Eutanasia para bien morir

Uno de los temas más polémicos que han llamado mi atención y sobre el que no había escrito hasta no tener la asesoría profesional suficiente y necesaria para exponer el tema desde todos los puntos que le atañen. HAbiendo enfrentado este año una pérdida afectiva de la que admito, aun no me he podido recuperar del todo, pues ver ese espacio vacío cuando yo salía y lo veía y al menos un beso le daba, es difícil para mi, debo tragarme las lágrimas pues a él no le gustaba vernos llorar. Y estoy segura que a él no le habría gustado convertirse en un lastre para la familia, aunque se aferró lo más posible a la vida, a las 2 de la madrugada del día que se apagó su vida, él dejo de sufrir. y seguramente fue aliviante para él. La vida es sufrimiento, vivir es desgastante, necesitamos energía para subsistir… y es posible que llegado un momento no querramos vivir más. Pero ¿cuando el ser humano está en posiblidades de discernir cuando dar por terminada su propia existencia?

Desde un punto de vista religioso, la eutanasia es completamente intolerable, incluso en casos de sufrimiento extremo. Se pone como ejemplo a Lot, quien sufrió de dolores insospechados -enviados por el mismo Dios para probar su paciencia-. Según la doctrina católica -la única que conozco por ello es la que menciono- Dios da la vida y Dios es el único que puede quitarla. Incluso en casos de probado dolor, es la “voluntad de Dios”, o como se dice por ahi “Dios sabe cómo hace las cosas”. Y si no tengo ningún dios que rija mi conducta moral… ¿a quién estoy ofendiendo al pretender acabar con mi dolor?

Hay enfermedades degenerativas y terminales que a pesar de no tener cura, pueden sobrevivirse 20, 30 años. En algunos casos, para sostener la vida se utilizan artilugios y máquinas que ayudan a prolongarla. Las mismas son varias y dependen de la función vital que esté alterada en cada paciente. Fundamentalmente cuando hablamos de estas máquinas nos estamos refiriendo a las de Asistencia Mecánica Respiratoria (o máquinas de AMR), también hay que hablar de máquinas para alimentación enteral (estas se encargan de alimentar al enfermo mandando los nutrientes directamente al intestino del mismo). También habría que hablar de máquinas de diálisis en casos de fallos renales.

Primero, cuando hablamos de eutanasia, no hay que olvidar que etimológicamente significa “buena muerte” (Del griego eu: bueno y thanatos: muerte). O sea, que no hablamos de matar a una persona sino permitirle una muerte digna o un bien morir (o muerte piadosa). Legalmente se define a la eutanasia como “acción voluntaria de privación de la vida, por piedad o misericordia, sin sufrimiento físico, con el fin de evitar o terminar un importante dolor agónico y en interés del propio paciente.” Legalmente, el médico no puede abreviar la vida, sólo tiene permitido abreviar el sufrimiento del enfermo con medios terapéuticos o farmacológicos. También legalmente se distinguen dos tipos de eutanasias: la eutanasia activa (ej: administración de una inyección letal) y la eutanasia pasiva (ej: suspensión de tratamientos que mantienen al paciente vivo).

Con este artículo quiero expresar mi conformidad en desconectarme de dichas máquinas si la prolongación de mi vida supone esfuerzos vanos en lo económico y social para mi familia. Si quedo descerebrada, no quiero seguir. Si no puedo ver crecer a mi hija, no quiero seguir. Si tienen que alimentarme por sondas y limpiar mis desechos, no quiero seguir.

Gracias a Dr. Gen por su asesoría médico-legal con este post. Agradezco sus valiosos aportes en los comentarios.

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 53 times, 1 visits today)

Facebook comments:


Comments

  1. Es un tema dificil, para opinar, ya que existiran diferentes visiones, algunos creeran que es estar atentando contra la vida de una persona aunque este enferma, ya que el medico se encargaria de suministrarle una dosis letal para que sus funciones cesen, mientras otros diran que es una forma digna de pasar a una mejor vida, sin dolores y sufrimientos.
    Pero por ejemplo en USA, hay pena de muerte es algo parecido ya que no lo hacen con un enfermo sino con un convicto, igual estan acortando la vida.
    Solo puedo opinar lo que yo desearia y es igual lo que tu pones en la ultmia parte de tu blog, para que ser una carga a los que quedan vivos, y que me vean unos dias ben y otros mal, y ya mi conciencia esta por otro lugar.

  2. Yo siempre he estado defendiendo la teoría de que una persona tiene derecho a una vida digna, y a una muerte digna. Estar “vivo” dependiendo de cables, sondas, aparatos y sufriendo horrores no es vida. Es una tortura. Lo mismo que vivir en etapas terminales de enfermedades como el cáncer que proporciona dolores espantosos y sufrimientos inimaginables, pero que por egoísmo de dos o tres pendejos egoístas que quieren prolongarles la vida para tenerlo “más que sea un diita con nosotros”, debería ser penalizado, más que loado, como hacen tantos sotanudos.
    Yo que he trabajado en Solca dos años he visto casos de ese. Y de que la muerte más que un final, es un alivio a tanto dolor.
    Esas teorías católicas de que “mientras hay vida hay esperanza” deben ser destruidas y pisoteadas como las estupideces arcaicas que son. Por cierto, que ya mismo presento solicitud para apostasía. Ya estoy harto de esta iglesia.
    Un ultimo detalle del buen post, Pitonizza. El que padeció como un condenado no fue Lot, fue Job. Y no tengo ni la diezmilésima de su paciencia.

  3. Estoy de acuerdo y creo que es importante quitar el tabú y platicar abiertamente con padres e hijos sobre el tema. Pues finalmente son ellos quienes van a tomar las decisiones pertinentes en caso que haya que tomarlas. De la misma forma que Tofu-sensei creo en la vida y en la muerte con dignidad

  4. De alguna forma creo que si bien puede ser un alivio la muerte siempre he sabido que las cosas pasan por alguna razón, creo que se le llama karma, nadie sabe lo que hay después y yo no me arriesgo a que me den un puertazo en el paraiso por no lidiar con la vida que me tocó. Pero mantener a una persona con vida con máquinas como dicen eso no es vida, si mi cuerpo ya no se mantiene vivo solo lo considero una tortura no solo para la persona en cuestion sino para la familia.

  5. Es un tema realmente polémico, a pesar del mundo en el que me desenvuelvo tengo la idea de los guerreros antiguos de vivir con dignidad y una múerte honorable, al igual que muchos consideró que no somos los llamados a decidir sobre el final de una vida, pero se puede considerar una vida así? No es más honorable dar una buena muerte a alguien que está sufriendo quizás a niveles indecibles? Por ese ladó creo es lo más razonable, por otro el que creo en un Dios supremo y en los milagros, y en que el es el único en disponer de la vida, en fin coincido con pitónizza si llegase a esas instancias como las que describió no quisiera ser un carga para mí familia

Leave a Reply