Compañeros de buseta

Soy una busetera empedernida. No suelo usar la metrovía, pues prefiero caminar. Y uso taxi solo cuando salgo con mi hija. La tacañez me impide pagarle a un taxi generalmente destartalado $5 cuando podría pagar $0,25. No pierdo glamour viajando en buseta, no tengo complejos, ni me derrito al mezclarme con el prójimo, por muy “cholo” que sea. En fin, soy chola en buseta, en bus o en carro, el punto al que quiero llegar es que soy usuaria orgullosa de buseta. Eso sí, nunca me verán en una OCP, alboruta, 33, 42 en resumen, cualquiera de esas unidades en las cuales simplemente no entro ni parada ni sentada. Mis piernas son tan largas que no entro, si voy parada debo ir con la cabeza sesgada. Bien, en mis viajes diarios buseteando por Guayaquil, me fijo en quien sería mi compañero de asiento, para ello he creado una lista de tips que les pueden ser útiles a quienes me leen:

  • si hay como elegir con quien sentarse, fijarse que la persona aparente haber tomado una ducha hace menos de 6 horas. A veces resulta engañoso, pues me ha tocado sentarme junto a alguien que lucía pulcro pero su hedor era el horror de Pepe Le Pù.
  • sentarse al pasillo. Como les comenté más arriba, mis piernas son muy largas y los buseteros se las ingenian para colocar una fila de asientos más, dejando un espacio de menos de 3o cm, así que indefectiblemente, debo sentarme ahi.
  • si la compañera de buseta está muy gordita, tambien evito sentarme a la ventana, pues como soy tan flaca, creen que pueden utilizar 1/4 del lugar que me corresponde. Prefiero ir parada.
  • otra ventaja de ir al pasillo es que si pasa algo fuera del bus, léase accidente, desfile, avistamiento de ovnis, pelea callejera, tu compañero de buseta no tendrá reparos en montarse encima de ti para asomarse por la ventanilla.
  • si la única persona que queda para compañero de asiento luce como latin king o cantante de regeton (que es casi lo mismo), prefiero ir parada, y al estribo, para poder lanzarme del bus, si se le ocurre perrear en mi presencia.
  • si se sube el horrendo gordo que balbucea “canciones” exigiendo dinero, me lanzo del bus. Prefiero perder la vida que ese subser me toque (es atrevido, si no le das, te toca el hombro hasta que aflojes 25 centavos… asco).
  • evitar sentarse junto a alguien somnoliento. Es muy molesto tener que quitarse de encima alguien que duerme y babea.
  • evitar sentarse junto a una señora con un bebé. Me da mucha pena tener que alejarme de los bebés, pero como todos sabemos, ellos sienten fascinación por agarrar los cables, y si se llega a filtrar un vestigio de tecnocumbia o regeton, puedo enloquecer. Asi que, por mi salud mental, debo usar audífonos. Y los audífonos no se mezclan con bebés.
  • darle el asiento a alguien que lo necesite. Sé que no estoy embarazada, así que soy igual que cualquier otra persona, si un hombre se sube con fundas, cargas, gallinas y demás, soy caballera y le cedo el lugar.
  • si alguien va hablando solo, y no tiene un manos libres, seguramente tiene problemas mentales. Mejor bajarse del bus.
  • no sentarse en medio de colegiales relajosos, es tremendamente estresante. Prefiero ir parada.
  • fijarse bien si nadie se sienta en un lugar. Seguramente alguien vomitó, menstruó o cualquier otro fluído humano ha sido recientemente removido con alguna franela nauseabunda.
  • si vas con peinado estilo Marge Simpson, evita la ventana.
  • evita el puesto justo cerca del torniquete, los vendedores pueden golpearte accidentalmente cuando esquivan dichos obstáculos.
  • si tu compañero de buseta empieza a hacer conversación, contestale en inglés “ai don espik espanich”. A mí, con mi cara de chola siempre me funciona, a lo mejor la estatura me ayuda y me creen grindia.
  • si a tu compañero de buseta se le queda algo, lease monedero, cartera, papel, maletín, no lo toques, díselo, pero no lo toques. Recuerda el consabido paquetazo, (con viveza criolla te cambian algo tuyo valioso por alguna basura).
  • si se suben los típicos ladrones-carameleros, alíate con tu compañero de buseta, siempre y cuando estés seguro que no forma parte de la banda. A mí siempre me ha funcionado bendecir mentalmente a los rateros. Pasan por mi lado sin mirarme, a pesar de mis omnipresentes audífonos que delatan mi celular con mp3.

