Entrada a clases

¡Volver a madrugar! Lo que más me molesta del regreso a clases es despertar temprano, sin contar con el planchar uniformes y controlar deberes. La parte fea de ser mamá. Mi hija va a 2do de educación básica. En la interrogación charla que tuve con la maestra de la niña, me señala que entre las destrezas adquiridas está la lecto-escritura de palabras con silabas sencillas, es decir de dos letras. Sílabas compuestas se supone que la niña no está entrenada para leer, sin embargo, mi hija de hecho lee, y comprende lo que lee (por eso edito los nicks de quienes ponen palabrotas en el msn). En la clase de computación los niños practicaban con láminas para que aprendan a reconocer las partes de la computadora y sepan diferenciar entre CPU y UPS. Para mi terror, mi hija sabe navegar en Google, si quiere videos, sabe tipear “youtube.com” en el navegador. Es una responsabilidad enorme tener una niña con tanta avidez por aprender, adelantada años a lo que han aprendido los niños de su clase:

Me dijo “mami, quiero ir a Italia a comer pizza verdadera con peperoni”. A lo que respondí “¿cómo sabes que la pizza es italiana?” y me respondió con un abrumador “todo mundo sabe que la pizza es italiana, ¿no lo sabías?”.

Talvez para todo padre su hijo es el más bonito y el más adelantado de su clase. La mia es realmente linda (cosa que nunca demostraré colocando sus fotos), y su inteligencia es evidente, pero nunca sujeta a calificaciones. Me niego a compararla con sus compañeros. No pongo a mi hija a competir por un 20, por décimas perdió el premio a la mejor alumna, puntos perdidos por rebelde, pues mi hija, como yo, tiene un caracter de hierro, y no le gusta ajustarse a reglas, especialmente cuando la clase avanza muy despacio para ella.

Tengo estos días para comprar la mochila de Pucca que tanto me ha pedido. Aparte de la compra de útiles, cuadernos, libros y materiales. Lo que me encanta de la escuela en la que la he puesto es que:

  • He convenido con la directora en que si escucho un vestigio de regeton, retiro a mi hija de la escuela sin mayor miramiento. (Y acuso a la escuela con la dirección de estudios por corrupción de menores :P)
  • La directora, como la directora de mi escuela hace 30 años, es implacable en cuanto a la disciplina. Las niñas no pueden mancillar el uniforme, tienen estricta prohibición de celulares y mp3 y la limpieza del plantel no deja nada que desear. Si bien las prohibiciones son arma de doble filo, a los 6 años me parece inadmisible que un niño tenga celular, que se los incauten, como me incautaban en mi época las tarjetas de Garbagge Pail Kids. La diferencia es que los sermones que ahora les dan a los niños advierten las consecuencias de irrespetar las normas vs la educación militarizada que ante toda pregunta que preguntaba el por qué de una prohibición la respuesta era un “porque SI”.
  • Hay un respeto casi sacro a la ortografía. Yo velo muchísimo por el aprendizaje de las normas ortograficas, y mi hermana es casi tan obsesa como yo, asi que, creo salvaré a mi pequeña de ser una HOYGAN que escribe en lenguaje SMS en foros.
  • Las matemáticas se han simplificado y acelerado. Mi niña suma y resta mentalmente, sin usar los dedos. En eso, me lleva ventaja. Y esa habilidad e mi hija es algo incomprensible, pues su padre me confesó ser pésimo para los números.
  • La escuela es mixta. Creo en la convivencia natural de los sexos desde la más temprana edad, esa separación medieval de las niñas y niños crea morbos y tabues absurdos. En mi caso, con 15 años sin ver niños, sin hermanos varones que traigan amiguitos a la casa, mi primera inteacción con el género opuesto fue en la Universidad. Muy tarde. Los niños me volvieron loca y perdí años divagando de facultad en facultad. (Lo bueno es que en ese peregrinaje conocí a mi novio actual).

Y la niña recién va a 2do de básica… ¿qué le darán? Gracias a Jebus por mi conexión a Internet para ante cualquier duda consultar con alguna wiki.

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 26 times, 1 visits today)

(Visited 26 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. “He convenido con la directora en que si escucho un vestigio de regeton, retiro a mi hija de la escuela sin mayor miramiento.”….y que va a hacer la pobre en las Olimpiadas o en las web@das pseudo-artisticas que le tocara hacer?? yo recuerdo esas Olimpiadas donde lo que abundaba era la musica burda de moda (igual basura asi fuera hace quince años!) reventaba en los parlantes del Cole…y ahora, quien podra defenderla Pito?

    • En esos actos a los niños les ponen música infantil, ecuatoriana o folclórica, no regetón.

  2. Tampoco me gusta la comparación y es cierto, para una madre su hijo/a es lo mejor. Cualquier defecto es minimizado y cualquier cualidad buena es resaltada.
    Yo también experimento algo parecido pero con mi hermanito: Aprendió a leer, escribir(Su nombre) sumar y restar a los 4 años, es primer puesto en el colegio desde que lo pisó(Lleva 8 años, ahora tiene 14), es campeón regional de matemáticas desde que empezó a participar(5 años), el año pasado fue sub campeon nacional de matemáticas, tiene mejor ortografía que yo, es un capo en los juegos de video(Me gana), es hablador y sociable y tiene una carácter tranquilo. Además y por si fuera poco parece que va a ser más alto y guapo que yo. Pero puedo decir que yo soy su profesor.
    Ese tipo nació con un halo sobre la cabeza.

    Pero volviendo al tema, debe ser hermoso tener una razón para vivir porque como diría Nitche:“El que tiene un para qué vivir siempre encuentra un cómo”.

Los comentarios se han cerrado.