Los amigos de mi hija son mis enemigos

Este post es semi reciclado, semi inédito… sobre los amiguitos de mi hija que están volviéndome loca.

Cómo llegué a odiar a un dinosaurio en menos de 2 años

Cuando mi pequeña cria recién nació, yo, chochísima, le compré todos los juguetes de estimulación temprana que habían en bebemundo. Me llamó la atención un dinosaurio morado con lunares verdes que le enseñaba las letras, y cantaba “I love you, you love me, we’re a happy family, with a great big hug and a kiss from me to you…” Compré dicho mounstruo junto con un libro “Meet Baby Bop n Bj”.Cuando la bebé se convirtió en niña (soy de la idea de que cuando empiezan a caminar, se debe dejar de decirle bebés a los hijos), empezó su monopolio con la tele. Mi televisor jamás se pudo cambiar de Discovery Kids. El abuelo, chocho también, compraba cuanto disco pirata del mounstruoso dinosaurio gay encontraba en la bahia. Así que, si no estaban dando Barney en “el 30”, estaban los horrorosos discos al rescate de mi pequeña tirana, quien me torturaba con “7 dias hay, 7 dias hay, 7 dias en la semana, domingo, lunes, martes mierc…” grr!!! Empecé a mirar con ella. El dinosaurio al principio es un peluchito inofensivo con el cual juegan niños de entre 5 y 8 años. Intempestivamente, el pequeño juguete se convierte en una mole horrorosa que canta hasta porque la mosca voló. Y de pronto, de la nada, aparecen unos mounstros más pequeños (enanos disfrazados)… la niña es la verde, tiene una fijación por su cobijita: “mi cobijita es muy amarillita, me gusta más que un plato de gelatina, muy suavecita es mi cobijita, mi cobijita me fascina de noche y de dia”… escuchada de la voz de mi hija, es sencillamente hermoso. Pero escuchar al mounstrete deforme cantar eso es sencillamente repulsivo. El niño es amarillo, le gusta el beisbol, y su voz es aun más irritante que la de Baby bop. El horripilante Bj (léase bijay) se mueve de una manera torpe, ganas me dan de patearle el trasero. ¿Serán otra raza de teletubbies con mejor dicción?

A veces miro el peluchito que yo misma compré, con pánico a que crezca, porque “cuando se hace grande es realmente sorprendente”. ¡Dicho mounstruo podría dañar mi cielo raso!

Producto muy bien logrado: merchandising que hipnotiza a nuestros hijos y padres, aunque odiemos con el alma al amanerado pariente de Godzilla, compramos sus horrorosos juguetes, con el pretexto de que “te quiero yo, y tú a mí, somos una familia feliz…”

Los extraños Teletubbies

Mucha tinta ha corrido ya sobre estos raros seres producto de un raro experimento de clonación. He aquí la evidencia:
– viven en un mundo del que no pueden escapar, ¿un laboratorio?
– conviven con conejos de laboratorio y con aspiradoras robóticas.
– el alimento les es provisto sin que ellos tengan que salir.
– son biónicos, tienen una antena en la cabeza y una pantalla en la panza.
– el más grande es abiertamente gay. No tengo ninguna objeción respecto a la libertad sexual, pero, a los 4 años de edad, ¿cómo lo entendería una niña?
– no saben hablar… aquello es contagioso. “Oa!”

Yo evito que mi hija vea este extraño experimento de la BBC. Me quedo más tranquila mientras ve Tico Tico. No pongo foto. Los teletubbies son demasiado desagradables.

Elmo y su mundo psicotrópico

Últimamente ya no lucho por el control del televisor en mi dormitorio. Conocí a Elmo. Elmo es un mounstruo rojo que vive en un extraño y garabateado mundo.

1. Elmo habla con un pez. Sí, un pez. Hasta tiene nombre: Dorothy. Este pez, naturalmente, no le contesta, pero Elmo interpreta su nado como respuestas. O preguntas.
“Dorothy quiere saber más sobre los perros”.
2. Los amigos humanos de Elmo son los hermanos Noonoo (o cómo se diga), quienes son mudos y torpes. No saben ni utilizar un cepillo de dientes. Mira con quién andas y te diré quién eres…
3. Elmo habla con los muebles, las persianas, el cajón. Bastante sospechoso.
4. Elmo se refiere a sí mismo como Elmo. ¿Qué psicopatología se oculta trás este detalle?
5. A veces Elmo se ve a sí mismo como otro animal, se imagina que es elefante, mono, pulpo…
6. Elmo muchas veces se hace preguntas dignas de un vuelo psicoactivo:
Elmo: “¿las tortas cantan?”
Niños al unísono: ¡nooo!
Elmo: “Pero te pueden dar una torta para tu cumpleaños.”
7. Al final, Elmo compone una canción sobre el tema tratado, siempre con la música de Jingle bells. Esa falta de creatividad me hace descartar cierta sustancia ilegal.

