Cuento de terror geek (?)

El efecto del cuento es mejor si haces click en play.

Un día cualquiera en twitter, sin embargo, alguien faltaba… eran las 11 de la mañana y la loca de twitter no había empezado con sus histerias. No estaba gritando de alegría por alguna cosa que hiciera su hija, ni furibunda despotricando contra algún gadget tecnológico que les estaba fallando, tampoco había clamado por ayuda a sus seguidores ante algún paquete que no encontraba en su repositorio. Alguien de pronto preguntó: “¿Dónde estará @pitonizza?” A nadie más le importó. Días después, los comentarios seguían sin aparecer en su blog, ningún post nuevo, ninguna aparición en Twitter, mucho menos en Facebook. Algo andaba mal. Uno de los poquísimos amigos que tienen su número celular la llama, para twittear alarmado la noticia, que fue retwitteada hasta volverse trending topic. *

Guillermex: @pitonizza murió la semana pasada.
Senior_h: RT @guillermex @pitonizza murió la semana pasada
Dhanna: hablas huevadas @Guillermex, qué le pasó a @pitonizza
Eustaquio: es cierto, lamento decirles que sí, he quedado viudo.
Palulo: Estimados, propongo el hashtag #pitonizzaRIP
Maferitax: Noooo, no jueguen con eso, qué pasooooo #pitonizzaRIP
Silvilunazul: Consternada. Era alhajita la guambra, ya se biodegradará #pitonizzaRIP
Deborah: :'( #pitonizzaRIP
Jesusoficial: bienvenida @pitonizza comprobarás que en verdad estoy sentado a la derecha del Padre
Jesusoficial: aunque a veces me canso de mirar la misma nube y me cambio de puesto
Davo: 🙂 no mentira 🙁 ahora a quien le llevaré la contraria #pitonizzaRIP
Serroto: Ubuntera y sexy, una gran pérdida #pitonizzaRIP
Willicab: RT @Serroto: Ubuntera y sexy, una gran pérdida #pitonizzaRIP
Sick_boy: @serroto @Willicab no era tan sexy como creen, pero igual 🙁
Troll1: #pitonizzaRIP propongo día festivo, yeah!
Troll2: #pitonizzaRIP espero esté quemándose en el infierno, ya verá que sí existe
Trolla3: ya no hablen de esa put@, ahora adorenme a mí
Mashable: Who was @pitonizza, biography not autorized – htttp://bit.ly/oitl45

Pronto, en un par de horas, alguien realmente famoso murió o se empelotó en YouTube y Pitonizza fue olvidada. Hasta que algo curioso pasó.

Pitonizza: sabía que me olvidarían pronto, impíos. Conocerán mi furia MUAJAJAJA

Todos inmediatamente supieron que seguramente alguien (Eustaquio) tendría la clave de Twitter de Pitonizza, jugando una broma de muy mal gusto. Pero él no tenía la clave, pronto, el viudo de Rios desmintió dicho twitt atribuyéndoselo a la hermana de Pitonizza, quien en su tristeza por la pérdida de su adorada hermana mayor, había cumplido el último deseo de Pitonizza: enterrarla con su laptop, su iPod, su BlackBerry y todos sus CDs de Depeche Mode. Sus claves estarían en su laptop, en su BlackBerry y en su cerebro, que estaba ya desintegrándose en una fosa.

Como todo lo que sucede en linea, este incidente también fue olvidado muy pronto. Muchos ni siquiera lo supieron. Hasta que extrañas cosas empezaron a suceder. Muchos empezaron a comentar que se borraban sus posts, que misteriosamente aparecían archivos que no estaban ahi, que sus wallpapers se cambiaban, y sus computadoras se reiniciaban sin existir un virus que lo explique. Las carpetas WP-content de bloggers que contínuamente trolleaban el blog de Pitonizza fueron borradas irremediablemente, sin intervención aparente por FTP. Y lo más extraño estaba por suceder: El twitter de Pitonizza empezó a actualizarse con los oscuros secretos de otros twitters. Romances ocultos entre bloggers, infidelidades, y hasta la identidad secreta de un stalker del pasado, todo era twitteado desde la API en el twitter de Pitonizza.

Las personas empezaron a enviar sus preguntas en una suerte de ouija-twitter, y @pitonizza siempre acertaba, de forma extraña y exacta. Acertaba en los resultados de fútbol, a pesar de que en vida nunca le gustó dicho deporte. Predecía los próximos divorcios de las celebridades mundiales, los ganadores de los premios Emmys, Oscars, Nobel. Todo fue publicado en el twitter de Pitonizza, que llegó a aumentar sus followers en cantidades impresionantes, llegando a 500 mil seguidores en pocas horas.

Pero el espíritu de Pitonizza no se conformaba con haberse vuelto una adivina cibernética. Todo se alteró. Ya no era posible subir un vídeo de Regeton a YouTube. Inexplicablemente el audio era cambiado por Pimpf y las imágenes, por una pantalla negra. Empezó a crackear los sitios web de sus trolles, poniendo graciosas imágenes, ridiculizándolos -pues ya no importa nada-. En los casos extremos, les formateaba el disco duro y les instalaba Windows Me.

Miles de hoax circulaban en presentaciones de powerpoint que exageraban los poderes esotéricos de la otrora neurótica blogger, y que aseveraban que si le pedías un deseos, la Pitonizza lo concedería si reenviabas el forward a 3245 personas en 25 segundos. El grupo de Facebook “yo también fui lammer en el blog de Pitonizza” se quedó sin integrantes por miedo a que Pitonizza cobre venganza y exponga en Twitter los sucios secretos de los mensajes secretos que mantenían en sus bandejas de entrada, como periódicamente sucedía con todo aquel que en algún momento sacó de las casillas a la loca de Twitter.

Y se convirtió en leyenda, como siempre quiso, odiaba, temida, admirada, como siempre quiso, dentro de sus desvaríos, después de su muerte consiguió lo que siempre quiso.

Nota final:
* Este cuento no fue inducido por ninguna sustancia psicotrópica. Y cuando muera quiero ser trending topic, o les hago explotar la laptop dejándoles impotentes para siempre.

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 29 times, 1 visits today)

(Visited 29 times, 1 visits today)

Facebook comments:


Comments

  1. Nota final:
    * Este cuento no fue inducido por ninguna sustancia psicotrópica. Y cuando muera quiero ser trending topic, o les hago explotar la laptop dejándoles impotentes para siempre.

    jejeje yo tengo pc de escritorio XD pero buen cuento de terror

  2. jajajaja mi laptop esta tan jodida que si explota no se lo voy a atribuir a ningun efecto paranormal, pero si se te extrañaria si no aparecieras en un buen tiempo u.u

    BTW gran cuento, me rei mucho 😀

  3. Jaja, creo que la mejor parte es la de los reguetoneros, un espíritu trotamundos que libra al mundo del reguetón. Sería mi héroe.

    Buen cuento, la música adhoc.

  4. jajaja muy copado el cuento, tiene matices similares al mío de “Le metí tres tiros”. Siempre me pregunto qué pasará con todas mis cuentas cuando muera?

    Toda una vida registrada y guardada en algún servidor lejano, pero a su vez, es sólo una pequeña parte de esa vida.

Leave a Reply