Enfrentando un grave diagnostico

Cuando alguien en la familia, de un momento a otro, enferma, siempre pensamos es una fuerte gripe, una gastritis que se ha complicado, un dolor de cabeza cojudo debido al estress que ya cederá. Jamás entran en el vocabulario las palabras linfoma, leucemia, enfermedad de Hodking, mieloma o metástasis. Pero cuando el especialista remite al paciente al oncólogo, empieza la incertidumbre, y al leer en Wikipedia las superficiales definiciones de dichas enfermedades y su gravedad, todo cambia de perspectiva.

Las reacciones naturales van desde negación hasta enfado, incredulidad, renegar de Dios (si es que existiera dicho ente). Para asimilar este hecho cada persona tiene un ritmo diferente, y es VITAL como familiares, parientes cercanos o amigos, dar el soporte suficiente al paciente para ayudarlo a sobrellevar la posible recuperación, o si no queda otra salida, los últimos días de la vida.

Los niños sobretodo son seres muy sensibles a los hechos que suceden en la familia, su intuición es muy grande, su aura no está contaminada y pueden percibir lo que acontece. Es necesario hablarles, explicarles lo que sucederá en terminos sencillos y sin crearles falsas expectativas. Por ejm: “Mamita está enfermita, por eso ha bajado de peso y no come, va a estar en el hospital donde van a tratar de curarla, debemos comprenderla que esté mal genio y triste”. Le podemos explicar -a los niños más grandes- el proceso de la enfermedad: “su cuerpo ha empezado a producir celulas malvadas que le hacen sentir dolor, en el tratamiento van a tratar de luchar contra esas células”.Si el niño es informado de lo que pasa, no se sentirá culpable por lo que está pasando. Jamás decirle: “viste, mamita enfermó porque no haces la tarea”. Es una pésima frase. Si sucede lo peor, el trauma será inevitable.

Debemos mantener el espíritu alto de nuestro pariente enfermo. Es facil escribirlo, pero es duro, muy difícil, pues al ir investigando sobre las incidencias de la enfermedad, el estadio en el que se encuentra, las implicaciones y efectos secundarios de quimioterapias y radiaciones, es evidente que decaremos. Pero también es importante, como dije VITAL, tener un ánimo alto, inyectar posivismo, evitar decaer frente al paciente. El apoyo familiar es un aliciente importante, limar cualquier aspereza que haya habido en la casa, encontrar algo bueno dentro de todo el horror que supone saber que una enfermedad grave se cierne sobre un ser amado. Dicen por ahi “no hay mal que por bien no venga”, que el cáncer sea el pretexto para cambiar la forma de ver la vida. Y seguir adelante, sea cual fuere el final, enfrentarlo, aceptarlo y sobrellevarlo. El espíritu humano a veces es sorprendentemente resistente, siempre que se quiera.

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 23 times, 1 visits today)

(Visited 23 times, 1 visits today)

Facebook comments:


Comments

  1. Sé que estás pasando por momentos muy difíciles; siempre, por nuestra naturaleza perecedera, tarde o temprano tenemos que enfrentarnos a estos problemas, es inevitable, pero cada prueba nos sirve para fortalecernos, darnos cuenta de que siempre tenemos la opción de ser más útiles en los tiempos de conflicto y sobre todo, siempre aprendemos y valoramos las cosas. Te envío un abrazo apretado y mis sinceros deseos de que todo salga de la mejor manera.

  2. Como bien dices, es capital no mostrarnos apesadumbrados frente al enfermo sea cual sea el estadio de su enfermedad

    Y, si para algo puede servir un blog, y aunque sea mínimamente, es para no sentirse sól@.

    Por eso, muchos ánimos!

    Saludos

  3. Mucha fuerza Pitonizza, el tener a un familiar con esa enfermedad es de por si triste y más no saber como respondera al tratamiento. En todo caso no te sientas sola, trata de sonreir a pesar de que sea difícil hazle saber siempre a esa persona cuánto l@ amas y armate de paciencia y aunque sé que no crees en Diosito, una oración al ser superior en quien creas nunca hace daño y alivia la tensión que tenemos dentro.

    Saludos y un abrazo.

  4. amiga pito solo te deseo toda la fuerza del mundo y ganas de seguir adelante a pesar de la situacion, como tu dices la union de la familia en estos momentos es fundamental, todos pueden apoyarse entre si y dar todo la atencion, el cariño, el tiempo y el psitivismo a la persona afectada con tal terrible enfermedad….

  5. Fuerza Pito. A veces esta vida es dura, y los caminos se tornan dolorosos al transitarlos, pero siempre se sale. Son etapas que marcan, pero un día de golpe…pasan. El sol vuelve, la luz brilla intensamente, y nos damos cuenta que la vida continúa.
    Fuerza!

Leave a Reply