Conciencia colectiva

Científicamente nos han educado con la idea de que solo lo que se percibe con los cinco sentidos es real. Pero, ¿qué hay de los fenómenos paranormales? ¿Cómo explicar la telepatía, dejavù, clarividencia, intuición, curaciones milagrosas? Las leyes físicas dicen que un objeto más pesado del aire no puede volar, ¿cómo se sostiene en el aire un avión siendo más pesado? Ahora lo comprendemos, pero en el siglo XVIII aquello era imposible de entender. El desconocimiento o la no aplicación de otras leyes físicas comprobables también lo explican, de manera que ya no es un misterio y a nadie le sorprende ver un aparato volador impulsado por potentes turbinas y alas que se valen del viento para desplazarse por los aires. Así mismo, cuando comprendamos y aceptemos como real la conciencia colectiva, todos los fenómenos antes mencionados tendrían explicación y dejarían de formar parte de la controversia, el misterio y hasta la burla científica.

Una abeja por sí sola no hace un enjambre. Así como una célula no hace por sí sola a una abeja. El universo es una suerte de muñeca matrioska que contiene en su interior una copia de sí mismo a su vez es contenido por una copia más grande de sí mismo. Un átomo es un sistema solar en miniatura. Tenemos la ilusión de ser seres individuales, sin embargo, solo somos células que formamos parte de la humanidad, la cual tiene conciencia colectiva que a su vez pertenece a Dios.

Una réplica de nuestro Sistema Solar. Como es arriba es abajo.

Si en apariencia somos seres individuales, que solo dan crédito a lo lógico, matemático, físicamente probable, ¿qué importancia entonces tendría el arte, la música, la espiritualidad? Aquellas manifestaciones forman parte de las habilidades que se originan en el lado derecho de nuestro cerebro, donde se alojan los sentimientos. Se demostraría entonces esta teoría de conciencia colectiva al notar que toda cultura tiene arte, música, espiritualidad de una u otra manera. Somos seres espirituales, puntos que forman parte de una misma obra de arte.

Siendo así, de nada vale pelearnos entre nosotros. Ser negativos equivale a convertirnos en células cancerígenas que forman tumores, seres inservibles que solo distorsionan y detienen el progreso de la humanidad. Al generar odio, desprecio, maldad, injurias o cualquier negatividad, solo estamos condenados a ser extirpados, como un tumor infecto. La oscuridad de la maldad se vence con una luz, así sea tenue y debil. En cambio, una habitación llena de alegría, optimismo, iluminación, fe, no podrá verse afectada por un manojo de oscuridad u odio que pudiera intentar atacarlo.

Todas las emociones se derivan del miedo o del amor. Odiamos algo porque lo tememos, le tenemos miedo. Y esa inseguridad se vence con amor. Simple y sencillamente si bendecimos el mal de una situación, el amor como consecuencia vence esa oscuridad, aplacando ese odio. Las emociones también se perciben, de un modo un tanto diferente, pero de hecho las sentimos. No las “vemos”, “olemos”, “degustamos”, u “oímos”, simplemente las sentimos. Y esos sentimientos afectan la parte física. Es comprobado que cuando sentimos rabia el corazón se acelera, la temperatura corporal sube, la presión arterial se dispara. Es un efecto físico causado por una emoción: la rabia, que no es más que el resultado de la frustración, que a su vez se deriva del temor a no poder controlar algo. ¡Miedo! Dimos con el origen del problema. Y así, toda enfermedad, carestía, malestar, inseguridad, todo se deriva del miedo. Y se vence con amor.

Como individuos, somos células de una conciencia superior llamado Dios. En todo caso, como creyente le llamo Dios. Para un agnóstico podrá tener otra definición, para un ateo, una tercera definición. Podríamos abrir un debate sobre esto, sin embargo, mi intención no es convencer a nadie de la existencia de Dios, sino de ubicarnos en una posición: amor o miedo. Puedes darte cuenta en qué bando te encuentras por tus actitudes. Si te conviertes en fuente de discordia, peleas, odios y resentimientos, estás del lado del miedo. Si por el contrario, intentas ayudar, aportar a la comunidad, brindar servicio, compartir conocimiento, estás del lado del amor. Con que cambies la polaridad en la que te hayas automáticamente todo a tu alrededor cambiará. Atraerás lo que piensas y generas. El desprecio ajeno no te afectará. La prosperidad y salud entrarán a tu vida por caudales, haciendo que tu paso por esta Tierra no haya sido vanal, sino contribuyendo a la evolución que cósmicamente está sufriendo nuestro planeta.

El universo está regido por una conciencia colectiva. ¿Nuestra percepción de individualidad es una ilusión?

Enriquezcamos este artículo con opiniones. No pretendo dar cátedra de física cuántica ni de teología. No soy dueña de la verdad, mis teorías se apoyan en el rasguño superficial que le he hecho al mar de conocimientos y escritos al respecto. Espero un intercambio rico de ideas y un debate de altura.

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 191 times, 1 visits today)

(Visited 191 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. Desde pequeño siempre he tenido la idea que todos formamos en menor o mayor parte de algo grande, yo no creo en dios, pero si creo en que somos parte al igual que las células de un gran organismo que a su vez es parte de otro y asi por cadenas infinitas que quizá nunca seamos capaces de entender, lo que la humanidad en cierto modo necesita es saber y comprender que somos parte de un todo y por lo tanto cada acción que cometemos nos afecta directa o indirectamente de alguna manera. Para tener un mundo en paz, necesitamos tener el entendimiento suficiente de que lo que le hacemos a nuestro prójimo es lo mismo que nos espera.

    Creo que para tener un entorno en armonía nos hace falta estar en armonía con nosotros mismos, es un precepto básico pero si es llevado acabo correctamente puede dar como resultado una buena y sana convivencia.

  2. Es una pena que no les guste este post, lo hice con mucha ilusión, sentí que me quedó lindo, pero no. Es mi punto de vista, no un copipasteo barato, jamás recurriré a esa práctica para llenar este blog. En lo que no esten de acuerdo o discrepen, diganlo, pero no toleraré comentarios del tipo “escribes basura”. No es obligación leer y es mi derecho no publicar comentarios que me “basureen”.

    Fernando, me entristece. Puntualiza lo que no estés de acuerdo, no desmerezcas el post.

  3. A mi si me gusto tu post, me gusta este tipo de temáticas por que son complejas y abren un espacio para reflexionar un poco sobre nuestra conducta hacia los demas.

  4. Nunca dije que no me gustara Pitonizza; lo unico que hice fue reaccionar al cambiazo que le distes al contenido de tu blog, de lo ironico y vanal, a un razonamiento filosofico muy bien planteado. Se te agradece por el cambio.

  5. Anoche tuve un sueno.
    Mi familia y yo estabamos en mi casa, cuando mi madre se escondia asustada, porque sabia queiba a empezar un bombardeo.
    Yo intentaba esconderme, pero sabia que cualquier lugar era inseguro.
    Me desperte muy asustada, porque pense en mi familia, en una posible guerra en un pais occidental…
    Y de repente senti un dolor intensisimo, un dolor sentimental quiero decir, no fisico. Un dolor de personas que no conozco, pero que supe en ese instante que estan pasando las crueldades y el miedo de una guerra. Llore y no podia parar, porque sentia como mio su miedo y dolor.
    Asi que hoy estoy segura de que he participado en un suceso de conciencia colectiva, de alguna manera, he podido sentir lo que otros sienten.

  6. Hola, es el primer comentario que leo en tu blog. A mi me ha gustado. De hecho, con el fin de las vacaciones y la vuelta a la vida cotidiana necesito algún tipo de motivación para poder seguir adelante ya que me encantanría que mi vida fuese de otra manera (que conste que más de uno la envidiaría, aunqeu siempre queremos lo qeu no tenemos). Pero sabes donde creo que falla ? al menos en mi caso, en que yo quiero evolucionar, quiero cambiar de vida, pero no se como hacerlo. Eso, junto con mis innumerables defectos, me frustra y me introduce en el círculo de la negatividad con lo que todo lo bueno que hay a mi alrededor, que es mucho, se resiente.
    Un saludo.

Los comentarios se han cerrado.