Madre soltera busca…

Un hombre que entienda que el hijo de una mujer es irrenunciable, que los planes en común deben incluir al niño, que es ofensivo ignorarlo, que el solo escuchar la frase: «podemos ir los dos» resulta decepcionante, (no somos dos, somos tres). El tener un marido para algunas es apoyo económico, moral o emocional. Por mi parte no busco que mi hombre sea una muleta, no podría reducirlo solo a aquello.

Madre soltera busca, no un padre para su hijo, sino un compañero de vida. Por mi parte, tampoco busco padre para mi hija, ella lo tiene ya, un buen padre que hace un buen papel de padre, en presencia y en especie.

Madre soltera busca dejar de ser blanco de miradas incidiosas, de elucubraciones sobre su vida sexual. Busca dejar el medieval estigma del pecado de ser madre sin haber pisado previamente un altar. Dejar de explicar a la sociedad como fue seducida por ese hombre que sembró vida dentro de su cuerpo, de cómo fallaron los cálculos, de porqué decidió alterar su vida con un bebé… ¿porqué no te casaste con el padre del niño? ¿cómo no notaste que él era casado? Madre soltera quiere dejar de oír acusaciones, juicios, sentencias reprobatorias. Por mi parte me resbalan las miradas, mis oídos ensordecen ante palabras dichas a mis espaldas, y mi respuesta a tales preguntas es un profundo silencio.

Madre soltera busca no ser tomada como lisiada o acabada, que su condición no genere dádivas estatales si no oportunidades iguales, pues más que los $36 mensuales, mayor valor tendrían guarderías donde dejar seguros a sus pequeños mientras sale a trabajar, no solo por un sueldo, por crecimiento profesional y personal. Por mi parte, disfruto de la dicha que significa el apoyo de mi madre, y la profesión que me da de comer. Pero escucho impotente los problemas que amigas y conocidas menos afortunadas enfrentan.

Madre soltera busca amar, ser comprendida, escuchada. No busca que le solucionen los problemas. Busca que le acompañen a resolverlos.

Ser madre soltera es la tarea más difícil a la que el destino me ha enfrentado, sin embargo, es la que mayores satisfacciones me ha dado. Es mi faceta más sublime, la que me enorgullece, la parte de mi vida que, aunque desgastante, estimula mi deseo de ser mejor persona.

(Visited 25 times, 1 visits today)

Facebook comments:

Comments

  1. Vivan las madres solteras, y las que quedaron viudas cuando aún era “buenas” y se dedicaron a sus hijos. … Cómo hijo me pregunto vale la pena que se hayan quedado solas…. Ellas tienen su respuesta..

  2. Es que cuando uno acepta salir con una mujer que tiene una hija o un hijo uno acepta comcompartir su tiempo con los dos. Y cuando uno la quiere a esa persona uno no ve como un impedimento el cuidar a su hija, porq es una extensión de ella, esa pequeña personita es pare de tu pareja, y uno acepta todo el conjunto, no una parte solamente.
    Se te lee y se te quiere mujer linda

  3. Es como si me estuviera escuchando hablar… “no somos dos… somos tres” “no necesito un padre para mi hijo, él ya tiene su padre, y es un buen padre” lo he dicho antes y me alegra no estar sola en el mundo jejeje 😀

  4. No estan solas en el mundo, jamas lo estuvieron.
    Pitonizza, es un placer leer tus palabras en los pocos posts que he leido en tu pagina, pero en este en especial, pienso el 100% como tu.
    El hombre debe amar al hijo tanto como a la madre, como si fuera propio (un niño lo que mas necesita en su crecimiento es sentirse querido)

  5. Me agrada ese concepto y la descicion que tienes, me agradaria invitarte no uno si no muchos cafes, para poder conversar largo y tendido. cuidate mucho

  6. parcieraq ha puesto las palars justas en tu escrito…cuantas no nos sentimos asi….marvilloso articulo…por q bstant somos apoyo a tods lasmdres solteras!!!salu2 y q anden bien….

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *