La tecnología con la que me quedo

Hoy llegó mi última adquisición de dx.com. Una grabadora de voz con capacidad de 8GB, batería interna, pantalla LCD, reproduce mp3 y wav, graba en HD y es del tamaño de un lápiz de labios. Feliz con mi adminículo que me recordaba las anteriores grabadoras de voz, donde tenía que grabar en un cassette que duraba solo una hora, 30 minutos de cada lado. Transmitir eso digitalmente es un embrollo, sin embargo, allá en los ochenta no se me hubiera ocurrido enviarle el audio que acabo de grabar a una amiga que vive en Alemania. La sencillez de estos artículos tiene un encanto especial para mí. No me impresionan los teléfonos costosos, ni iPhones, mucho menos los otros, no me gusta precisamente lo “multitasking” que son. Su batería no dura demasiado. Además de que soy torpe con las pantallas táctiles. Esos teléfonos no son lo mío.

♧♧♧

Mi contacto estrecho de estas últimas semanas con la naturaleza, una comunión diaria que como religión he adoptado para mis mañanas, ha sido el detonante para que me interese por desempolvar mi vieja cámara Lumix. A pesar de lo amateur que luce mi cámara, en comparación con los hermosos mounstruos que vi el otro día en un centro comercial, los lentes intercambiables, grandes angulares, trípodes y demás juguetes… mi cámara llega a ser lo suficiente complicada como para darme un vistazo rápido de los elementos básicos de la fotografía. Con mi esposo, aficionado a la fotografía desde siempre, decidí colocarme detrás del lente para capturar las hermosas imágenes que admiramos cada día.
P1040399
P1040312
P1040309

♧♧♧

La tecnología de la Kindle me permite llevar cientos de libros conmigo. Es como tener una biblioteca comprimida. No podría leer en un smartphone, ni en la pantalla de la computadora. Lo hermoso de la Kindle es su pantalla que imita al papel, sin esos brillos molestos artificiales que minan la vista. Claro que los libros físicos tienen el encanto de no necesitar baterías, sin embargo, la gran capacidad de este pequeño dispositivo lo vuelve imprescindible entre mis cosas.

Y como olvidar la tecnología doméstica que tanto facilita la vida en la cocina. Una buena licuadora, procesadores de alimentos, entre otros elementos que ahorran mucho el tiempo. Mas sin embargo, hay que ser cuidadosos con los aparatos que simplemente eliminan ciertos elementos nutritivos de los alimentos, como el microondas, que ahora evito utilizar indiscriminadamente.

♧♧♧

Esta es la tecnología con la que me quedo. La que no me aísla, la que me enriquece.

Widget not in any sidebars

© 2016, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2016, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 59 times, 1 visits today)

(Visited 59 times, 1 visits today)

Facebook comments:


Leave a Reply