La Pitonizza del 2007

Leyendo artículos antiguos de mi blog (2007 al 2009) noto cómo he cambiado. Salí del closet del agnosticismo, fue un proceso que fue del panteísmo a largos años de agnosticismo solapado y timorato. En cuanto a mis preferencias políticas, también he dado un giro de 180°. Ya no creo en nadie. Pero tampoco me voy a ir como pelota de ping pong al otro lado. Me volví apática. Y por lo demás, siento que mi blog, aunque menos personal, sigue siendo mío, mis opiniones, los temas de mi interés, una jornada de la alocada rebeldía tardía de mis 30 años, al paso firme que siento que doy ahora a mis 40. Menos complejos, cero exhibición, y muchos muchos tesoros que quedan en las cuatro paredes de mi casa que comparto con mi hermosa familia. Es reconfortante leerse, y ver una evolución, un cambio, una madurez. Hasta me dan risa ahora los posts del 2007, con aún tintes “esotériccos”.

Este iba a ser un status de Facebook, que por motivos extraños a mí misma, lo trasladé al blog. Porque es parte de ese camino que he venido forjandome desde que abrí mi primer blog en el 2006, en blogspot. Estas palabras desordenadas inspiradas no sé por qué. En fin. Mi cabeza está en ebullición siempre, de forma constante, y me desenfoco trabajando en mis proyectos personales. Por eso no me parezco ya a la pitonizza del 2007. No solo por 50 libras que subí, también subió mi autoestima, fortaleció mi caracter y me volvió inmune a la crítica.

Se va sin imagen el post.

© 2014, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 30 times, 1 visits today)

Facebook comments:


Leave a Reply