Etapas del niño que se niega a comer

niño no quiere comerPara todas las que somos mamás o tías de niños conocidos como místicos, no por tendencias espirituales sino por la típica anorexia infantil, la siguiente escena la vivimos a diario, a la hora del almuerzo.
– ¿Otra vez sopa?
– Mamí, está muy caliente.
– ¿Qué es eso verde?
Por muchas explicaciones y amenazas, el niño indefectiblemente juega con su cuchara, escarbando tratando de evitar cebollas, trozos de brócoli o coliflor o estas otras cosas que las mamás tan malvadas les ponen a las sopas para hacerlas nutritivas. Muchos minutos después, el niño seguirá con las siguientes excusas.
– Mami, quiero ir al baño.
– No tiene sabor, ¿le puedo poner sal?
Luego, el niño dirá:
– Está muy salado.
– Mami, me lo como si me dejas (inserte ahí cualquier coima infantil tipo: jugar play station, salir a jugar a la calle, jugar Club Penguin, ver TV).
Tras la negociación, el niño seguirá escarbando en la comida, con la esperanza de que se evapore. Cuando hay más de dos niños a bordo, las mamás solemos inventarnos concursos de quién termina primero. Una de las leyes de Murphy reza que si tienes más de un hijo, si uno come, el otro no querrá comer, y se suelen turnar en hacerlo de forma aleatoria.
Al final, tras 20 minutos de súplicas, excusas y remilgos, el niño suelta el mágico:
– Está muy frío.
A las madres que me leen, cuentenme ¿cómo han solucionado este drama diario? Pues yo estoy enloquecida.

© 2013, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 340 times, 1 visits today)

Comments Closed

Los comentarios se han cerrado.