Lazy town y sus saludables consejos que me tienen harta

En realidad, a mí me agradaba ver los músculos de Sportacus, pero ya me tiene harta. La vida sana consistente en dar piruetas y comer manzanas cantando cancioncitas pop rodeado de títeres y una niña color rosa, está cansándome. Además, me identifico plenamente con Robbie Rotten, vago, dormilón y perezoso y, al igual que yo, detesta el griterío infantil.

Sportacus, estás bueno, pero déjate de vainas y peguemonos un tabaco.

Tener hijos parvularios limita lo que vemos en la tele. Tengo que conformarme con el detestable Barney, el solapado Elmo, los extraños Telemequis, entre otros educativos shows, mientras espero ansiosa The Simpsons o South Park.

Mi hija está de viaje. CUANTO LA EXTRAÑO. Voy a ver qué están dando en Discovery Kids.

© 2007 – 2009, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 176 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. odio a Barny, inicien una campaña Muerte a Barny!!!!, Emo es bonito pero un poco latoso, Lazy Town, o margot mi sobrino me tiene harta especialmente con la cancion…

    Prefiero Pokemon… y los caballeros del zodiaco…

  2. a mi me kgan de risa las estupideces de Barney, Elm y los Teletubbies (y luego porque dice la gente que me la fumo… en fin) debo tener un sentido del humor muy estúpido

  3. tengo la teoria de que si veo teletubbies en estado … podré comprender muchas cosas, pero aun no lo he hecho.

  4. Ay, hermana, yo veo el maldito Discovery Kids todos los días, los 365 días del año. Te faltó mencionar a TU y YO y ZABOO-MAFOO, un mono con dos idiotas que viven molestando a los animales.

    Y los BackYardIgans? Y la pelada que se le hincha la cabeza cuando le viene una idea?

    Espero que la nena crezca rápido, porque un año más de Discovery Kids y me tendrán que visitar en el Lawrence Pons Hospital of Guayaquil.

  5. la culpa es tuya por no poner reglas claras, mi vástago sabe que conmigo “o se ven pendejadas”, lo mas “fresa” que le dejo ver es Dragon Ball, nunca le he comprado ni le compraré peluches pendejos, el muñeco mas “tierno” que tiene es una araña mas grande que mi mano y asquerosamente repulsiva… pilas ahí sino los perdemos…

  6. Todavía no soy mamá -pero planeo serlo algún día- y me molesta en sobremanera que el monopolio de mi sobrino se convierta a Lazy Town -su serie favorita-. Definitivamente apoyo este post. Ni hablar de Barney y sus amigos: una partida de estúpidos que viven pensando que con canciones rosas acerca de “te quiero yo y tú a mi” vamos a arreglar el mundo. Y que te digo yo de los telettubbies…¿Condones reforma’os?

    en fin, de verdad que drenar toda este sentimiento de odio me hace sentir bien 😛

    ¡Saludos, me gusta mucho tu blog!

    PD: Sportacus está bien bueno :-p Lástima que sea un fisiculturista reprimido.

  7. Hola:

    la verdad es que los dibujos q pasan son bastantes estrsantes si te la pasa viendo tv todooooos los dias … Padres poco creativos activen sus neuronas.,… Aun funciona hacer deportes, bici, el trompo, la perinola, parques y otros

    la TV fue hecha con canales para ninos para hacerlos robots que hablan con dibujitos, estos programas de discovery kids no son hechos sino para ninos pequenos y bebes en eso hay q ubicarse tambien.

    es bastante fastidioso ver a Sportacus todos los dias, a mi me provoca invitarle a dormir a Robbie rotten, y comer mucho dulce con ziggui pero asi es no es pa tanto con el cilantro.

    disfruten a sus hijos y ven de ves en cuando la tv con ellos no tanto tiempo

  8. Elmo es el mas bacan de todos! déjate de huevadas.

    Lazy town es horrible poruqe el tipo y la niña son enfermos por el deporte, el solo verlos me hace agitar.

Los comentarios se han cerrado.