen las fajas y las abdominoplastias, auspiciadas por hombres, claro está, y utilizando como objeto a la pobre Kim Kardashian, clara víctima de opresión. Sobretodo en las partes que se faja.

 Seguir leyendo... (1474 words, 2 images, estimated 5:54 mins reading time)

Cabello de colores

Iba a contarles la aburrida historia del por qué me decidí a llevar el pelo de todos los colores del arcoiris. Pero para no aburrirlos con eso, mejor les haré una lista de cosas que solo entienden quienes tienen el cabello de fantasía:

 Seguir leyendo... (724 words, 1 image, estimated 2:54 mins reading time)

  1. La decoloración es tu nemesis, especialmente si eres como yo, de cabello azache oscuriiiiisimo. Para llegar al nivel adecuado para colocar color fantasía tuve que pasar por varias decoloraciones que me costaron mucho dolor, literal dolor pues me quemé el cuero cabelludo en la primera vez que lo intenté. Es que yo daría mi cabeza en bandeja de plata por ponerme esos colores pasteles.

Los pelos de más

Como una forma de reinvindicación de la libertad de la mujer, algunas chicas han optado por dejarse el pelo de las axilas. A pesar de ser algo tan irrelevante que no afectaría ni al capitalismo ni al cuco patriarcado, estas niñas alzan sus brazos victoriosas, su pilosidad abundante es un trofeo. Es un gran contraste con el bando de las depiladas. En este bando están las que ven con desprecio sus pelos y los arrancan aunque duela. E invierten ingentes cantidades de dinero para combatirlos. Hasta ahí, todo bien. Hasta que las peludas quieren imponer sus pelos a las depiladas y éstas tachan de “sucias” a las peludas.

 Seguir leyendo... (443 words, estimated 1:46 mins reading time)

El Feminismo de las cabronas

La figura paterna se ha venido muy a menos últimamente, por ese malentendido feminismo “cabrón” y lo etiqueto así porque abundan las páginas de Facebook donde se lee el orgullo de las cabronas o princesas chingonas. Estas páginas, con bromas fáciles de digerir que sitúan a la mujer en un sitial de inalcanzable, bella, perfecta hacen un lavado de cerebro que va creando la idea de que ser mujer es ser superior y cuando se es “cabrona” es porque no se necesita a ningún hombre porque ninguno “daría la talla”. De acuerdo a las edades de las cabronas, las jóvenes se autocatalogan como “princesas”. Las madres solteras se llaman a sí mismas “guerreras” o “heroínas” Pero si analizamos estas mujeres superiores que dicen no necesitar a ningún hombre pues son “mejores” o “así estamos bien”, veremos matices de traumas que explotan de modos diversos.madres separan a sus hijos de su padre
Las “princesas” no son más que niñatas queriendo llamar la atención de formas a veces suicidas y autodestructivas como la bulimia y anorexia, dicen no necesitar de un hombre, pues buscan la perfección que ningún novio les va a brindar. Otra clase de “princesa” son las que llevan como grito emblemático “yo porque puedo”, y llenan las redes sociales de fotos provocativas cuando aún no desarrollan sus cuerpos de adolescente. Estas chicas de formas más promiscúas, sin establecer vínculos de amor con ningun chico, vanalizan el sexo y no se “atan” a ningún compromiso.
En estos casos la princesa embarazada pasa a formas parte de las filas de las guerreras, las mujeres que son madres solteras, que sacan adelante a su hijo y lo educan formandolo como hombre de bien. Pero no siempre sale tan bien.

