La infidelidad

Definiendo fidelidad como la condición de ser fiel (perruño), tener ojos solo para la pareja, un concepto bastante absoluto que en la práctica no suele darse. Para ser franca, como no soy perra, no soy fiel.*

Los grados de infidelidad

Infidelidad socialmente aceptada: cualquier hombre relativamente normal, tirando a feo, como la mayoría de nuestros parejos, saben que a muchas se nos afloja al ver a Antonio Banderas, George Clooney o David Beckman (mmm, mmm y mmm). Podemos soñar con esos galanes y a nuestros “galanes” no les importará… son “amores platónicos” que no le hacen daño a nadie. No son amenazas reales.

Infidelidad virtual: descubrir a tu parej@ teniendo una charla apasionada con un desconocid@ en el MSN para mi parecer ya es motivo de pelea, o por lo menos, amerita estar trompuda unos 3 días.

Infidelidad solapada: empezar un inocente affaire dándose besitos tiernos es un juego peligroso de consecuencias fácilmente predecibles: sexo ilícito, muchas veces delicioso y adictivo. Lo prohibido siempre tiene ese saborcito que atrapa, que envuelve, que envicia. Hasta que el cachudo/a se da cuenta, por lo general suele ser el último en hacerlo, y dependiendo de su reacción, dan más material para diario Extra con un crimen pasional.

Infidelidad descarada: en pleno siglo XXI se dan casos de mujeres que aceptan resignadas los cachos que sus maridos le pongan, asi sea con vecinas, conocidas y/o parientas, con la empleada de la casa, compañeras de trabajo, secretarias, etc. ¿Falta de autoestima o absurda resignación? ¿Se dan estos casos al contrario? ¿Existen hombres que aguanten cachos?

Nota al margen: yo no aguanto cachos… son motivo de castración sin anestesia.

* Me vuelvo fiel cuando me enamoro en cuerpo y alma, me entrego 200%, entonces de soñar con hombres hermosos de la farándula mundial. Habrá que ver si vuelve a pasarme…

Actualización: ENCONTRÉ al hombre de mi vida , y ¡nos vamos a casar!

© 2007 – 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2007 – 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 91 times, 1 visits today)

(Visited 91 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. jajaja nunk he sido infiel.. solo hasta la aceptada.. y no creo q exista hombre q awante los cachos.. u gracias a Dios nunk me han puesto los cachos..

  2. yo diría cualquier tipo de infidelidad, (excepto la socialmente aceptada, una es humana) esta demostrando la falta de algo en una relación y a menos que exista buena comunicación es una relación perdida…

    Y estoy de acuerdo contigo, una infidelidad no se perdona… Si Y ya no me quiere o no es feliz que me lo diga, y no que me enteré que anda con otra… eso es de cobardes

  3. Solo dos cosas no perdono jamas en esta vida: la infidelidad y la mentira… el resto tiene solucion..
    En una relacion yo soy 100%fiel y exijo lo mismo, nimas ni menos de lo q puedo dar..
    Saludos señorita 🙂

  4. yo he sido infiel, me han sido infiel, he sido fiel y me han correspondido… pero al final descubrí que sin lealtad no existe fidelidad… es algo que se gana con honestidad, sin usar palabras a medias o chantajes emocionales…

  5. Nuevamente buen post, en mi caso vivo tranquilo ya que no paso del caso uno (solo que a mi no me atormenta George Clooney si no ese cantante árabe llamado Tarkan), y en mi caso no me cabe duda soy un tipo cabezota dura y muy apegado a sus causas soy FIEL hasta el fin, recuerdo en el colegio fui fiel a la verdad la dije ante todo y no me importo que mi cuerpo ya no aguantara tantos patazos al estómago yo seguía diciendo la verdad, si hubiera cambiado ya no me sentiría hombre…..desearía no ser tan débil fisicamente para poder defenderme.

  6. Soy Fiel, Leal y honesta… pero en los dias de hoy, sinceramente no lo se si vale la pena. Honestamente Hablando.

Los comentarios se han cerrado.