Cuestión de enfoque

Enfocada en el placer de vivir las cosas fluyen naturalmente, tal como las deseamos. A pesar de que hay en el mundo circunstancias, situaciones y personas que pueden importunarnos de alguna u otra manera, siempre tenemos el libre albedrío de ignorar todo aquello que perturbe esa felicidad, ya que por muy oscura que sea dicha circunstancia, situación o persona, siempre, siempre hay algo rescatable, siempre hay algo que apreciar, algo qué agradecer. Si bien es cierto, hay violencia en las calles, delincuencia, negatividad, malos gobernantes y aparente injusticia, el bendecir lo que está funcionando mal resulta en un cambio evidente que hará que aquello ya no nos toque tanto.

Esta filosofía de vida no funciona cuando se insiste en afirmar lo malo. ¿De qué habla esta mujer si es imposible salir con tranquilidad a las calles? ¿Qué esperanza hay si la corrupción persiste, si la mendicidad aumenta, si los precios de los víveres suben día a día? Todo aquello es aparente para quien está consciente de que todos somos seres de luz. Hasta aquel delincuente perdido en las drogas tiene un rezago de luz… solo que la sociedad lo ha rechazado y su karma lo mantiene en ese aparente infierno que él mismo crea y recrea, y del que formaremos parte si entramos en su círculo de odio.

Resulta sencillo si hacemos un simple ejercicio. Enfoque. Si enfocas tu mirada en el monitor de tu computadora, todo a tu alrededor parece perder sus detalles, su mirada está fija en lo que sucede en tu pantalla, siendo imposible que te fijes en lo que sucede en otra parte. Es igual. Si te enfocas en lo malo que te rodea, verás más y más detalles que te molestarán más, todo ello parecerá multiplicarse. Pero si le restas importancia y te enfocas en lo bueno que tienes -tu familia, tu trabajo, tu pareja, tus hijos, salud, casa, tu mascota…- verás detalles en aquello que amas que hará que el resto sea menos malo.

Puedo dar mi testimonio de que llamar a la luz interna de todas las personas funciona. Si alguien se acerca a mí amenazante, me envuelvo en ese círculo de amor invisible que rechaza toda maldad. Por ello no he sido víctima de la delincuencia los últimos días cuando supuestamente todo es inseguro.

Es natural que para aquellos escépticos todo esto sea -como alguna vez ya me lo dijeron “new age crap“-. No pretendo cambiar la forma de pensar de nadie. Desde que aplico esta forma de vida, muchas cosas buenas, increíbles, maravillosas están llegandome sin cesar. Si vamos por la vida con la firme convicción de que todos tienen algo bueno que ofrecer, ya no seremos estafados, vejados, robados, importunados. Atraeremos situaciones placenteras, gente buena, brillante, amable. Es como magia que realmente sucede. Solo con el simple ejercicio de ver en cada cosa, en cada persona, en cada situación, algo qué apreciar, algo qué agradecer.

Sabiduría de Bender


Original Video – More videos at TinyPic

Creo que uno hace la realidad…
*lamento la mala calidad del sonido, espero que se haya comprendido, gracias por leer y FELIZ NAVIDAD

Facebook comments:


One Response

Page 1 of 1
  1. Diosa
    Diosa
    December 28, 2010 at 11:54 am |

    Esta bueno eso de ver todo lo bueno, pero y quien se ocupa de lo malo? es como que se queme un bombillo y vivas por ahi a oscuras en la noche tambien eso cuenta

Leave a Reply