Facebook y la Ley de atracción

¿Se han fijado como funciona el algoritmo de Facebook? Te pone en las noticias más de lo que ya te ha llamado la atención. De eso te da. La atención en forma de likes, shares y comentarios se transforma en nuevos posts parecidos, personas con similares pensamientos te empiezan a aparecer en el muro. Vídeos de la misma temática. Cambia de interés, el algoritmo se ajusta, y ahora atraes otras cosas. ¿Te has asomado en el Facebook de otra persona? Su muro te puede parecer totalmente irrelevante, lo que dicen sus amigos no te interesa, las publicaciones que aparecen no captan tu atención.

El algoritmo de Facebook busca precisamente eso, adaptarse a cada usuario conociendo cómo piensa y reacciona por medio de sus interacciones con las páginas y sus amigos. Imagino que fue muy complicado programarlo, así como supongo también que está en constante experimentación y perfeccionamiento. Facebook traduce tus likes en intereses hasta parecer que lee tu mente. Y ahora incluso, los ha categorizado, de modo que los likes llevan implícita la emoción que los diferencia: desde el simple gusto, o la tristeza o la ira, las diversas reacciones que nos produce una publicación de FB a servicio del algoritmo que espía en tus sentimientos.

Seguro has notado que a veces “onthisday” te trae recuerdos de cosas que creías ya habías sanado u olvidado. A Facebook le interesa que pases tu tiempo ahí, por ello va adaptando tus “onthisday” hasta que también parezca que lee tu mente, atrayendo precisamente aquellos recuerdos que posiblemente atraigan tu atención en forma de likes, o comentarios. Si le prestas atención a los “onthisday” te regresan más comentarios sobre lo mismo, atraes los likes de tus amigos (atención) sobre ese tema ya olvidado. Pero si lo ignoras, deja de recordarte eso. Se adapta. Facebook te sugiere páginas y grupos enfocados en tu interés. Incluso la publicidad, que es pagada por esos clicks que les propinas a otras páginas, la energía que enviaste junto con tu like te va a redundar en más de lo mismo.

Así funciona la vida.

Igualito. ¡Ven que hasta Facebook y su algoritmo te pueden dejar una enseñanza! Eso sí, solo si te lo propones, para que Facebook no sea una completa pérdida de tiempo. Tú eres responsable de lo que aparece en tu muro! Tú decides si Facebook es un espacio para quejarse o denotar los traumas que no han sanado, o si vuelves a Facebook un espacio para agradecer, aprender o compartir, y así atraer más situaciones, artículos que aparecen en tu muro que apoyan tu forma de pensar en ese momento. Son tus pensamiento y emociones los que moldean cada ladrillo de tu muro de Facebook. Se atrae a la experiencia todo lo que se le presta atención. Así funciona el universo.

Es por eso que me he propuesto siempre aprender de cada situación, actividad, o persona. Nada me es inútil en mi experiencia, aprovecho cada minuto para entenderla porque cada minuto que pasa es un minuto menos que me queda por aprovechar en esta vida. Y sin duda voy adaptando la realidad cuidando con celo a lo que le presto mi atención.

© 2016, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 86 times, 1 visits today)

Comments Closed

Los comentarios se han cerrado.