Las tetas según el feminismo

Como saben, soy antifeminista. No me puedo colar en el movimiento que reclama derechos por género ya que al hacerlo, le estoy negando derechos a otra persona, solo por el crímen de haber nacido con pene, y con las ganas de ejercer su pene y todo lo que su pene representa: caballerosidad, galanteo, proveedor y lider de familia. Cuando he manifestado esto, se me ha tachado de machista. Yo pensaba que machista era el que suponía una superioridad del hombre, yo no puedo ser considerada machista cuando desde los inicios de este blog he escrito para las mujeres, apoyándolas, recordándoles su valor. No ser machista no significa automáticamente ser feminista, porque en mi caso no lo soy. Las feministas sobretodo de la nueva era, que acusan a las mujeres de cosificarnos cuando mostramos nuestro cuerpo y seguimos estándares occidentales de belleza (delgadez, maquillaje, depilación), nunca se llaman a sí mismas hembristas, a pesar de que los límites son más que difusos. Como no estoy en ningún extremo, ni parezco barbie cosificada, no hay rastro de silicona en mi cuerpo, a veces me descuido y no me depilo por semanas, en ningún caso me considero feminista. Va más allá de los pelos de más.

El feminismo tiene una bandera de lucha: el patriarcado. El patriarcado es el culpable de todo mal, ese sistema dominado por hombres que oprime mujeres desde los anales de la humanidad. Y se intenta luchar contra este hecho. Y para ello las feministas inculcan ya sea el separatismo de género (tan medieval, ¡bravo!), o el adoctrinamiento a los hombres para que les den la razón… insultando a las mujeres que no nos etiquetamos como feministas.

Veamos un ejemplo reciente sucedido en Facebook:

No necesito el feminismo

¿Les parece que el usar una blusa un tantito reveladora como la chica de esta fotografía es muestra de que ella no se hace respetar? ¿Las mujeres que hemos topless en la playa no nos hemos hecho respetar? ¿No son las feministas las que claman que una mujer ni aunque esté desnuda está pidiendo ser irrespetada? (haciendo una relación irrespeto-violación, que obviamente están ligadas). Siguiendo con este comentario, Nico sugiere que las mujeres con grandes mamas no abren libros. ¡Cuánto prejuicio feminista! ¿O hembrista? ¿Mangina? ¿No, machista? Y continuando con el comentario, Nico le vaticina el mayor de los infiernos: trabajar en McDonald’s. Encima la tacha de mediocre. Este pobre personaje no sabe la cantidad de celebridades, actores, músicos, hombres de ciencia, empezaron trabajando como meseros. Le llama mediocre a un trabajo realizado mayormente por jóvenes. ¿Para este señor todo aquel que trabaja en Mc Donald’s es un mediocre?

En dicho hilo dejé un comentario, en el que colocaba esta imagen, preguntando si enseñar las tetas te convierte en mediocre, entonces ¿qué hay de estas mujeres?

feministas de femen mostrando las tetas
¿My pussy my rules? Si tú pones reglas en tu cuerpo, y te permites mostrarlo como letrero con propaganda feminista, es tu problema, no nos interesa. Pero no impongas tus razones para mostrar las tetas. Las mujeres mostramos las tetas por muchas razones que en ocasiones son bien vistas y usadas por el feminismo y en otras es totalmente satanizado por las feministas:

  • para dar de lactar en público: aprobado por el feminismo siempre que no sean las feministas radicales que abortan por deporte y odian la maternidad.
  • para mostrar al amante por skype: aprobado por el feminismo si el amante es mujer. Si es hombre, no, eres víctima del heterocyberpatriarcadorománticopresor y manipulador.
  • para escribir en ellas: aprobado por el feminismo cuando se escriben frases en contra del patriarcado. Desaprobado cuando una agencia publicitaria te paga pues te convierte en objeto y víctima consumista del yankeecapitalismoilluminati.

Esta es una de las razones por las cuales no soy feminista. Creo en la libertad de cada cual hacer lo que le venga en gana, siempre que no haga daño a los demás. Muestro tetas si me da la gana, no para dañar un matrimonio consolidado, sí, para encender a mi esposo cuando está de viaje. Muestro tetas con ropa sugestiva, sí, cuando estoy en compañía de mi esposo quién me protege y evitarme un “acosador callejero” que me recite una letra de canción de regetón y ello le merezca la muerte: “no quiero tu piropo quiero que te mueras”. Muestro tetas y es mi libertad hacerlo, como todas las mujeres son libres de hacer lo que les dé la gana, sin dañar a nadie. No soy sumisa ni devota. Podré ser linda para quien me ama. Soy libre y lucharé por esa libertad siempre; pero loca no estoy. No estoy loca para negarle derechos a los hombres, para desearles la muerte, para buscar privilegios de género, para pretender que por ser mujer soy mejor. No estoy loca.

© 2015, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2015, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 560 times, 1 visits today)

(Visited 560 times, 1 visits today)

Facebook comments:


Leave a Reply