Cuando menstruamos las mujeres…

Nosotras vivimos fluctuaciones hormonales que vuelven impredecibles nuestras reacciones. Y uds. hombres hermosos, sufridos y aguantadores, deben soportar, temer, tantear, arriesgar… pues la misma mujer puede ser tan diferente dependiendo del día del mes. Planteemos la misma situación, la misma mujer, el mismo hombre… en fechas diferentes…

Día 14.. antecedentes.. de las trompas de Falopio de Fulgencia, se ha desprendido un óvulo, causándole un subidón en sus niveles de estrógeno y progesterona. Biológicamente su cuerpo se prepara para concebir, emite feromonas incosncientemente para perpetuar la especie. Lubrica con mayor facilidad… Se mira al espejo y piensa “qué bonita estoy, me veo flaquísima… me pondré el vestido negro que tanto le gusta a Romualdo.

Llega Romualdo…

Romualdo: Hola Fulge, ¿cómo está hoy mi gordita?
Fulgencia: (cariñosa) ¡Muaaaaaa! Bien mi vida, le preparé cazuela, para que tenga energías para esta noche…
Romualdo: (abrazándola) Mi reina, no era de que cocine, yo la saco a comer…
Fulgencia: (más cariñosa, y libidinosa): Mejor quedémonos…

Edito las escenas triple X pues entiendo que menores de edad leen Pitonizza punto com.

Ahora veamos la misma escena, días después.

Día 26… antecedentes… el revestimiento intrauterino se ha engrosado suficiente, y se empieza a desprender… como no se produjo embarazo, el útero de Fulgencia está a punto de llorar lágrimas de sangre… Está a punto… El descenso de estrógenos pone a Fulgencia de mal humor, irritable… Se mira al espejo y piensa: “qué obesa estoy, me pondré el vestido negro para que Romualdo no me cambie por la flaca de la esquina”.

Llega Romualdo…

Romualdo: Hola Fulge, ¿cómo está hoy mi gordita?
Fulgencia: (histérica) ¿Cómo que gorda? Me puse este vestido que disimula las llantas, claro, cuando me conociste estaba flaca, pero después de tener y criar a tus hijos, una se engorda… ¿sabes? …Estuve todo el día en la cocina preparando tu cazuela, espero que no te quejes, porque no la sé hacer como tu mami…
Romualdo: (abrazándola)… Mi reina, no era de que cocine, yo la saco a comer…
Fulgencia: (vuelta una fiera, llorando): Ves, sólo te gusta la comida que hace tu madre.. no consideras mi trabajo, vengo cansada de la oficina a cocinarte y tú… blablabla (durante veinte minutos seguidos, hasta rememorar su primera pelea cuando se conocieron 5 años atrás).

A ver, mis lectores, reconocen a Fulgencia en sus mujeres… comprendannos, no depende de nosotras, el bajón hormonal es incontrolable, y somos especialmente sensibles a nuestra apariencia física. La líbido se baja terriblemente. Y los días “difíciles” en los que estamos acalambradas, realmente hinchadas, y pesadas, no soportamos nada. Los cólicos son intolerables y constantes. Algunas mujeres sufren problemas estomacales… una persona estreñida no tiene el mejor humor del mundo, ¿cierto? Asi que chicos, traten de entendernos… y no nos paren bola.

Y uds. chicas, ¿se identifican? Mis lectoras, Fulgencias, ¿reconocen la escena?… Admitamos que cuando estamos a punto de menstruar, todo nos molesta, los mismos apodos cariñosos que nos dice nuestro Romualdo nos irritan… además, retenemos líquido, nos duele la cabeza, las tetas se hinchan y se ponen sensibles… duelen.

Asi que, mujeres, ya que conocemos nuestras variaciones hormonales y su influencia en la relación con nuestros respectivos parejos, pongamos de nuestra parte… ellos no tienen la culpa. Es más, los hombres son eternos niños, se atan en la cocina y desfallecen con una gripe, cero intuición, cero resistencia. Nosotras podemos llevar vida en nuestra panza. No nos pueden entender.. nunca lo harán. ¡Pero qué bellos que son! Y mujeres, -por favor, dejen de decir: “estoy enferma”.. Se dice “estoy menstruando”, “tengo mi periodo”, “tengo marea roja”.. Eso de asociar la menstruación con enfermedad es la peor cosa que podemos hacer. El menstruar regularmente cada 28 a 30 días es signo de salud.

Resumiendo:
Hombres, ámennos aunque no nos entiendan del todo.
Mujeres, amémoslos, son niños grandes. Se les da de lactar por motivos no nutricionales... y algunos lo recompensan muuy bien.

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 403 times, 1 visits today)

(Visited 403 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. Lorena, consulté con un médico para contestarte. Primero debes investigar la razón por la que no menstruas, porque es posible que ovules sin menstruar o que ni menstrues ni ovules. Si se determina que sí ovulas, pero que no menstruas por algun problema como un himen muy cerrado o alguna otra anomalia, se puede hacer un tratamiento y ver las condiciones de tu endometrio para ver si podrias recibir un óvulo fecundado. Consulta con un ginecólogo especialista en fertilidad. ¡Suerte!

Los comentarios se han cerrado.