Las mujeres crian hijos machistas

Es vergonzoso admitirlo, pero es cierto. Un alto porcentaje de hombres ecuatorianos son machistas de tiempo completo. Algunas muestras:

  • Consideran que una mujer no está capacitada para ciertos cargos, ganando sueldos inferiores por iguales funciones. Es que la mujer es un peligro, puede quedar embarazada, hay que darle licencia de lactancia, y si sus hijos enferman, faltará al trabajo. Por eso anuncios expresan en negrillas “se solicitan ingenieros (sexo masculino)”.
  • La mujer soltera madura es una solterona. Niña vieja. Emperchada. El hombre soltero maduro es un “sabido” casanova que no se dejó cazar. El hombre divorciado es un triunfador que salió al fin de ese desastroso matrimonio. La mujer divorciada es la fracasada de la cual hay que sacar provecho sexual.
  • La mujer está predestinada para la cocina. Debe saber cocinar.
  • Una mujer tras un volante es considerada “camarona”. Si se dedica a la mecánica le llaman “machona”. Si levanta pesas, la tachan de “marimacha”. Si gana más que sus compañeros, tras sus espaldas se rumorará que se acostó con su jefe. Y es posible que lo haya hecho, porque los jefes suelen querer sacar provecho de su posición de poder.

Todas estos asquerosos estereotipos lamentablemente están vigentes en mi país Ecuador. Y son las mismas mujeres las que crían hijos machistas:

  • Los “hijos varones” tienen privilegios como llegar tarde, poder salir sin avisar hora de llegada, y tener las chicas que quiera “para aprender”. Las madres celosamente vigilan que su hijito no se “enrede” con una sola chica. He escuchado a mujeres, madres de adolescentes, decir: “mientras Juniorcito ande con una y con otra yo estoy tranquila, pero para casarse, primero que termine la U y se consiga una chica de su casa”.
  • Las “hijas mujeres” (redundante, pero así se habla en mi tierra), solo tienen obligaciones. Deben llevar a la cocina los platos que sus hermanos dejan en la mesa y lavarlos. Si su hermano llega después de la hora de almuerzo, ellas deben servirles. Están “ensayando” como atender a un hombre.
  • La hora de llegada de las hijas es controlada celosamente. El hijo llega, si le da la gana, y la madre se queda tranquila de ver “cuan macho” es su hijito.
  • Si descubren condones en la cartera de la hija es castigada y hasta latigueada. Sí, en pleno siglo XXI. Si al hijo se le descubren condones, es felicitado, por macho y por precavido.
  • Al hijo, padre, tio, hermano, en fin, cualquier humano con pene y testículos, siempre le toca la mejor presa, ¡muslo! A las niñas, mujeres en general, comen piltrafas, lo que sobre. “Es que es el hombre el que trabaja”. Me suena bien Picapiedresco, pero sucede muchisimo.
  • El hombre llega a casa, se echa a la cama, ensuciandolo todo a su paso. La hermana debe limpiar el desastre. Esta “ensayando” cuando tenga marido.

Gracias a Dios tuve una “hija mujer” para enseñarle a que no por ser mujer es menos. Una mujer no es inferior solo por el hecho de tener un hueco entre las piernas que “debe” llenarlo un hombre. Dios me dio la oportunidad de criar una mujer, de hacerla digna, fuerte, independiente, orgullosa de ser mujer, valiosa, educada, culta. Que nunca se sienta menos por ser mujer. Que defienda sus derechos. Que no dependa de un hombre para ser feliz. Que no necesite de un hombre para ser feliz. Le pido a la vida y a Dios me de la sabiduría necesaria para conseguirlo.

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 369 times, 1 visits today)

(Visited 369 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. jajaj pito has puesto una vez mas, el dedo en la llaga….

    yo gracias a Diositu no tengo hermanos varones, pero si los hubiese tenido, ni mi madre ni mis hermanas, que tenemos un caracter del carajo, sobre nuestro cadaver hubieramos solapado semejante estupidez

    yo tampoco entiendo cmo es que existe el machismo en pleno siglo 21, muchos son incredulos y dicen que eso quedo enterrado en el pasado pero he visto casos, pocos pero cercanos, de gente de mi generacion o de una generacion anterior, esposas y hermanas que se tienen que despertar de su quinto sueño para “calentarles la comidita” y “atender” a su “maridito” y luego “lavar platos y dejar todo limpio” cuando ademas ellas son madres, esposas, trabajadoras y profesionales…..osea no son solo simples “amas de casa” desempeñan otros roles importantes tambien…..

    recuerdo que mi pana kike llegaba 22h30 de la universidad y encontraba el cerro de platos sucios utilizados por los “hombres de la casa” que para variar tragan como bestias salvajes…..

    chucha es mucho pedir que estos trogloditas mal llamados hombres se calienten su propia jama en el micro y se la sirvan, o si son muy vagos para servirse o lavar platos , se la coman desde la misma olla o recipiente????

    y pobre del que diga que este relato de pitonizza es un tipo de resentimiento social y/o personal, yo como les dije gracias a diositu nunca vi un caso de machismo en mi hogar, pero concuerdo completamente con ella…..en el caso de mi padre, antes de casarse el era muy aniñado y dependiente de mi abuela, pero con mi madre aprendio a ser autosuficiente y aunque en casi 40 años de casado no aprendio a cocinar muy bien o a dejar su vicio de ver deportes todos los dias (no solo el domingo) por lo menos no es exigente con la comida, por ejemplo, no se muere de hambre y mas que sea hace arroz con atun o con gafas, o patacones, o sopita de queso, y muchas veces tiene listo el desayuno de todos cuando yo me levanto tarde o mi mami no puede hacerlo…. no cmo esos sinverguenzas que se ponen altaneros porque sus “mujercitas” no les tienen la comida servida y calientita a la hora que ellos piden….

    Malditos machistas deberian ir al infierno derechito o por lo menos que les corten el guevo, a ver si asi se les quita lo “bacanes”

    MGAC

  2. no te hagas gaby que a tu viejo en tu caleta lo atienden como emperador.. jajajaja

    Creo que por eso dicen que “todo tiempo pasado fue mejor”

    En fin! yo no me quejo, yo no me considero machista, pero debo admitir que me hubiera encantado nacer en la época de mis abuelos… la plena que los hombres en la antiguedad éramos tratados como los dioses de la casa.

  3. La plena es lo que dices, aunque en mi casa nunca hubo esos inconvenientes, pero se ve que mi esposa si la criaron asi, a mi me gusta servirme mi comida, si no hay nada cuando llego me preparo algo, pero a ella no le gusta nada de eso, si me sirvo o me preparo algo se me pone molesta y eso a mi no me gusta (aunque creo que me estoy acostumbrando).

Los comentarios se han cerrado.