Del papel al blog, soportes para el odio

Desde que el hombre inventó el papel, dejó de escribir en piedras y paredes de cavernas, aunque ciertos involucionados aún usen los muros como soporte para sus grafittis escritos en lenguaje subnormal. Sin embargo, no todos los grafiteros escriben en lenguaje subnormal, y no todos los mensajes subnormales se encuentran en paredes.

Graffiti Creator - http://www.easygraffititext.com

Cuando sea famosa en las paredes suburbanas verán estos grafittis.

Pronto, el papel ganó terreno a las tablillas, lienzos, pergaminos y demás soportes para escritura. Los libros se tornaron más livianos, surgieron cuadernos. Los fabricantes de cuadernos los fueron haciendo cada vez más agradables, con forros plastificados, metalizados, texturizados, humidificados, en fin, novedosos y atractivos. Lo mismo sucedió con los soportes virtuales. Antes era muy difícil tener un espacio en red, había que saber mucho de programación y cualquier cambio a la página, normalmente estática, implicaba un trabajo de horas de reprogramación, escribir nuevamente el código fuente y otras linduras de las que no tengo remota idea. Asi como no supe nunca escribir con una pluma de ave, tampoco supe como subir una página estática, aunque de hecho, mi primer website estuvo alojado en unlugar.com

Sin embargo, las plataformas para publicar en la red se hicieron más y más amigables, los formatos para escribir electrónicamente proliferaron. Blogger lo hizo todo muy fácil. Y WordPress lo hizo lucir profesional, dotando a la página de funcionalidades que hubieran supuesto días de dura programación. El contenido de las páginas de hoy es muy dinámico, los blogs o páginas con articulos ordenados cronológicamente que por lo general permiten comentarios de los lectores, abundan, la web 2.0 como le llaman por ahi.

Asi como un fabricante de cuadernos no puede controlar el destino de las páginas en blanco, así mismo blogger y wordpress no pueden, no quieren responsabilizarse por el contenido que el usuario coloca en los espacios virtuales. Cualquiera disfraza de opiniones insultos y ofensas, buscando escondrijos legales en los términos y condiciones de servicios para molestar a los demás.

Utópico. Es imposible controlar la Internet, como es imposible educar a un majadero en una esquina, pedirle que no hiera a una mujer que pasa con palabras ofensivas y lujuriosas. Es imposible pedirle educación a una persona quizás resentida, que utiliza la cuasi-impunidad que da el usar un servicio gratuito de blogging para fastidiar a otros. Como resulta utópico, mejor no intento más cambiar el mundo. Y al igual que con los mangajos que suelen decirme “piropos” de pésimo gusto cuando camino por la calle, haré oídos sordos. Tómarlo de quien venga. Si un día un blogger de esos que dan la cara como Carlos Jumbo critica mi blog y lo categoriza como basura, me preocuparé. Por lo contrario, si es alguien cuyo oficio solo es destilar veneno, seguiré adelante, sin escuchar críticas infundadas, sin amilanarme, enviando solo buena vibra a quienes me lean, aunque les caiga mal, y me sonrían hipócritamente, buena vibra para todos, pues es triste tener que usar tanta energía para desahogar traumas siguiendo a alguien en Internet para usarlo como pera de boxeo. Si a alguien le caigo mal y me lee, le deseo lo mejor, para que use su energía en algo más productivo que difamar a diestra y siniestra. No me destruye, solo me hace más fuerte.

Es normal que yo despierte fastidios. Soy correísta confesa, y no cambiaré mi tendencia para no perder lectores. Soy rockera empedernida. Y no mutaré en cualquier género más popular para caer bien. Soy mujer, madre. Apasionada, frontal, directa. Y por tal razón, seré calificada como put@, a pesar de ser muy selectiva, me dirán put@, a pesar de jamás cobrar o pagar, me dirán put@, por ser mujer, madre soltera, dueña de un blog erótico, me dirán put@. Ser mujer es un pecado que la misoginia no perdona.

El papel aguanta todo. El blog también.

No haré nada más. Todo link entrante es bueno para el SEO.

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 33 times, 1 visits today)

(Visited 33 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. Misoginia. Qué forma tan infame de ser atávico.
    Dicen que lo cortés no quita lo valiente y yo pienso que si uno tiene críticas que hacer debe hacerlas con elegancia. La vulgaridad denota incapacidad para argumentar con lógica. Pero bueno, ahi tienen la famosa libertad de expresión. Creo que ya has hecho todos los razonamientos correctos en este post, no tengo mucho más que aportar, sólo enviarte un abrazo 🙂

  2. Yo que?

    Gracias por la mención. Sentido de responsabilidad ante todo, ser dueño de lo que expresa y como dice @Silvi, ser elegante hasta para criticar, al final te pueden considerar como un buen crítico ¿no?.

    Saludos y felices fiestas 🙂

Los comentarios se han cerrado.