Comprometida

Como recordarán, el largo fin de semana pasado, mi novio y yo decidimos refugiarnos lejos del ruido citadino. Ahora me doy cuenta, que no fue mi idea ir a la playa, pues Eustaquio tenía planificada una elaborada sorpresa.

El viernes partimos a la península. Con mochila al hombro, carpa para acampar, y en la moto, la aventura prometía ser inolvidable. Para mi sorpresa, descubro que Eustaquio tiene una pequeña casa en un poblado playero muy pintoresco. Ahi, un lindo escenario previamente montado nos espera para entregarnos a las delicias del amor. Recorrimos el perímetro de la playa hasta casi llegar a Manabí solo para detenernos un momento en un comedor para degustar un exquisito pescado frito. Ya de regreso, el escenario había cambiado (pronto comprendí que Eustaquio contaba con un cómplice, el guardian de la casa). En el patio frontal de la casa, antorchas iluminaban el lugar. Desde la casa provenía música celestial que solo era interrumpida por el rugido de las olas del mar. Entonces, el momento más esperado de mi vida…

– Pitonizza, (…. frases que guardo para mi intimidad…) ¿me harías el honor de convertirte en mi esposa?

punta-carnero

Mis ojos se llenaron de lágrimas. Ver al hombre que fue mi amor platónico diez años atras, con una rodilla en el suelo y colocandome un anillo en mi mano. Mientras Martin L. Gore exclamaba “I want somebody to share the rest of my life…” me hinqué al suelo también, él tomó mi rostro y me dio el beso más delicado, como tocar un burbuja, apenas un roce que duró minutos, respirando uno dentro del otro, un compenetramiento de nuestras almas, un fundir de nuestros corazones. Por el transcurso de la música calculo estuvimos así, inmoviles, unidos, por un par de minutos. La pregunta de mi novio no necesitó respuesta. Es evidente que deseo pasar el resto de mi vida con un hombre así, que me conoce tanto, que sabe mis debilidades y no se aprovecha de ellas, que aprecia mi trabajo, y sobre todo, que adora a mi hija.

Ver ese anillo en mi mano fue totalmente surrealista. Casi no dormí de la emoción. No soy de usar joyas, pero no quiero quitarme el aro que simboliza nuestra alianza, así que le pedí a Eustaquio me compre un anillo de tagua para reemplazar al de oro. No quiero nada tradicional. Así, sellamos nuestro amor, dormimos en la playa abrigándonos el uno con el otro.

En la noche del domingo le comunicamos sobre nuestra decisión a mi familia, quienes sorprendidos nos dieron su bendición. Esta tarde se lo diremos a la madre de Eustaquio. Queremos ver a nuestras familias unidas, en torno a una mesa para celebrar nuestro compromiso.

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 126 times, 1 visits today)

(Visited 126 times, 1 visits today)

Facebook comments:


Comments

  1. Pitonizza:

    Ciertamente sorprendido, sobre todo teniendo presente tus otroras puntos de vista sobre el matrimonio. Pero bueno, igual te congratulo.

    Como regalo de bodas, les envío a ti y a Eustaquio el clip y la letra de “Summer Breeze” de Seals and Crofts, una de las más bellas baladas de la historia del rock and pop.

    http://www.youtube.com/watch?v=yfX_AsxOnJ4&feature=related

    See the curtains hangin’ in the window, in the evenin’ on a Friday night.
    A little light a-shinin’ through the window, lets me know everything is alright.
    Summer breeze, makes me feel fine, blowing through the jasmine in my mind.
    Summer breeze, makes me feel fine, blowing through the jasmine in my mind.

    See the paper layin’ in the sidewalk, a little music from the house next door.
    So I walked on up to the doorstep, through the screen and across the floor.
    Summer breeze, makes me feel fine, blowing through the jasmine in my mind.
    Summer breeze, makes me feel fine, blowing through the jasmine in my mind.

    Sweet days of summer, the jasmine’s in bloom. July is dressed up and playing her tune.
    And I come home from a hard day’s work, and you’re waiting there, not a care in the world.
    See the smile a-waitin’ in the kitchen, food cookin’ and the plates for two.
    See the arms that reach out to hold me, in the evening when the day is through.
    Summer breeze, makes me feel fine, blowing through the jasmine in my mind.
    Summer breeze, makes me feel fine, blowing through the jasmine in my mind.

  2. Felicidades Pito!!, cuando hay amor todo es posible. Eustaqui espero que no te moleste que tu futura esposa comparta el tiempo con sus fans del Blog, y tu Pito no olvides a todos los que mediante este rincón de libertad te seguimos.

Leave a Reply