Los cuatro elementos

Los cuatro elementos se encuentran presentes intrínsecamente en todos los seres humanos:

Nuestro cuerpo físico es de tierra. Fuimos creados del polvo, y en polvo nos convertiremos. Para los menos teológicos, recordemos que estamos formados de 75% de agua y 25% de otros minerales. Es decir, que somos 1/4 de tierra. Polvo de estrellas. Somos de tierra, terrenales, densos.

Nuestro cuerpo emocional es de agua. Nuestras emociones se traducen en agua.. al reir, se nos pueden salir hasta las lágrimas. Ni que se diga al llorar. Un susto terrible nos puede hacer “orinar” de repente. La excitación sexual hace secretar al cuerpo líquidos como semen y lubricación vaginal. Como somos 3/4 de agua, somos muy proclives a dejarnos llevar por las emociones.

Nuestro cuerpo mental es de aire. Nuestros pensamientos viajan en el espacio, a veces, dejamos nuestras ideas al viento. A veces, las vibraciones de las palabras se quedan en la atmósfera, y se ha comprobado que influyen directamente a los demás cuerpos y seres vivos o inertes.

Nuestro cuerpo espiritual es de fuego. Esa llama interior que enciende nuestra conciencia. Dicen que a los apóstoles de Cristo se les aparecieron unas lenguas de fuego que los iluminaron. Nuestro espíritu es esa chispa que nos hace humanos y nos diferencia de los animales. Nuestra alma es etérea.

Del equilibrio de los cuatro elementos en cada uno de nosotros se desprende el avance que tengamos en esta vida. No podemos permitirnos ser tan pesados como piedras, al ser demasiado físicos. Tampoco podemos dejar “desbordar” nuestras emociones. Debemos capturar nuestras ideas, sin permitir que se “vayan volando”. Y nunca permitir que se extinga el fuego de nuestro espíritu, la verdadera esencia del ser humano.

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2008, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 44 times, 1 visits today)

(Visited 44 times, 1 visits today)

Comments Closed

Comments

  1. no quiero rayar en lo pesado ni de sabelotodo.

    El cuerpo fisico es aquel que nos atrapa, somos dioses caminando sobre la tierra solo debemos aprender a evolucionar a un ser superior por encima del plano fisico…

    si lees metafisica tal vez me entiendas

    Cuando no haces nada por evolucionar espiritualmente terminas involucionando en algun animal que solo vive para satisfacer sus necesidades algo asi como una “mezcla” de perro con gente.

    Estas haciendo algo por tu yo superior???

  2. Es interesante que el biorritmo, como el que se puede calcular en http://biorhythms.perbang.dk/
    divide los ritmos primarios en: fisico, intelectual, y emocional; y comienza los secundarios con el ritmo espiritual.

    Y claro, lo etereo de nuestro cuerpo espiritual es lo que lo hace incomprensible, ante las evidencias que se obtienen de nuestros cuerpos primarios. Es mas, muchos niegan su existencia, por no ser comprobable cientificamente. De ahi que sea necesaria la Fe.

Los comentarios se han cerrado.