Diferencias entre los quince y los treinta (y 5)

Cuando tenía quince, si se retrasaba mi regla era porque… ¡aun no me llegaba regularmente! Ahora, si se retrasa mi regla… como diría el cholito “uy”

Cuando tenía quince la no entrega de un trabajo del colegio solo significaba un rojo en la libreta. Ahora, la no entrega de un informe de trabajo significa una demanda legal (¡ya le di un anticipo!)

Cuando tenía quince, un rojo en la libreta se solucionaba con lágrimas de arrepentimiento: “te lo juro mami que no me quedaré supletorio”. Ahora, un saldo en rojo en el estado de cuenta en el banco no se solucionaría con lágrimas, si no con la visita al dpto de cobranzas del banco “les juro que les pago el viernes, no me reporten a Central de Riesgo”

Cuando tenía quince, tenía acné diseminado por toda mi cara. Ahora, tengo patitas de gallo y líneas de expresión, eufemismos para mis recientemente adquiridas arrugas.

Cuando tenía quince, al pretender ingresar a ciertos antros me decían “cédula señorita”. Ahora me dicen: “siga nomás señora”.

Cuando tenía quince, tenía que pedirle plata a mi papá (¡en sucres!). Ahora tengo varias tarjetas de crédito saturadas (¡en dólares!).
Bueno, cuando tenía quince la gente se escandalizaba con Sabrina Salerno y los Prisioneros cantando “sexo compro, sexo vendo” (bien brutos, porque si no se dieron cuenta, dicho tema intenta reivindicar a la mujer, entre las cuales Sabrina, que vendía su pechugas por kilos). Ahora, la escandalizada soy yo, escuchando en los buses canciones que dicen “presea mami, presea” (recién me explicaron lo que significa dicho término, no manejo la jerga pandilleril).

Cuando yo tenía quince, podía salir a la calle con mi tremendo walkman sony sin temor a que me lo roben, en pleno San Agustín. Ahora, escondo mi celular perfectamente y me aferro a mi cartera vacía aunque vaya por plena zona regenerada de mi hermosa Perla.

Lo bueno de tener 30 (y cinco) es poder comprar pruebas de embarazo sin temor a que me vean (bueno, a los quince no las necesitaba, ¡era niña!), cigarrillos y fumarlos desafiando al cáncer y al asma bronquial. Sé las consecuencias de ciertos pecados, no les creo con tanta facilidad a los hombres que me abordan. Cuando tenía quince, si un chico me gustaba, no sabía qué hacer. Ahora, tampoco. Hay cosas que no van a cambiar…

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 34 times, 1 visits today)

(Visited 34 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. Muy bueno… Te cuento algo, en realidad pensé escribirte un mail para que quedara más personal, pero no puedo esperar, jajaja, es que me causa tanta risa… Ayer salí de farra (esta vez no a un bar, sino a una disco -con lo poco que me gustan-) el asunto es que ahí estaba yo, media alcoholizada bailando merengue, jajaja, obedeciendo e imitando al resto, a la der, a la izquier, y no sé porqué me acordaba tanto de ti y del relato ese de la fiesta de tu vecina, te juro que no pude seguir bailando y me fui a sentar, jajaja, parece que he permitido finalmente que logres influenciarme, no sé, pero me ha causado mucha gracia… Saludos

  2. Me trajiste a la memoria “When I was young” de Eric Burdon & The Animals. Aquí te envío el clip original de 1967 y la letra.

    The rooms were so much colder then.
    My father was a soldier then.
    And times were very hard.
    When I was young.

    When I was young.
    I smoked my first cigarette at ten.
    And for girls, I hall.
    When I was young.

    When I was young it was more important.
    Pain more painful, the laughter much louder, yeah.
    When I was young.

    When I was young.
    I met my first love at thirteen.
    She was brown, and I was pretty green.
    And I learned quite a lot.
    When I was young.
    When I was young.

    When I was young it was more important.
    Pain more painful, laughter much louder, yeah.
    When I was young.

    When I was young.
    My faith was so much stronger then.
    I believed in fellow men.
    And I was so much older then.
    When I was young.
    When I was young.
    When I was young.
    When I was young.
    When I was young.

Los comentarios se han cerrado.