Emo Guayaquil

Mientras me dirigia al gym me tropecé con una pareja emo. Pantalones entubados, zapatos all star cuadriculados, camiseta ceñida al cuerpo con estampados alusivos, bolsos de calaveras rosadas, y el infaltable ojo tapado para perder la percepción de profundidad. La pareja se daba manifestaciones de amor. Hasta ahi, todo bien, hasta que los vi de cerca. Y ahi fue donde me escandalicé, pues ambos eran niños de no más de 15 años. Por muy liberal y tolerante que puedo ser ante el movimiento emo y el movimiento gay, no estaba preparada para ver algo así frente a mis ojos en plena calle: emogay en Guayaquil.

¡Hágalo en privado por el amor de Dios!

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 321 times, 1 visits today)

(Visited 321 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. Desaparezco una semana y mira lo que leo…

    Pitonizza: es mejor que vayamos preparándonos para ver escenas así, la verdad yo no habría dedicado un post al tema, mi lema es vive y deja vivir.

    Silvi: vale un pimiento lo que diga o deje de decir la ley. Lo que importa es la libertad de las personas incluso si nos desagradan los comportamientos libres de estas mientras no agredan la libertad de otros. De la misma forma como hay que respetar a quienes gusten de la tauromaquia (gusto que no comparto) hay que respetar a los gays y emos (estilos de vida que no comparto) más allá de las leyes, sobretodo cuando muchas de nuestras leyes son pura basura (por crear privilegios y vulnerar derechos) y la nueva constitución es un bodrio fecal (no discutiré el tema aquí).

Los comentarios se han cerrado.