Futbol = religión

Ayer Ecuador empató con Brasil en un emocionante… qué mentiras pienso decirles, no vi el partido. Estuve en casa de mi novio viéndolo vitorear a once hombres feos que corren tras una pelota, todos sudados, feos. (No sé porqué recalco lo de feos). Bien, ya que el primer tiempo fue tan “bien jugado” con “ocasiones de gol desperdiciadas” (palabras de mi casi – esposo), decidí emplear el truco de la mujer desesperada. Un streaptese anteponiéndome al televisor. Supongo que como el partido no daba para más, mi novio evitó el inminente divorcio haciéndome los cariños respectivos… hasta que empezó el segundo tiempo. Es que no conformes con pelotear 45 minutos, descansan para volver a corretear.

Al ver la pasión con la que mi novio mira un partido de fútbol, que poco me importa, noto que hay muchas similitudes entre la religión y el futbol:

  • Los domingos se estropean con estas actividades.
  • Los fanáticos, tanto religiosos como futboleros se niegan a admitir la inutilidad práctica de asistir a dichos eventos (misa, partido eliminatorio).
  • Ambos corean canciones para animar/alabar. Las letras suelen ser sencillas, para aprendérselas de manera eficaz.  “Si se puede/” “Santo, Santo/”.
  • Los fanáticos futboleros usan distintivos, como banderas pintadas en las mejillas, camisetas o gorros con cachos. Los religiosos, se colocan cruces de cenizas o blanden ramas hechas de palmas en peligro de extinción.
  • El fútbol paraliza las actividades normales. La religión también. Las procesiones son más importantes que las ambulancias.
  • Tanto en la religión como en el fútbol hay misterios. Por ejemplo, el misterio de la virginidad de María, o el hecho de que Brasil empatara con Ecuador cuando este último tuvo un nivel de juego superior.
  • El fútbol/religión, esperanza del pueblo. Da alegrías que no llegan la barriga de nadie.

Sí, y como la vida es terriblemente paradójica, Dios me envió un novio futbolero. De esos que gritan Gol, una palabra corta innecesariamente alargada. No hay hombre perfecto.

(Visited 2 times, 1 visits today)

Facebook comments:

Comments

  1. Totalmente de acuerdo, el fútbol y la religión siguen una misma conducta pero no un mismo sentimiento, porque crees en las personas que hay en el campo pueden ganar, además va más gente al campo de fútbol que no a la iglesia. En los campos ingleses animan a al equipo con el clap banner, todo un espectáculo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>