El apareamiento humano visto desde el espacio exterior.

Orión, año terrestre 2007 DC

Tras siglos de observación de campo, la comisión encargada de la investigación de la primitiva especie dominante en el tercer planeta del sistema solar, emite el siguiente informe:

Ritual de cortejo: El macho siempre trata de impresionar a la hembra, y a lo largo de los años se ha valido de toda clase de demostraciones, algunos se valen de conocimientos acumulados expresados a través de lenguaje oral, comunmente conocido como “labia”, otros crean una imagen alterada hormonalmente y esculpida en centros conocidos como gimnasios, donde los machos intentan destacar sus inflados músculos, a veces artificialmente. Otros, menos agraciados física e intelectualmente, recurren a regalos, objetos innecesarios conocidos como “detalles”. Los de mayor éxito entre las hembras superficiales son los que se trasladan en vehículos “último modelo”, a nuestro juicio, primitivas naves contaminantes y ruidosas.
Ciertos especímenes poco evolucionados intentan someter a la hembra violentamente, pero estas poco a poco han ido rechazando tales actitudes llamándolo “liberación femenina”.

La hembra generalmente selecciona entre los machos que la pretenden el que tenga mayores posibilidades de atenderla a ella y a su prole. Dependiendo del grado de evolución de la hembra, considerará factores que van desde la apariencia física hasta la capacidad monetaria del macho.

Lugares de conquista: a lo largo del tiempo los sitios donde los machos acuden en búsqueda de hembras en celo han variado muchisimo. Las reuniones humanas con ruidos frenéticos, conocidos como fiestas, sirven para este propósito y se pueden clasificar en variados tipos:

– Fiestas familiares: no todas las hembras aquí pueden ser consideradas para fines sexuales. La tendencia humana actual es la mezcla de ADNs diversos, así que se recurre a la “amiga” de la hermana, la vecina, o una prima lejana. Hacerlo de otro modo es considerado aberración.

– Fiestas colegiales e universitarias: aquí las posibilidades aumentan drásticamente. Casi siempre estas fiestas terminan en apareamiento.

– Discotecas, bares, cabarés, entre otros sitios de variadas categorías donde los machos se dirijen con exclusivos objetivos sexuales.

Otros lugares donde los humanos buscan pareja para fines de apareamiento son: lugares de trabajo, de estudio, referida/os. Llama la atención la proliferación de lugares que ofertan sexo en la primitiva red que une al planeta, conocida popularmente como Internet.

Hay hembras que se prestan para satisfacer apetitos sexuales de los machos. Se clasifican en:

– trabajadoras sexuales: profesionales dedicadas al duro oficio de complacer a machos alunados. Cobran por sus servicios.

– Tapiñadas: a veces cobran, a veces no, estas hembras dicen hacerlo por puro placer. *

Ritual de apareamiento:
Una vez conformada la pareja, el macho generalmente debe preparar el “terreno”, invitando a la hembra a comer, al cine (lugar oscuro donde se puede hacer una exploracion previa de las glándulas mamarias de la hembra), a bailar (pre-cortejo humano donde también se hace exploraciones previas a las carnosidades femeninas con el ritmo de lo que se conoce en la Tierra como música). La idea es convencer a la hembra de lo buen macho que puede resultar.

Si surge una reacción química eléctrica resultado de las feromonas, la pareja se va acercando hasta que la necesidad de mezclar sus salivas y otros humores se vuelve imperiosa.

Una vez que la hembra se predispone para llevar a cabo el apareamiento, la pareja debe dirigirse a algún lugar privado para consumar el acto. Los lugares preferidos son:

– Moteles: recintos muy apropiados para fines copulativos, generalmente tienen espacio para ocultar el vehículo en que se desplaza la pareja. Las paredes están cubiertas por espejos, seguramente para disfrute visual adicional, aunque este factor se contradice con las luces, tenues, a veces rojas. La cama generalmente es de piedra. Están equipados con un primitivo receptor de ondas catódicas: televisor, el cual muestra imagenes de otras parejas copulando, seguramente como recordatorio de lo que deben hacer, o como estímulo para el macho, cuando no pudo conquistar a una hembra suficientemente atractiva.

– La parte trasera del vehículo: para cuando la pareja no cuenta con los recursos monetarios para acceder a un motel, la parte de atrás del carro, vehículo o nave resulta lo sufientemente apropiada para una cópula rápida. Aunque con la intempestiva retirada de las prehistóricas “películas” que cubrían las ventanillas de los autos, usar el asiento de atrás para fines de apareamiento se vuelve impúdico.

– La sala de la casa: cuando los padres de la hembra duermen, la sala resulta un lugar apropiado, el peligro que representa a la pareja de ser descubierta puede ser un elemento estimulante adicional.

– El baño del bar, discoteca, colegio, casa de amigos, etc. Lugar suficiente privado para apareamientos veloces.
– Bodegas, estacionamientos, oficina del jefe (cuando no está el jefe, o cuando la pareja es el jefe).

El apareamiento propiamente dicho es un acto que en los humanos involucra todos los sentidos. El sexo entre humanos no siempre tiene fines reproductivos. El apareamiento no se da exclusivamente entre géneros opuestos. Algunos mamíferos, entre ellos homínidos y humanos, se relacionan en parejas de dos machos, o dos hembras. Incluso se reunen en grupos, conocidos como orgías, y exploran de manera exhaustiva todos sus orificios. El presente informe se ha limitado a relaciones heterosexuales, por no haber experimentado otras alternativas.*

El apareamiento entre humanos podría generar un fuerte sentimiento de propiedad sobre la pareja, lo cual conduce a primitivas manifestaciones como celos y/o posesividad.

* No comprendemos el placer que puede haber en este acto.

P.S. Tenemos sospechas que el presente informe fue pirateado por la hembra humana conocida como Pitonissa, la cual se ha confesado aficionada y adicta al apareamiento con fines recreativos y como demostración de amor (eso dice ella).

He leído demasiado a J J Benítez, ¿cierto?

(Visited 37 times, 1 visits today)

Facebook comments:

Comments

  1. te falto mencionar las feminas que lo hacen por deporte…. para mantenerse en forma….
    y tambien de aquellas que lo rifan como loteria….
    la otra que por ahi sepuede mencionar es a las putas ingenuas… es decir.. aquellas señoritas que solo dicen no.. no… no… no… y cuando le vas a hacer caso.. te preguntan porque paras….

  2. voy a usar un termino que solo uso con amigas….careverga… te me adelantaste…yo iba a escribir algo parecido pero no futurista…en fin igual lo haré y me comparare

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *