Los propósitos de fin de año menos cumplidos

La Navidad dejó de ser relevante para mí cuando mi padre se negó a seguirme comprando regalos, allá por el 91. Siendo el fin de año el cierre de un ciclo evidente, desde entonces -y creo que desde antes-, empecé a hacer listas de propósitos para el año nuevo. Tengo montón de esas listas, siempre escritas en la privacidad de un cuaderno que nadie más pueda leer, más el código indescifrable que constituye mi escritura manuscrita que puede confundirse con letras árabes, pero más ilegibles… Con la llegada de Facebook, hay quienes escriben ahí sus propósitos, los cuales suelen ser repetidos por otras personas que se proponen lo mismo. Pero a juzgar por lo que se ve, son propósitos que se quedan en el papel, o en este caso, sepultados en el timeline de FB. Los propósitos menos cumplidos pero más repetidos son:

  1. Hacer dieta. Este propósito lleva intrínseco el sentimiento de culpa de los excesos de fin de año, todas las cenas, comidas y bocadillos engordantes que supuestamente darán paso a una era de austeridad que dure mientras dicho sentimiento de culpa se diluya en cualquier menú grasiento de patio de comidas…
  2. Hacer ejercicio. Algunos hasta invierten en máquinas de gimnasio caseras que en pocas semanas se convierten en percheros o cuelga toallas. Otros van a hacer bulto al gimnasio, conversan, usan las máquinas para arrimarse, estorban. Mas les vale comprar ese abdominazer 2000 pues al menos un “perchero” es plata menos perdida que la membresía del gym.
  3. Decir menos malas palabras. Lo cumplen siempre y cuando no se crucen con un hijo de puta mal parido que ^#$ #$*% y $^(%^!@, ya saben, de esos que solo saben ^&&^%#$# mientras &(#$*.
  4. Ahorrar. Lo cual nos impide cumplir el punto anterior porque el puto gobierno pone más impuestos de (&*#& y ($&^& conchaetu*($&!@^#$.
  5. Dejar el tabaco. Este propósito lo pude cumplir no por escribirlo en listas, sino porque mi hija me lo pidió. Sé de muchas personas esclavas de la nicotina que no pueden dejarlo. Les recomiendo los e-cigarretes, que cumplen su función igual que la carne de soya. Parece pero no es.
hippie abrazando un árbol

Me propuse abrazar un árbol cada día.

Un propósito que vaya contra nuestra naturaleza requerirá mucha fuerza de voluntad, que debe alimentarse con motivación, la cual es más efectiva cuando nace desde el interior, de nosotros mismos. Yo sí que logré con una de esas listas dejar de comerme las uñas, entre otros propósitos más personales que no describiré aquí, para seguir cumpliendo el propósito que hice en el 2010 cuando decidí dejar de escribir mi vida de forma pornográfica en este blog.

Mis propósitos para este año 2016:

  1. Hacer y consumir teatro.
  2. Terminar la novela que tengo en ese espacio entre mi cerebro y mis dedos.
  3. Volver a hacer planks.
  4. Encontrar más bandas y artistas independientes.
  5. Leer lo que tengo en mi Kindle.
  6. Completar el proyecto que tengo abandonado (cosa mía, si me funciona les cuento)
  7. Lavar los platos apenas termino de comer.
  8. Propósito privado número 1 (el de los documentos).
  9. Propósito privado número 2 (mi esposo sabe qué es).
planks

Planks.

Como ven, mis propósitos no van contra mi naturaleza. No me propongo dejar la weed (prefiero la inanición), ni me propongo soportar al vecino del Lada con sus 20 minutos de ruido hasta que caliente el puto motor que %*%$&#$ #@#^. Tampoco me propongo volverme atleta si lo único que puedo hacer son planks, ya lo he hecho, ya he marcado mis cuadritos abdominales con eso, a quién quiero engañar proponiéndome correr 10 kilómetros diarios. Mis propósitos apoyan mi forma de ser, la mejoran, la complementan, no busco cambiar bruscamente, ni agradar a nadie más que a mí misma, con el conocimiento personal que tengo de mis intenciones en esta vida, mis metas, mis falencias y mis habilidades. No confundas propósitos con deseos. Los deseos no dependen del todo de ti, pero sí que tienen que ver con tu actitud. Los propósitos en cambio, están totalmente bajo tu control. Haz tu lista de propósitos con eso en mente y verás que no es una pérdida de tiempo, al contrario, es una herramienta útil para medir tus progresos en el logro de tus objetivos. Recuerda

Feliz año 2016 amiguitos.

© 2015, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

Mis libros

© 2015, Pitonizza Punto Com. Licencia de uso: Atribución-SinDerivadas CC BY-ND

Si gustas, deja una propina para este artículo.

(Visited 193 times, 1 visits today)

(Visited 193 times, 1 visits today)

Comments Closed

Los comentarios se han cerrado.