Discapacidad musical

Si compartes como yo el gusto por el heavy metal, y estás en Suecia, podrías pedir una licencia por incapacidad, el Estado te pagará 400 euros en compensación por los gustos que te “aquejan”. Ahora, estas excusas son válidas:

  • No pude ir al trabajo porque tenía un concierto en Lima.
  • No puedo hacer eso jefe, me quebré el brazo mosheando.
  • “Perdón, no le escuchooo”, [sordera del rocker.]

heavy-metal

La historia es real, de no creerse. Un tipo llamado Roger Tullgren convenció a la justicia sueca de que la razón que le impide mantener un trabajo es su adicción a los conciertos. Sus dosis son death metal en las mañanas y algo heavy por las tardes. Si no se suministra dichas dosis, se desconcentra y pierde el empleo. Así que la solución ha sido simplemente trabajar medio tiempo y cobrar una indemnización al estado por 4o0 euros mensuales por las horas no laboradas. Increíble. Todo por culpa de Ozzy Osbourne.

Y pensar que Josue Yrion seguramente dirá que hay satanismo en el rock. ¡Si ser rocker ha sido una discapacidad! (WTF)

Enlace

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 28 times, 1 visits today)

(Visited 28 times, 1 visits today)

Facebook comments:


Comments

  1. En serio dices. Mira yo también te cuento algo de la vida real, la mía.

    La Música me desconecta totalmente del mundo, resaltando el totalmente. Estos con un hilo de que me boten del trabajo por la Música, y un poco mal en los estudios… pero yo sin Música no puedo vivir… ¿Necesito un Psiquiatra?

    Saludos,
    Pitonizza

Leave a Reply