Duelo que duele

Estoy de luto y no sé por cuánto tiempo durará el dolor. Quizá el tiempo lo mitigue y se transforme en conformidad, pues me rehúso a utilizar la palabra resignación. La muerte es el fin del dolor físico, que nadie merece, mucho menos alguien tan amado. Así que egoísta sería yo al querer retener su deteriorado cuerpo, que al fin y al cabo, era perecedero, mas nunca el amor, que es infinito. Los recuerdos ahora son llagas vivas que duelen. El tic-tac del reloj hace eco en esta casa vacía y enorme en la que se ha convertido dado el incomensurable espacio que era llenado con su presencia.

Ya no estás madre de mi alma, autora de mis días, estrella de mi cielo. Ahora, aunque nunca más veré tus ojos color miel, nunca más besaré tus blanquísimas manos de seda, guardo como el tesoro más grande ese beso que el día jueves depositaste en mi mejilla. Quisiera emularte, poder ser una décima parte de lo buena madre que tú fuiste, que ya es bastante… seguiré tu ejemplo de mujer luchadora, que nunca se quejó ante el insoportable dolor que aguantaste, intentaré ser como tú, como una roca que no se erosiona fácilmente, aunque por dentro esté deshecha, seguiré… por ti.

Hasta siempre mamita… nunca te olvidaré.

P.R.

Queridos lectores:
No sé cuando vuelva a escribir. Seguramente muy pronto, pues mi madre era una de mis asiduas lectoras, quien disfrutaba de mis posts; algunos la enojaban, como los posts anti-religiosos, otros la enorgullecían, como mis campañas de apoyo a las mujeres que están al borde del suicidio. Ella se alegraba con mis logros, me ponía en la perfecta perspectiva a los trolls de este blog, dándoles la justa importancia que tienen: ninguna, diciendome “Sigue escribiendo Priscilla”. Y seguiré haciéndolo. Pero no sé cuándo regrese la inspiración a mí. Quizás mañana regrese a mi habitual ritmo de 3 posts diarios, con la ayuda de mi novio, volveremos a llenar de contenido de interés general este espacio. O talvez pasen días sin poderme acercar al teclado. Pero por el momento, en un justo homenaje a esa grandiosa mujer que ahora forma parte del firmamento, cierro el blog. Volveré, pues ella así lo desearía. Sólo que no sé predecirles cuándo.

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 71 times, 1 visits today)

(Visited 71 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. querida Pitonizza, sigo tu blog de vez en cuando, pero claramente eres una mujer fuerte, una gran mujer y de seguro seguirás el ejemplo de tu mami y lo aplicarás con tu nena. cuentas con Eustaquio y amigos que te apoyaran en este momento que realmente nadie lo espera. un fuerte abrazo.

  2. Sé en carne propia lo que debes estar sintiendo. Creeme que es un dolor que nunca pasará y te lo digo yo que perdí a mi mamita hace más de trece anos, sin embargo la mejor manera de honrar a esa mujer que nos dió la vida es seguir adelante por tí y por tu hija. Todo lo bueno que hagas y logres en esta vida servirá de alguna manera para mostrar a los que te rodean la gran guia que tuvistes en esa mujer que hoy ya no esta, pero que tú puedes perpetuar con tus logros y los logros que manana alcancen tus hijos.. Muchas fuerzas y tiempo al tiempo…

Los comentarios se han cerrado.