Llegó el invierno infernal

Invierno se asocia a muñecos de nieve, frío, ropa pesada, hielo en las aceras, uso de calefactores y cadenas en las llantas de los carros. En Ecuador, extrañamente llamamos “invierno” a la época de lluvia, donde no hay muñecos de nieve, sino grillos, calor sofocante y húmedo, incremento de la venta de agua helada con hielo, uso de aire acondicionado, ventilador, abanicos…

Curiosamente, los ecuatorianos creemos (bueno creen, yo no lo creo) que un temblor marca el cambio de clima. Justamente ayer (miércoles aproximadamente 10 de la mañana) un leve temblor agitó Guayaquil, y todos, fungiendo de metereólogos vaticinaron lluvias para esa noche.

Y llovió. Una ligera garua refrescó la tierra y alborotó el calor. Pronto vendrán los verdaderos aguaceros…

La gente sudada y mojada por la lluvia apesta. Especialmente en un bus atestado, sus gotas cayendo en mí son recibidas como chispas de ácido, me lastiman, guacala. Hay quienes no saben maniobrar un triste paragüas, mojando a todo ser a su paso, en el mejor de los casos, pues hay que temer por los ojos. Y las personas de mente reducida que colocan piedras en los canales para limitar el espacio donde barrerán en las mañanas, hacen que las calles se inunden. ¡Tercermundistas!

Los grillos son otra peste de invierno. Les tengo pánico, pavor. Vuelan erráticamente, son atraídos por la luz, y cuando mueren, apestan a zapato de muerto. Es una pestilencia terrible que sumada al vapor que exhala el pavimento hace que el “invierno” sea un verdadero infierno.

Sin embargo, la lluvia trae consigo el delicioso olor a tierra mojada que se filtra por mi ventana, y el suave sonido que arrulla mi sueño. A veces, ilumina el cielo con hermosos rayos acompañados de ruidosos truenos alucinantes. Adoro las tormentas, adoro la lluvia. No soy tan amargada como dicen por ahi…

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 36 times, 1 visits today)

(Visited 36 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. Con riesgo de querer imponer mis verdades creo que deberías referirte no al Ecuador en general, sino a la Costa ecuatoriana y parte de la Amazonía, te juro que en la sierra uno si se muere de frío en invierno. Saludos!

    • Brrr… prefiero el calor. Un caluroso abrazo para ti Venus y toda la linda gente de la región interandina de mi Ecuador.

  2. Sin embargo, la lluvia trae consigo el delicioso olor a tierra mojada que se filtra por mi ventana…

    JUSTO antes de ayer percibimos ese aroma y sabíamos que lloveria… fue rico…

  3. ayer me mojo un carro mientras esperaba taxi… odio las lluvias, pero no sé porque ese olor a tierra me enloquece… que será?

  4. Pues aqui en Mexico de un tiempo para aca, tenemos un clima jodidamente loco, dentro de las casas, hace un frio tremendo y fuera de ellas un calor bestial, ergo todos andan moquientos y con ojos llorosos, adoro la lluvia, el frio me encanta, el sol no mucho, aun que no sudo, pero no me agrada me siento muy incomodo con el sol.

Los comentarios se han cerrado.