De fumadora compulsiva a fumadora social

Difícil. Me está resultando muy complicado dejar el tabaco. En el nuevo estilo de vida que pretendo llevar, no tiene cabida la nicotina y el alquitrán que queda en los pulmones. Yo suelo solía fumar en las siguientes circunstancias:

  • Para caminar. No puedo caminar más de 5 cuadras sin prender un tabaco.
  • Para esperar. Si me toca esperar a alguien no hay nada mejor que “quemar” el tiempo.
  • Para conversar. Si la conversación es polémica, mis manos no pueden quedarse quietas.
  • En un bar, escuchando buena música. ¡No hay nada mejor! No me gusta el alcohol, pero si el amargo sabor del tabaco quemandose.
  • Cuando me enojo, es decir, con bastante frecuencia.
  • Después de comer, como “postre”.
  • After sex. Sin comentarios.

Todas esas situaciones se seguirán dando. ¿Cómo hago para no correr compulsivamente en busqueda de un cigarrillo? No es primera vez que intento dejarlo, es tan duro dejarlo definitivamente. De pronto suprimirlo poco a poco y solo fumar en ocasiones sociales. Considero que fumar en soledad es más adictivo y pernicioso. Es el consuelo que me doy, pues de hecho fumar nunca está bien, y menos cuando se pretende llevar una vida saludable.

Adios Marlboro rojo. Nos veremos esporádicamente. Publico la foto del vaquero, para que adorne mi blog con su potencial cancer de pulmon.

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 315 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. Lo más hermoso del tabaco es que mata, sino no serian tan deliciosas esas pitadas. el saber que con cada bocanada de mortal humo tu vida se acorta, el saber que lo que haces tarde o temprano te matará como dejar de fumar sabiendo que la muerte se aproxima.

  2. Es la peor adicción de todas y la más tonta porque no produce ningún efecto psicotrópico que justifique y sin embargo es más difícil de dejar que la heroína. Lo odio. He intentado dejar muchas veces. En ocasiones incluso he parado por varias semanas, pero de alguna manera siempre recaigo. No fumo en grandes cantidades (digamos un promedio de dos cigarrillos diarios) pero odio depender de algo. Arg.

Los comentarios se han cerrado.