El día que me le declaré a un hombre

Si escuchan atentamente, en el minuto 0:45, la vieja histérica que grita soy yo:

MARTIN TE AMOOOO

(Y no digan Martin Calle)

En el min 1.04 aparezco brevemente acumulando fuerzas para aquella noche mágica en que mis tímpanos nunca volverían a ser los mismos.

Gratos recuerdos del concierto de Depeche Mode, al año de haber vivido tan orgásmica experiencia. Gracias a Paulo por la compañía y por encontrarme en un vídeo.

© 2010, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 26 times, 1 visits today)

Facebook comments:


Comments

  1. De nada.

    Para eso estamos los devotos de Gore y compañía.

    Queda pendiente para la próxima seguirlos hasta el restaurant donde vayan y sacarles un autógrafo.

    Para mí fue el día en que volví a creer en Dios (entíendase Gore).

    Saludos

Leave a Reply