Viajar en buseta puede ser divertido. Y no me compro carro porque a más de camarona, puedo ser un verdadero peligro: miope, sin reflejos y sin saber distinguir la izquierda de la derecha. Si soy tacaña con los taxistas, sería tacaña con los franeleros cuida carros. Nos vemos en la 94.

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 87 times, 1 visits today)

(Visited 87 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. si se sube el horrendo gordo que balbucea “canciones” exigiendo dinero, me lanzo del bus. Prefiero perder la vida que ese subser me toque (es atrevido, si no le das, te toca el hombro hasta que aflojes 25 centavos… asco).

    Jamas me ha tocado un personaje de esos curiosamente hoy me toco el joven educado que vende el dvd de los buenos principios y me conto la historia del papa que le cayo a palazos a la hija que le amputaron las manos por los golpes y ella le decia que no se preocupe que ya le creceran……

    sobre quien se sienta a mi lado lo mas importante depende del caso:

    Si quiero dormir a la ventana
    si quiero dormir comodamente a la ventana en la primera fila para estirar los pies.
    Jamas con gordos gordas y gente con niño en brazos, ya que ocupan 3/4 partes del asiento
    jamas al fondo para que no te roben.
    Al pàsillo depende el caso me cabrean los pasillos siempre hay un estupido o estupida que te hace la cagada empujandote cuando pasa

  2. Yo antes tenía carro pero ahora, luego de años sin treparme al bus, me ha tocado volver a hacerlo, de modo que tus tips han sido muy útiles. Por suerte no es en horas pico ni en las líneas más congestionadas. En Cuenca los buses están bien adecentados, te avisan por parlante que parada viene y también lo pasan en letritas rojas de esas que corren de derecha a izquierda, ji ji.

    Cómo me he reído con lo de caballera!

  3. chuta… nunca se suban a la 1!!! es HORRIBLEEEEE! siempre hay tipos sucios, siempre va llena, siempre ponen vallenato.. es un stress total!! sinceramente Pito, prefiero coger metrovía…

  4. Pues en la capital viene siendo mas o menos lo mismo, si te subes en buseta, pues ya valiste, por q es peor q subirse en el mercado, y como para rematar gritan, ni alcanzo a distinguir la bulla q escucho con mis audifonos (Al igual q Pitonizza yo tengo orejas con extensiones)

    Pero en verdad q eso de viajar en bus es toda una aventura, se ve de todo, se huele de todo, y en horas pico, te tocan todo 😛

    Además me alegra q existan caballeras, por q hace tanto q no viajo sentado, q ya me parece q en Quito todas las mujeres o estan embarazadas o tienen niños en brazos o son de la tercera edad.

    Y por cierto, si por suerte voy sentado, no demoro ni dos minutos en dormir, pero he desarollado una tecnica muy eficaz para no babear a nadie, ni golpearme con nadie

  5. Jajajaj realmente un verdadero manual de supervivencia de vida de buseta, te falto el consabido “sueltito” para los carameleros, lease ladrones con fundas que solo llevan de 2 a 5 caramelos, bueno espero que disfrutes tu vida de buseta, yo si suenio con mi carrito. Y para los limpiavidrios como hace un profe de la “U” siempre llevare galletitas de coco. Bueno flaca un beso chau!!!

    • En todo caso, el post va dirigido para saber a elegir al compañero de buseta. Los consejos que das son un plus que complementa este artículo, gracias por el aporte.

  6. Muy didáctico y divertido, me hizo recordar una vez que en una de esas busetas chiquitas (creo que la 42) tuve que escoger entre ir con la cabeza sesgada o meterla en la ventolera del techo interior.

  7. “si la única persona que queda para compañero de asiento luce como latin king o cantante de regeton (que es casi lo mismo), prefiero ir parada, y al estribo, para poder lanzarme del bus, si se le ocurre perrear en mi presencia.”

    Comparto la moción compañera…

Los comentarios se han cerrado.