La insoportable levedad del Twitt

El fenómeno Twitter ha cautivado a un gran segmento de cibernautas que de una u otra forma consideran interesante contar lo que están haciendo a cada momento. Algunos 24/7, otros, como yo, unas 12 horas cada día. A diario surgen aplicaciones para twitter, clientes para twitter… el furor ha llevado a que las celebridades, desde políticos hasta estrellas de rock, creen sus cuentas de twitter bien para dar a conocer lanzamientos, avances en sus diversas actividades, o bien para compartirnos los más triviales actos de sus vidas como el encontrarse atrapados en medio del tráfico, o esperando en la consulta del dentista. ¿Qué utilidad puede representar aquello?

Twitter tiene el tremendo potencial de relatar hechos en tiempo real, compartir sentimientos, pensamientos interesantes, frases célebres que en un golpe de inspiración suelen ocurrirseles a aquellas personas de actividad mental agitada. Entre quienes sigo hay quienes artistícamente cultivan perlas en 140 caracteres, y siempre existe la posibilidad de hacer eco mediante un ReTwitteo. O “favoritearlos“.

Los anti-twitters me recuerdan a los anti-televisión de los cincuenta, que se negaban a sentarse frente a un aparato que mostraba constantemente imagenes y voces, considerando al televisor como un elemento intrusivo que acabaría con el cine y la radio, una novelería sin futuro. Twitter no acabará con los libros de papel, ni con los blogs, ni con los grandes portales de la red. Twitter puede ser la “nueva moda de Internet”, aunque ya tiene 3 años, cuando muchos vaticinaban una “moda pasajera”.

¡Si no estás en Twitter no estás en nada!

Esta aseveración no grafica mi pensamiento, pues depende de cada quién la adicción o “gusto” que le pueda encontrar al pajarillo. El seguir a una celebridad, no solo nos “acerca” de una forma abstracta a esa estrella. Twitter puede humanizar a esos top bloggers, quienes no solo saben de gadgets o SEO. Son personas, humanos, con sentimientos, emociones, problemas cotidianos que todos tenemos. Por ello sigo a ciertos top-bloggers, en especial a los que contestan 😛 No solo la riqueza de los enlaces que algunos comparten, no solo lo terapéutico que suele resultar p.u.t.e.a.r por twitter a Microsoft y sus productos, hay mucha gente intesante en Twitter. No lo veo para nada como un hoyo negro. Talvez para los enlaces, pues creo que no sirven para posicionar un blog. Twitter es mucho más que eso. Twitter no comunica. Twitter comparte.

Por cierto, sígue el twitter de mis blogs. O sigueme directamente a mí.

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 23 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. La verdad Pitonizza, no sé como así publicas comentarios como el anterior, que no aporta absolutamente nada.

    Lo interesante de los comentarios es aportar algo más al artículo, detalles que hayan hecho falta, rebatir, qué se yo, pero no salir con frasecitas infantiles como la que precede mi comentario.

    Te leo desde siempre Pitonizza, felicitaciones.

  2. Oye Pitz, una preguntilla, has leído La Insoportable Levedad del Ser de Kundera? Es que cuando leí el título pensé qué iba a haber un paralelismo 😉

    Todavía no encuentro un motivo real para oponerme al uso de twitter. Hasta ahora ha sido útil, como toda herramienta debe manejarse con prudencia. Besos.

Los comentarios se han cerrado.