Lencería sexy ¿te atreves?

El sexo nunca termina. Cambia. Muta. Se adapta. En el matrimonio, dada la rutina del día a día, puede llegar a estancarse. ¡No lo permitas! Siempre recuerda que la mente es la zona erógena más poderosa. Una de las armas que me ha servido primordialmente para mantener ese picante en mi vida sexual es justamente el uso de lencería sexy y atrevida, que muestre y oculte, que insinúe de manera descarada que la fantasía se vuelve realidad en la intimidad.

La visita al Sex Shop no tiene por qué ser una odisea. Hay sitios online donde se pueden conseguir los elementos necesarios para sazonar tus encuentros amorosos. Asegurate de elegir un sitio reconocido y que te brinde las seguridades pertinentes en cuanto al uso de tu tarjeta para hacer los pagos y el envío a tu casa. Por lo general, estos siempre son discretos y confiables.

El hombre por lo general responde a los estímulos visuales, así que recrear en el dormitorio una escena erótica tiene resultados que generalmente terminan con él encima de ti. ¡O viceversa! Un atuendo que te haga sentir sexy y provocativa desinhibe cualquier pensamiento que te ate a la rutina. Las mallas, transparencias, escotes, medias, ligueros, corpiños, brassieres y tangas son indispensables. Los detalles van desde femeninos lazos y encaje hasta vynil y tules.

Siempre me ha gustado sorprender a mi esposo. El sexo nunca termina y las ideas, tampoco.

© 2014, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2014, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 64 times, 1 visits today)

(Visited 64 times, 1 visits today)

Facebook comments:


Comments

Leave a Reply