Crónica de mi encuentro con la doncella de hierro

Llegué a Quito casi a las 7 pm del día lunes. Mi espectacular novio (:P) me esperaba con un ocurrente cartel que decía mi nombre real. En pocos minutos llegamos a la tibieza de su departamento, pues el aire capitalino empezaba a hacer de las suyas con mis magras carnes desprovistas del natural abrigo que la grasa provee al cuerpo. El martes nos dirigimos al estadio a las 17h00, hora en la que calculábamos ya se habrían abierto las puertas del Estadio y sus amigotes ya se hayan afincado en una posición cercana al escenario. No nos equivocamos. La pandilla de Eustaquio había acampado desde tempranas horas, de manera de que se acomodaron en un buen lugar que habían reservado para nosotros. Entre tanta gente, no tengo idea como hizo Eustaquio para localizarlos, ¿señales de baja frecuencia que mis femeninos oídos no perciben? Quien sabe. Eustaquio no quiso llevar nada de valor, lo más valioso que llevaba conmigo era el encendedor de 25 centavos. Por tal motivo, no pude llamar al Master Guillermex, a quien extrañé, pues habría sido glorioso compartir estos momentos (además, para presentarle formalmente a mi Eustaquio, y nos dé su bendición).

De pronto, intempestivamente escuchamos desmanes, seguramente un grupo de “vivos” que quiso colarse sin entrada. Fueron dispersados con gases lacrimógenos, “gases” del oficio.

estadio-aucas-iron-maiden

Imagen tomada de Ecuametal y alterada para mi propio beneficio sin autorización. ¡Gracias!

Fui aplastada literalmente por manadas de metaleros que mosheaban, pero salvé mi vida gracias a la protección que un novio tamaño kingsize ofrece. Por un momento me dió pánico, sin embargo a pesar del frenesí, un buen metalero es una persona pacífica que respeta la fragilidad de una mujer, no sé, o es eso, o mi ángel de la guarda es más metalero que yo.

Somewhere back in time: La vista al escenario era impresionante, una ambientación egipcia como marco de un espectáculo que no tiene palabras justas para ser definido en su real magnitud. La pirotecnia realmente monstruosa, realmente digno de ser visto, al igual que Eddie, la mascota (!). Lamentablemente no tengo una sola put@ foto, como les prometí, pero guardo en mis retinas toda la parafernalia de un incansable Iron Maiden con un Dickinson imparable. Mis tímpanos han sido bendecidos. Inolvidable.

Aces high! Scream for me Quito!

INTRO: Churchill’s Speech

1- Aces High

2- 2 Minutes to Midnight

3- Wrathchild

4- Children of the Damned

5- Phantom of the Opera

6- The Trooper

7- Wasted Years

8- Rime of the Ancient Mariner

9- Powerslave

10- Run to the Hills

11- Fear of the Dark

12- Hallowed be thy Name

13- Iron Maiden

14- The Number of the Beast

15- The Evil that men do

16- Sanctuary

Nota al margen. Envidio sobremanera la fachada de Lauren Harris, espectacular.

La fiebre posterior valió la pena. Resfriada, aplastada, pero feliz. XD

(Visited 9 times, 1 visits today)

Facebook comments:

Comments

  1. Hola Pitinizza… la verdad que ese concierto estuvo increible fue uno de los mejores a los que he ido…espero que esto sea la puerta de entrada para otros grupos que hacen musica de verdad… yo estaba en general pero igual de todo lado se veia bien…lauren harris la verdad me gusto mucho tiene una voz hermosa…aunque no sea del mismo estilo de iron maiden… me gusto mucho la musica que hace…hay que destacarla… Lo mejor fue que abrio con Aces High.. mi cancion favorita de los maiden…aunque en un momento como que el publico estuvo muy apagado…lo cual es normal por todas las horas de espera…Saludos y Cuidate mucho!!

  2. estabas demasiado atrás…en cambioyo estaba a unos 7 metros del escenario y Natyco estaba mordiendo las rejas.. jajajaja… y con razon ni a la salida nos topamos!! Y es que no es facil ubicarse en medio de 26.000 rock warriors ataviados todos con su coraza negra.

    Voveré el 2011… porque ya lo dijo Bruce Dickinson cambiando un poco la lirica de the number of the beast:

    We´ll coming back We will return
    And I’ll possess your body and I’ll make you burn
    I’ll have the fire I’ll have the force
    I’ll have the power to make my evil take its course

  3. por cierto pito, de lo que vi, la gente no mosheó.. es anti-natural que con el estilo de música de iron maiden ,la gente moshee

    Yo que estaba donde las papas queman, a lo mucho la gente saltaba y medi ose empujaban en su puesto porque la atención de la gente era 100% para lo que pasaba en el escenario

    Además creo que el heavy metal no se presta para el mosh.. no así el punk, el thrash, el black metal, hasta el grunge…

    no será que te rodeaste de posers? aunque no creo que hayan posers en tan magno evento.. En fin! Lo importante es que estuviste presente en el acontecimiento musical mas importante del Ecuador

  4. O fue mosh o fue simple aplastamiento. Master, yo viví el 50% del evento casi inconsciente, me cogió la altura, sino hubiera ido con mi machito, habría muerto.

  5. a mi tambien me faltó el oxígeno en medio concierto.. por andar saltando e inhalando algunos “gases invernadero” que se emanaban por ahi de algunas chimeneas.. jajajajaa

    pero luego con fear of the dark me recuperé

  6. …no hay nada que decir, esto fue lo MEJOR que le ha pasado al Ecuador, y tuvimos la suerte de estar ahi, si se lo perdieron…VALIERON!!! saludos Pitonizza :)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *