Cuidado con lo que bebes

El siguiente artículo va dirigido a chicas adolescentes de 13 años en adelante. Porque a cualquiera le puede pasar:

Estás en un bar con amigas, han ido en plan de conquista. Se sientan en la barra, scanean el lugar, descubren un grupo de 3 chicos solos, con quienes empiezan un filtreo que termina en un intercambio de tragos. Bailas con el que te tocó en el reparto de chicos. Te tocó el más tímido y dulce, el que se sonroja con tus avances. De pronto, te desvaneces. Te despiertas en un lugar que no conoces, amoratada y sola.

Estás en una fiesta, la quinceañera de una prima. No hay peligro, todos son invitados conocidos, tus compañeros de clases. Te diviertes con la tranquilidad de que no hay extraños, todos son jovenes y sanos, nadie fuma ni bebe alcohol. Aceptas un coctelito inofensivo de un compañero de clases. Al despertar, todos tus compañeros de clases han abusado de ti.

Al llegar del gimnasio a tu casa te encuentras que hay una reunión, tu padre lleva a amigos a celebrar un ascenso. No te entrometes, es una reunión de “viejos”. Uno de estos señores te ofrece una cola pues luces sudada y acalorada. No sabes cómo ni porqué pero al reaccionar estás en casa de este señor, semidesnuda y aturdida.

No estamos exentas de sufrir un abuso al aceptar una bebida de quien sea de manera que tu conciencia y voluntad se mermen. Las pastillas se venden libremente en cualquier farmacia. Los aberrados pueden estar a tu lado todo el tiempo sin que los  puedas reconocer hasta que sea demasiado tarde. Ten cuidado, desconfía, no dejes de estar alerta. Y si descubres que has sido víctima de algún abuso, busca ayuda profesional: médica, psicológica, espiritual.

Articulo Patrocinado

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 30 times, 1 visits today)

(Visited 30 times, 1 visits today)

Facebook comments:


Comments

  1. La mejor protección es andar con amigos o familiares en quienes confíes, y que estén pendientes de ti; no es suficiente dejar de aceptar bebidas, porque en cualquier momento te pueden poner algo en el vaso del que estés tomando, aunque lo hayas comprado tu misma.

  2. Decia mi mamita, muy sabia a pesar de su poca preparacion academica pero muy experimentada de la vida.. DESCONFIA HASTA DE TU PROPIA SOMBRA cuando puede desatarse una situacion delicada sexualmente hablando…

    A mi me parecia un poco exagerada su posicion cuando yo era mas pequena, porque aunque queria mucho a sus hermanos/primos/tios y sabia que eran buenas personas, ella decia el hombre es hombre y cuando se le mete el diablo en la cabeza no le importa si eres familiar, amiga o conocida, por saciar esos bajos instintos no le importa nada.. Y basta ver como padres, tios, primos, etc, abusan sexualmente no solo de ninas sino tambien de ninos.
    Por lo cual mi humilde sugerencia es que todos los jovenes deben de estar con los ojos bien abiertos y si se trata de salvaguardar su integridad aunque crean conocer a las personas, igual no otorgar totalmente la confianza.. SOLO EN LA MADRE se puede confiar a ciegas creo yo….
    Nosotros los mas adultos aunque sonemos un poquito crudos debemos hablarles muy directamente a nuestros hijos/hermanos/sobrinos(as) sobre este tipo de peligros/abusos a los que estan expuestos. Recuerdo a mi madre diciendome ciertas cosas que me hacian sonrojar y poner un poquitin rara, pero que ahora comprendo ella simplemente fue directa al advertime sobre estas situaciones no solo con tragos sino con caramelos, panuelos dizque perfumados, agua…etc.
    Ninguno estamos excentos de estos peligros, asi que moscas como dicen los jovenes a todo lo que nos rodea..

  3. …la plena es, y no solo con ser mujer, quien sabe su te pueden dar alguna webada chiveada y ahi te quedaste intoxicado…siempre es bueno saber donde se anda y con QUIEN, saludos.

    • Muy cierto Xavierm, recuerden las historias de las “dulces sueños”, hermosas delincuentes que llevaban a sus víctimas a un hotel para desvalijarlas del todo previamente poniendoles sedantes en el licor o bebida.

Leave a Reply