 Seguir leyendo... (967 words, 1 image, estimated 3:52 mins reading time)

Una mujer desnuda

La desnudez nos vuelve vulnerables, nos expone. Eso, para quien siente que quiere proteger parte de sí, ocultar, guardar, es lo que impide que todos se desnuden. Por eso muchas personas se escandalizan ante un desnudo. Por ello es noticia cuando empiezan a circular fotos de celebridades o personas conocidas en paños menores o totalmente sin ropa alguna. Quien se escandaliza ve extraño que haya alguien que no tenga vergüenza o no quiera ocultar nada. Alguien que tenga esa fortaleza y desvergüenza de mostrarse tal cual, sin hábitos, ropas, cubiertas, disfraces. Alguien que no le importe el juicio popular de “desnuda = zorra”. Juzgan a otras personas por sus propios demonios y luego cuando ven que alguien desafía lo que ellos no pudieron, a las mujeres desnudas nos llaman sin vergüenzas. Desde el desnudo más sutil y velado por sombras y claroscuros, hasta el desnudo genital pornográfico, quien quiera desnudarse que lo haga por las razones que quiera y del modo que le dé la gana, guardando las distancias con los infantes, por razones meramente dictadas por nuestra sociedad actual.

 Seguir leyendo... (493 words, 2 images, estimated 1:58 mins reading time)

Esmaltes machistas

Otra forma de “micromachismo” fue detectada en el cuartel general del feminazismo. Sucedió más o menos así:

14 de Julio 2015, 11h00 -5GTM
– ¡Atención compas! ¡Un nuevo atentado del patriarcado se perpreta en el importante mercado de esmaltes de uñas! ¡Masglo, sí, la marca favorita de las mujeres víctimas de cosificación, le puso a un nuevo esmalte el nombre de “buscona”!
esmalte machista

– Mamáááá, Masglo me dijo facilona zángana.
– Ya cállate y sigue depilandote las axilas.

La pelea se desencadenó en Twitter donde podremos leer las opiniones en contra de los nombres atrevidos “machistas”.

 Seguir leyendo... (286 words, 1 image, estimated 1:09 mins reading time)

adelgaza tu conchita gorda

No pude evitar el responder con un blogpost al artículo que aparece en una de esas páginas para mujeres que solo se fijan en su apariencia y nada más que en su apariencia, sin alimentar el aspecto intelectual, cultural, artístico de las féminas. Es que hasta hoy no me había dado cuenta de que lo que vulgarmente se conoce como “camel toe” es una clase de obesidad que hay que combatir, ya sea con los consejos de perogrullo del estilo “vigila tus calorías, monta en bicicleta” todo por tener un pubis seco, plano, que no se vea a través de las leggins.

 Seguir leyendo... (386 words, 1 image, estimated 1:33 mins reading time)

Las tetas según el feminismo

Como saben, soy antifeminista. No me puedo colar en el movimiento que reclama derechos por género ya que al hacerlo, le estoy negando derechos a otra persona, solo por el crímen de haber nacido con pene, y con las ganas de ejercer su pene y todo lo que su pene representa: caballerosidad, galanteo, proveedor y lider de familia. Cuando he manifestado esto, se me ha tachado de machista. Yo pensaba que machista era el que suponía una superioridad del hombre, yo no puedo ser considerada machista cuando desde los inicios de este blog he escrito para las mujeres, apoyándolas, recordándoles su valor. No ser machista no significa automáticamente ser feminista, porque en mi caso no lo soy. Las feministas sobretodo de la nueva era, que acusan a las mujeres de cosificarnos cuando mostramos nuestro cuerpo y seguimos estándares occidentales de belleza (delgadez, maquillaje, depilación), nunca se llaman a sí mismas hembristas, a pesar de que los límites son más que difusos. Como no estoy en ningún extremo, ni parezco barbie cosificada, no hay rastro de silicona en mi cuerpo, a veces me descuido y no me depilo por semanas, en ningún caso me considero feminista. Va más allá de los pelos de más.

 Seguir leyendo... (794 words, 2 images, estimated 3:11 mins reading time)

La opinión de los demás

Por primera vez en mi vida escribo un post sin primero pensar el título. Porque en mi época de gloria bloggera los artículos llegaban a mí como inspiración divina, sentía como que me dictaba alguien en mi cabeza las palabras. Ahora que casi no tengo tiempo para el blog, con tantas cosas y proyectos de la vida real, no es tan sencillo.

 Seguir leyendo... (416 words, 2 images, estimated 1:40 mins reading time)