Dios no muere

García Moreno, el que quita lo malo y pone lo bueno. Popularmente así se conoce a los látigos de cuero que sirven para que “entre la letra” a los niños malcriados. Gabriel García Moreno fue presidente del Ecuador, que manejó una política ultraconservadora y religiosa.

Se cuenta que Gabriel García Moreno fue a un adivino a que le prediga su futuro, el cual le advirtió que se cuide de los rayos. Por lo cual, el paranóico y religioso presidente, evitaba las tormentas. Pero el fatídico 6 de agosto de 1875, el mandatario ingresaba al Palacio de Carondelet por la escalinata sur, luego de rezar en la vecina Catedral, cuando un grupo de conspiradores liberales apostados entre las columnas procedió a atacarlo a tiros y machetazos, comandados por el colombiano Faustino Lemus Rayo quien lo atacara por la espalda. Se cuenta también que mientras el mandatario agonizaba, mascullaba la frase “Dios no muere”, que fuera luego expuesta en el lugar donde falleció: al pie del altar de la Catedral Metropolitana.

asesinato de garcia moreno

Esta anécdota sangrienta es tomada como prueba por los incautos que creen que es posible predecir el futuro, pero no es tomada como prueba de que la oración no le sirvió a García Moreno para evitar su horrible asesinato.

Fuente: Wikipedia

© 2013, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2013, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 375 times, 1 visits today)

(Visited 375 times, 1 visits today)

Facebook comments:


Comments

  1. El artículo está errado, parece ser que no se investigó bien la biografía de Gabriel García Moreno, y aún creerle una fuente como Wikipedia, donde se puede editar artículos fácilmente, es una insensatez.

    Gabriel García Moreno (1821-1875), no creía en supersticiones, su confianza era plenamente en DIOS y tenía una profunda FE hacia la religión católica, eso lo demuestra su última frase mientras agonizaba “DIOS NO MUERE”. Él murió por su FE, sus enemigos eran masónicos, anti-católicos quienes no les parecía tener un Presidente Moralista,ni una constitución que confía en Dios, ni la consagración de Ecuador al Sagrado Corazón de Jesús, por lo que contrataron al sicario colombiano Faustino Lemus Rayo, quien también murió ese mismo día, porque el pueblo salió a defenderlo, además, dentro del bolsillo del asesino, se encontró un cheque girado por las logias masónicas. El grupo de sus propios asesinos, masónicos, escribieron biografías justificando su crimen. Pero existieron y existen escritores piadosos que siempre sacan a luz la verdad.

    Así mismo, el destino de este presidente, ya había sido revelado, dos siglos antes, mediante las revelaciones de “Nuestra Señora del Buen Suceso”, que es la Virgen María Santísima, Madre de Dios, mediante revelaciones a Sor Mariana de Jesús Torres, en el año 1630, y que dice así: “En el siglo XIX habrá un Presidente de veras cristiano, varón de carácter, a quien Dios Nuestro Señor le dará la palma del martirio en la misma plaza dónde se encuentra éste mi convento (de La Inmaculada Concepción); Consagrará la República (de Ecuador) al Divino Corazón de mi Amantísimo Hijo, y esta consagración sostendrá la Religión Católica en los años posteriores, los cuales serán aciagos para la Iglesia”. Y todo esto se cumplió.

    Ojalá en la actualidad existan mandatarios en la política como él, así el mundo no estaría tan corrompido.

Leave a Reply