¿A dónde se va el tiempo?

Esta mañana que fui a dejar a mi hija a la escuela, adormilada y casi sonámbula, me topo con una vecina a la que no veía hace tiempo. Me sorprendí al verla tan envejecida. Pero pensándolo bien, ha pasado mucho tiempo. Mi madre es abuela, mi abuela es bisabuela. Todos estamos envejeciendo. ¿Recién empiezo a notarlo?

Parece que hasta ayer yo jugaba con barbies, haciéndoles ropa y decorando sus departamentos. Representaba con ellas una vida que ahora estoy viviendo en carne propia. Actualmente decoro departamentos de verdad. Cuando voy a una jugueteria, ya no solo me fijo en los accesorios que traen las barbies. Miro precios.

Hasta ayer recuerdo reunir de sucre en sucre para comprarme un diario, con candado, para poder escribir mi día a día con el chico que me quitaba el sueño entonces, Juan Carlos, de quien estuve enamorada, y que inspiró tantas páginas de papel que literalmente destilaban lágrimas. Ahora mi bitácora está online y no le pongo candado, pues todos ustedes tienen acceso a su lectura. Sigo siendo la niña enamoradiza, solo que ahora no me creo el cuento de que soy hermosa.

De los mails que recibo que tienen un número asociado, noto con “horror” que muchos son 83, 85. Y cuando intercambio impresiones con estas personas, no suelo equivocarme. Ese número se refiere a su fecha de nacimiento. El año 83 yo ya empezaba a diferenciarme del resto de la familia al escuchar solo “música en inglés”, veía Eduardo II y Mounstruo Cinema, programas de los que estoy segura muchos de los que me leen no tienen la remota idea de su existencia. Ha pasado mucho tiempo.

Niños que vi en la barriga de sus madres, hoy son padres de familia que me encuentro en la escuela. Mis primitas pequeñas ahora son madres. Y al ver a mi hermana menor, con sus dos hijos varones, pequeños, colgados de sus brazos, no se me hace tan diferente cuando la veía corretear mientras jugaba a la rayuela. Mi hermanita menor es una mujer adulta. Mi hermanita, tiene problemas de mujer adulta. Ya no jugamos a “las muñecas pequeñas”. Cuidamos nuestros hijos. Me divierto bañando a mi pequeño sobrino, mientras mi hermana ayuda a mi hija con las tareas. Ya no tenemos tiempo para jugar con muñecas.

Los grandes pasos que he dado en la vida, han ocurrido hace ya montón de años. Perdí mi virginidad hace 18 años. Me gradué de Universidad hace 10 años. Es un acumulado de sucesos que podrían llenar miles de bytes de este blog, y que de hecho, iré posteando seguramente. El tiempo sigue pasando y cada vez más rápido. Cada vez mi hija es más y más independiente. En un futuro, podré ir a todos los conciertos de Megadeth que me dé la gana. Ahora no puedo, no tengo con quien dejar a mi hija. Algun día, quizá a la vuelta de la esquina, ella podrá cuidarse sola.

La nostalgia me inspira. Y eso es bueno.

—————-
Now playing: Alan Parson’s Project – Alan Parsons Project – Time (live)
via FoxyTunes

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 95 times, 1 visits today)

(Visited 95 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. “El tiempo pasa… nos vamos poniendo viejos, y el amor no lo profeso como ayer…”
    Pablo Milanes!
    Cuando damos tiempo al tiempo, resulta que luego nos falta, por eso a vivir el hoy y el presente… ya tendremos tiempo para evaluar…

  2. ¿Eduardo II y Mounstro Cinema? elé, ahí sí que me cogiste en curva. Y no es porque sea un guambrito, lo más seguro es que a mi pueblo en ese tiempo no llegaba el canal en donde los pasaban.

    El tiempo: en envase no retornable y una vez usado no se admiten devoluciones ni reclamos.

  3. No te confies mucho Pito, que hasta el tiempo tiene su fin (aunque primero lleguemos cada uno de nosotros por separado); por eso es que estoy buscando una buena oportunidad para pasearme por Europa, antes de que lleguen esos dias en que ya no pueda, o siemplemente se me quiten todas las pocas ganas que tengo de ir.

  4. Siiiii eso mismo digo yo el tiempo pasa demasiado rápido, las semanas pasan volaaaando y las cosas que a veces no queremos se nos vienen encima…
    Yo no quiero que llégue julio, me van a operar (algo medio complicado) y me da pavor… Pero que va ya mismo se acaba este mes… Diooooooossss…

  5. yo si me acuerdo de Eduardo II y Mounstruo cinema en gamavisión.. full películas de terror en blanco y negro!! jajajaja

    y por si acaso yo soy del 76

Los comentarios se han cerrado.