La sonrisa de Pitonizza

No soy la mujer completamente segura que les hacía creer. Había un detalle que me acomplejaba muchísimo en mi parte física. Todo comenzó allá, en 1979, cuando la música disco imperaba en mi casa, y los niños se acostaban a dormir a la hora de Eduardo II. Sufrí una aparatosa caída. A las 9 de la noche, me llevaron de urgencia a la clínica a coserme la herida abierta en el labio superior. No me rompí los dientes de milagro, pero mis dientes definitivos salieron torcidos producto de ese accidente infantil.

Llevé brackets por dos ocasiones en mi vida, la primera vez  a los 9 años, la odontopediatra de entonces sugirió regresar antes de que cumpla 15, cosa que por desidia, no hicimos. Volví a los 19 o 20 años, con un terrible problema estético. Lucí como Betty la fea por casi 5 años, no sé porqué el tratamiento fue tan largo… y tan inutil. Todos mis dientes se alinearon, a excepción de los incisivos superiores, que quedaron desalineados verticalmente, uno más arriba que el otro, fatal.

Por tal razón, cuando la gente de Ecuacanal tuvo la genial idea de entrevistarme, impedí que mis chuecos dientes aparezcan, era mi mayor complejo. Por eso he vivido enfurruñada, como mi avatar. Quienes me conocen, pocas veces me ven sonreir. Hasta ayer.

Fui a la estética dental este fin de semana. Tras la limpieza profunda profiláctica de rutina, la doctora me sugirió una solución rápida, económica e indolora. Todo lo que había necesitado escuchar para convencerme de dejar de mantener la boca cerrada. Separé cita para el domingo, y estoy estrenando sonrisa. Solo bastaron 40 minutos de trabajo para darme la completa felicidad. Estoy feliz, no tengo nada de qué acomplejarme. Siento que puedo hablar con quien quiera, que puedo sonreir permanentemente, sin llevar mis manos a la boca para cubrir nada, no hay nada de qué avergonzarme. Soy feliz… Sonreída. Feliz.

cheeky

¡Así luzco ahora!

Ya, en serio…

boca

¡Así luzco ahora! Me siento tan normal…

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 65 times, 1 visits today)

(Visited 65 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. yo que muero porque me pongan brackets pero todos los dentistas me dicen que no los necesito ¬¬ apartando eso, ¡que me alegro que te hayan arreglado tus dientes! a ver si ahora se les quita a los demás la imagen de que sos una mujer enojada ;D
    Saludos desde El Salvador

  2. Pues yo tengo el mismo complejo que tu … el mismo problema dental … solo que yo tuve un accidente a los 11 y perdi parcialmente mis dientes frontales … ahora necesito cambiar las semi protesis permanentes pues ya terminaron su vida util pero aca eso cuesta un ojo de la cara asi que tendre que esperar a tener un buen salario … porque no puedo quedar tuerta a parte de tener los incisivos saltones

  3. antes tus ojos, ahora tu boca y dientes, ya puedo imaginar tu cara pero si pasaras una foto de tu nariz seria perfecto jajaja, ah por cierto tus dientes se parecen mucho a los mios, si bien no son perfectos pero bien alineados, aunque mis dientes caninos son un poco mas pronunciados, parezco vampiro jaja…

Los comentarios se han cerrado.