El blog absorbió la vida real

Si piensan que paso 24 horas frente a la computadora, se equivocan por completo. Si bien es cierto, mis blogs consumen muchísimo de mi tiempo, si no tuviera vida real, no tuviera material para escribir. Sin embargo, el blog se ha vuelto tema obligado de conversación con la gente de carne y hueso que me rodea. Mis blogs no son secreto, incluso mi padre sabe de mi blog erótico, aunque piense y se pregunte de qué escribirá mi pequeña sobre sexo. Pues seguramente en ese momento recuerda que su pequeña mide 1,75 y se acerca a los 40 años.

El explicar a gente ajena a las computadoras, esos profanos que solo escriben de cuando en cuando un documento en word, que usan el Internet para revisar su Hi5 y pare de contar… resulta harto complicado.

Diálogo entre un profano (mi primo) y la “loca del blog” conocida por uds como Pitonizza

– Prima, ¿cómo vas? ¿Qué tal el trabajo?

– Bien primo, pues sabes que se acerca noche de brujas, mis labores se vuelven arduas.

– ¿Y en qué te hallas, pelada?

– Divido mi tiempo entre los clientes a los que les hago hechicerías y el blog.

(5 segundos de silencio… ¿qué diablos será el blog’ ¿Blog? Habrá querido decir “bloq”? ¿O block? )

– ¿Qué bloque, prima?

– Blog, BLOG, B-L-O-G.

– ¿B-log? ¿Qué es eso?

– Es una página en Internet donde escribo todos los días.

– ¿Como un foro?

– Más o menos.

– ¿Y de qué?

– De lo que me dé la gana.

-¿Y….? (como pensando, para qué pierde tiempo en eso)

– Bueno, muestro anuncios, me pagan por eso.

– Te pagan por lo que escribes. Belleza.

A esas alturas comprendí que lo mejor es no explicar lo de los enlaces patrocinados, reviews pagos, mucho menos ahondar en page rank y tráfico llegado desde Google.

– Sí, así es.

– ¿Y cuál es la página?

– pitonizza.com

– pi-to-ni-sa

– nooo, con dos zetas!

– Pero pitonisa se escribe con S

– Sí, yo sé, pero mi dirección es esa.

– Bueno.

Todo será cuestión de horas para que mi primo conozca mi blog y, horrorizadamente cuajado de la risa, me felicite diciendo que no sabia que yo “escribía tan bien”. Y así, sucesivamente, además de preguntarme por mi hija, me pregunta que tal va mi blog.

Perdí una amiga por el blog, que no comprendieron el desahogo para el cual lo uso, el valor monetario que empieza a adquirir y la importancia que le doy a los comentarios de los lectores. En mi familia se admiran de mi trabajo, cuando les muestro las estadísitcas, noto un brillo de orgullo en los ojos de mi mamá, similar al que me deslumbraba cuando sacaba 20s en el colegio. Todo por lo que escribo, mostrandome sin mostrarme, diciendo verdades tal cual las siento. Cuando mis parientes leen mi blog, se quedan pasmados al notar que no disfrazo lo que escribo, no maquillo nada para que luzca “leible”, no he inventado una personalidad que no tengo para ganar adeptos a Pitonizzaland. Mi blog trascendió a mi vida real trajendome gente de carne y hueso, bloggers (poquisimos) a quienes he abrazado, me han apoyado en momentos dificiles besando mi pelo, sin tratar de sacar provecho de la “putilla” que aparento ser. Mi blog es mi aliciente, mi espacio en la red, mi vida en linea. Una vida virtual que ha trastocado mi vida real. Debo estar preparada para las consecuencias.

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 38 times, 1 visits today)

(Visited 38 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. Jajaja… muerto de la risa. En verdad que se presentan varias situaciones, a veces he optado por decir ‘escribo en mi página’ en lugar de ‘blog’.
    Saludos.

  2. que te puedo decir? gracias a mi blog fui tomada en cuenta por el municipio, y ahora soy “famosa” jajajaja, sin duda alguna es chevere verles la cara a las personas cuando intentas decirles que escribes en un blog, sin embargo.. en el caso de los que se esconden y cuentan su vida sin que la gente sepa, debe ser fatal que por accidente familiares y personas que conocen lleguen a sus paginas.
    A mi me gusta escribir en un blog, al mismo tiempo me siento privilegiada de ser una blogger que no pertenece a la generación de pseudo-internautas que solo utilizan el internerd para revisar su hi5 y su “imeil”…

  3. Chanfle un blog realmente sí demanda tiempo sobre todo si se quiere que tenga calidad. Naturalmente todo dependerá del enfoque del blog, por ejemplo para mí Lunas Azules implica siempre al menos un poco de investigación, lo cual toma tiempo; mientras mi blog personal es algo totalmente espontáneo que escribo de un solo tirón sin revisar nada.

    Yo no acepto tanto esa división entre vida real y vida Online; creo que ambas son vida real, sólo que en diferentes planos o a través de diferentes medios. Lo que sí, la publicidad de la propia vida es algo que veo con prudencia, creo que sí tengo una esfera de intimidad qué proteger que aparte de no exponer en los blogs ni siquiera expongo en otros sectores como la oficina o las conversaciones con mis estudiantes.

    En la vida humana todo se da en escalas, gradaciones y jerarquías. 🙂

Los comentarios se han cerrado.